Compartir
Publicidad

Redada policial contra los flashcarts de Nintendo DS

Redada policial contra los flashcarts de Nintendo DS
Guardar
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En una operación sin precedentes en nuestro país, la Policía Nacional, siguiendo instrucciones de Nintendo Ibérica, ha llevado a cabo una redada a nivel nacional en la que se han incautado un total de 1.150 dispositivos M3 real, procedentes de 15 registros en una conocida cadena de tiendas de informática que comercializaba dicho cartucho, realizados en diversos puntos de la geografía nacional.

La operación es un paso más de la campaña que Nintendo lleva emprendiendo en el último año a nivel mundial. Desde 2008, Nintendo ha apoyado unas 280 operaciones en 16 países, incautando unos 198.000 dispositivos dirigidos a la DS. En nuestro país, hasta el momento se habían enviando burofaxes amenazando con acciones legales a muchas tiendas que venden flashcarts, pero no se había iniciado ninguna operación policial a gran escala hasta el momento.

En cuanto a los cartuchos, destacamos las palabras de Nintendo en el comunicado de prensa emitido por la compañía al respecto:

La realidad, por mucho que algunos interesadamente lo maticen o incluso lo nieguen, es que estos juegos piratas sólo se puede utilizar mediante dispositivos como los incautados (...) además, quienes fabrican, importan o comercializan estos dispositivos no forman parte de la industria ni contribuyen a ella creando nuevos contenidos, muy al contrario se lucran ilegítimamente de la misma sin aportar nada.

No obstante, la operación resulta, cuando menos, polémica. Y es que si bien es cierto que esto flashcarts se emplean en un alto porcentaje para utilizar copias ilegales de los juegos, también lo es que las sentencias judiciales al respecto especifican que, si los dispositivos no están específicamente destinados a desproteger juegos, no pueden considerarse ilegales.

En el caso de los flashcarts, se trata de un sistema de almacenamiento que, aunque puede utilizarse para alojar contenidos ilegales, también se emplea para programas homebrew y otro tipo de contenidos no comerciales, razón de la polémica existente al respecto.

Por otra parte, siguiendo este razonamiento, los mismos argumentos que llevan a retirar estos cartuchos podrían derivar, por ejemplo, en la incautación de los reproductores de sobremesa que leen los formatos mp4 y DivX, ya que también pueden emplearse para reproducir películas pirateadas.

Sin duda, estamos ante un tema complejo, aunque lo peor del asunto es el desconocimiento existente al respecto. Sin ir más lejos, en el periódico La Voz de Galicia, en donde hemos leído la noticia en primer lugar, se encuadra el hecho bajo el titular “Desarticulada en España una red que falsificaba consolas Nintendo”, algo a todas luces erróneo y que induce a equívocos a sus lectores.

Vía | La Voz de Galicia, ElOtroLado, WildGames

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos