Compartir
Publicidad
Publicidad

La industria del videojuego es anticíclica

La industria del videojuego es anticíclica
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A alguno le sorprenderá el título de este post, más apropiado para nuestros compañeros de El Blog Salmon que para nosotros, un blog de videojuegos, pero en cuanto comencéis a leerlo comprenderéis la razón del mismo.

El origen del mismo es una noticia que leía esta mañana en el diario gratuito Metro sobre que El consumo 'low cost' cotiza al alza, en la que se analiza como en tiempos de crisis hay sectores y empresas que, contrariamente a la tendencia general obtienen mayor beneficio.

Pues bien, la de los videojuegos es una de estas industrias, respuesta que contesta a la pregunta que se hacían hace unos meses nuestros compañeros.

Son las llamadas empresas anticíclicas. Empresas cuyos resultados económicos crecen con las crisis económicas ya que ofrecen precios más económicos que la media o posibilidades de ahorro. En definitiva, roban clientes a empresas del mismo sector o propósito con precios más elevados, atrayendo a todos los consumidores que no quieren renunciar a ciertas compras, pero están más preocupados por el precio de lo que lo estaban en el pasado.

En este grupo se engloban empresas como IKEA, que permite un ahorro considerable a la hora de amueblar la casa, o las cadenas de comida rápida, que ganan clientes a los restaurantes de mayor precio. No renunciamos a comer fuera de casa, pero lo hacemos en donde nos sale más barato.

En el caso de los videojuegos, su crecimiento se debe al incremento del ocio doméstico. Cuando los ingresos se reducen, la gente no disminuye su consumo de ocio, pero cambia la forma de disfrutar de este.

Así, en lugar de una salida al cine, a tomar una cerveza en un bar o a salir de juerga una noche; se elige el quedarse en casa viendo la televisión, una película en DVD o bien la opción que nos interesa: jugando con la consola. Es una opción más barata e igualmente divertida, que permite capear las épocas de menores ingresos.

Jugando a la consola

Aunque el precio de los videojuegos es elevado, lo cierto es que sigue siendo muy rentable (en cuanto a las horas de entretenimiento que nos proporciona) si lo comparamos con el precio de una o varias películas en DVD, o de una entrada de cine.

Y es que, sobre todo en el caso de algunos juegos, a veces por alrededor de 60 € obtenemos títulos que nos garantizan decenas o centenares de horas de juego (esto sin contar el modo online) una cifra más que suficiente para cubrir varios fines de semana. Y es que si nos gustan los RPG, por ejemplo, podemos pasarnos meses con un solo disco.

Todo esto se suma a la principal característica asociada a jugar a videojuegos y todo tipo de ocio doméstico, que ya hemos mencionado: el quedarse en casa (o, en su defecto, en casa de un amigo) por lo que se reduce el gasto en transporte, alimentación y demás gastos secundarios derivados de lo que supone una salida de ocio.

Así pues, esta crisis económica se ha convertido, irónicamente, en una época de especial bonanza para la industria del entretenimiento electrónico, sector que de mantenerse la tendencia será el más beneficiado del año 2008, con un incremento de facturación del 20%. según las cifras proporcionadas por Carlos Iglesias, secretario general de aDeSe.

Esto, evidentemente, repercutirá también en el empleo, ya que se prevé la creación de hasta 5.000 puestos de trabajo relacionados con la industria.

Así pues, sigamos comprando y jugando a videojuegos. y cuando nos critiquen por jugar tanto, siempre podemos argumentar que... ¡estamos levantando el país, chicos!

Vía | Metro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos