Compartir
Publicidad

La mayoría de consumidores aún prefiere el disco a las descargas

La mayoría de consumidores aún prefiere el disco a las descargas
170 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El soporte físico para los contenidos multimedia está condenado a morir, un doloroso cambio que está afectando a prácticamente todas las industrias relacionadas de alguna forma con los CDs, los DVDs y los soportes similares. Lo de comprar discos físicos de música se está quedando para los coleccionistas que disfrutamos del vinilio, y en el cine cada vez menos creen que el Blu-ray pueda llegar a suceder en condiciones al DVD.

Naturalmente, los videojuegos no se escapan a este cambio de paradigma, y servicios como Steam o las plataformas de contenidos digitales en consolas demuestran dónde está el futuro, nos guste o no. La comodidad de un servicio rápido, ágil y más económico se impone inevitablemente al sabor romático del bien tangible, y estoy seguro de que la gran mayoría tenéis en vuestra colección al menos un juego descargado, algo que en la generación pasada sonaba poco menos que a blasfemia.

Pero un cambio tan drástico no se produce de la noche a la mañana, pues son muchas las mentalidades que han de cambiar, tanto por la parte del consumidor como de las compañías vendedoras. La última encuesta realizada al respecto revela que el 64% de los usuarios de videojuegos aún prefiere el disco sobre la descarga digital, demostrando así que la mayoría de consumidores de este mercado sigue apostando por el valor del producto físico.

La misma encuesta, realizada por Ipsos MediaCT entre un millar de personas, revela que en el caso de los periódicos es el 63% del público quien aún impone lo tradicional sobre lo digital, mientras que en industrias como el cine o la música el cambio de mentalidad está más avanzado, pues en el primer caso el resultado a favor del soporte físico fue del 51% y en el segundo sólo del 45%.

PSP Go

A pesar de los resultados arrojados por la encuesta, la percepción que transmite el mercado a día de hoy es diferente, pues el fracaso de PSP Go demuestra que el porcentaje de usuarios dispuestos a sobrevivir únicamente a base de contenidos digitales es considerablemente menor del 36 %. Sony hizo un salto mortal sin red de seguridad con esta iteración de su portátil, intentando saltarse unos cuantos años de madurez que esta industria aún ha de experimentar, pero a pesar de ello tened claro que el futuro tiende inevitablemente a modelos como el de PSP Go.

¿Cuánto tardará en producirse de forma verdaderamente efectiva ese cambio? Pues a día de hoy ni siquiera Michael Pachter y su fallona bola mágica pueden responder a esa pregunta, pero tened por seguro que aún tendrán que pasar muchos años para eso. Y es que incluso quienes tenemos aceptado este hecho como inevitable, seguimos prefiriendo tener el juego luciendo en nuestra estantería, y nos emocionamos al encontrar en el armario los viejos cartuchos que cambiaron nuestra infancia.

Algunos gurús asegura que ésta será la última generación en la que disfrutaremos del formato físico, pero eso me parece querer correr demasiado, como ha hecho Sony con PSP Go. El cambio será mucho más gradual, y para ello serán necesarios ciertos pasos imprescindibles, como que las compañías estén dispuestas a ofrecer un ahorro mucho mayor del precio para el formato digital con respecto al físico, sin duda alguna la principal ventaja que este nuevo mundo nos puede ofrecer.

Vía | MCV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos