Compartir
Publicidad

Directx 10: a la vuelta de la esquina

Directx 10: a la vuelta de la esquina
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las mayores revoluciones de la industria del videojuego está por venir. Como vimos hace ya algún tiempo, los procesadores multinucleo son parte de dicha revolución, pero la otra parte, más relacionada con el software que con el hardware, es el nuevo y flamante Directx 10. Llevamos ya unos meses con Windows Vista, y desde Microsoft nos aseguraron que este sistema operativo junto con Directx formarían la combinación perfecta para los jugadores de PC. Podríamos decir, comparando el PC con las consolas… que Directx 10 es la “next-gen” de los juegos de ordenador. Pues bien, Vista es pesado, lento y es capaz de hacer la tarea más sencilla del mundo en un infierno, y Directx 10 sigue sin salir.

Intentaré mostraros, a continuación, todas las novedades que esconde los nuevos Directx 10, y adelanto ya que es una pasada, veremos cómo se traducen dichos avances en los videojuegos y que gran desembolso supone para nuestros bolsillos. Permítanme antes, un pequeño apunte sobre Windows Vista.

Llevo casi un año usando Windows Vista, siempre de forma legal, y me compre la versión Home Premium hace meses. En líneas generales es un sistema operativo muy robusto, muy estable y mucho más seguro que cualquier otro sistema operativo de Microsoft, pero es lento, muy lento. Consume muchísimos recursos, tarda interminables minutos en hacer tareas que Windows XP hacia en segundos y eliminar un simple archivo de Word supone pulsar el botón OK hasta en 5 ocasiones en ventanas de confirmación diferentes. Aun queda mucho que hacer con Windows Vista.

crysis_1

Vayamos ya al grano. Directx 9, apareció en el año 2002 y aunque en su época fue un gran avance, esta API ya ha quedado obsoleta y no es capaz de sacar el potencial de las nuevas tarjetas graficas. Directx es una aglutinación de librerías que se reparten en tres categorías: dispositivos de entrada, audio y vídeo y en esta nueva entrega los cambios principales están en Direct3D. Como los tecnicismos y los números nos aburren, comentare de forma muy sencilla y simple las cosas que será capaz de hacer junto con una buena tarjeta gráfica compatible con la versión 10:

Podremos ver más objetos únicos e independientes de una sola vez. Nada de copiar el mismo modelo y que parezca que hay mucha gente, en esta ocasión Directx será capaz de gestionar los recursos del tal forma que permita crear mundos muchos más realistas. Cientos de personajes únicos, diferentes, cada uno con sus movimientos propios, reacciones… Con la desaparición del Overhead veremos una reducción en el tiempo de ejecución de los juegos. Actualmente Directx 9 y el driver producen el 40% del tiempo de ejecución, DirectX10 reducirá a la mitad esa proporción.

crysis_2

Cálculos de físicas. Ahora también es posible ejecutar ciertos cálculos desde la GPU lo cual libera potencia de la plataforma y permite ejecutar otras tareas no necesariamente relacionadas con los gráficos, como son por ejemplo los cálculos de física o inteligencia artificial. Esto se traduce en objetos que responden como lo harían en el mundo real, cada uno reaccionaria según su peso, material, fuerza… Recordad que Half Life 2 usó en muchas ocasiones la física para superar algunos obstáculos o misiones.

En las GPUs actuales los procesadores de vertex y los de pixeles funcionan de forma independiente, por separado y dependiendo de la escena puede darse el caso de que alguno de ellos dos no esté siendo usado. Con Directx 10 es posible usar esos procesadores también para otras tareas como hemos visto más arriba. Sin embargo, para ser compatible con Directx 10 el hardware deberá pasar a ser completamente reformado. Es decir, ahora el shader estará totalmente unificado y será capaz de hacer de todo, no habrá X shader para una tarea y Z shader para hacer otra, el mismo hará de todo.

crysis_3

Sombras. Una buena sombra es vital en un juego y otorga un enrome realismo a todo el conjunto. Hasta ahora, las sombras eran ejecutadas por la CPU y con Directx 10 se generarán desde la GPU aprovechando la capacidad d realizar cálculos paralelos de gran potencia.

Motion blur. Llamamos Motion Blur al aspecto borroso o “movido” de una imagen cuando se mueve. Anteriormente se realizaba después de generar la imagen en pantalla, pero ahora es posible realizarlo en tiempo real y sobre un solo objeto o parte del mismo, haciendo que sea mucho más real.

Esto es, contado de forma muy resumida y simple un pequeñísimo avance del nuevo Directx 10. Como podéis ver, no se tratan de simples cambios, no se trata de un aumento de potencia bruta, sino de cambios estructurales, cambios importantes que hacen de Directx 10, sin duda, la versión más importante y prometedora. Se trata en definitiva de liberar a la CPU de todo trabajo posible y que se encargue de todo la GPU. Todo lo que se no pudo hacer en muchos años por fin llega a nuestros ordenadores. Eso sí, no será barato ni tampoco inmediato.

Para poder disfrutar de la nueva API de Microsoft tendremos que tener, sí o sí, el nuevo Windows Vista, una tarjeta compatible con Directx 10 que tampoco son baratas precisamente y por supuesto un ordenador medianamente moderno y potente capaz de ejecutar el exigente Vista. ¿Para cuándo juegos y tarjetas gráficas compatibles? Ya están empezando a salir las primeras tarjetas de la mano de ATI-AMD y Nvidia y a los juegos aun les queda un poquito pero sin duda, el juego que lleva Directx 10 por bandera es Crysis, que sin miedo a equivocarnos tendrá los mejores gráficos vistos hasta ahora en un PC o consola.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos