Compartir
Publicidad

Guild Wars (Primera Parte)

Guild Wars (Primera Parte)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el pasado jueves podemos encontrar en las tiendas especializadas un nuevo título de rol online, que introduce elementos estratégicos en la ya habitual dinámica de subir de nivel. A lo largo de tres artículos iremos descubriendo lo que ofrece este gran título, que lleva por nombre Guild Wars.

Hace ya algunos meses que pudimos disfrutar de la beta de este juego, y ya en su día mostraba maneras. A pesar de la evolución y la llegada de nuevos títulos al género, Guild Wars aún conserva la calidad que observamos en su momento, y tras haber completado la historia principal, y haber participado en largos torneos contra otros jugadores, vamos a intentar mostraros lo mejor y lo peor del juego.

Los precedentes del juego son escalofriantes: Guild Wars ha sido desarrollado por Arena.Net, una compañía formada tras la salida de Blizzard de algunos de sus principales diseñadores, y que está compuesta por gran parte de los responsables de sagas como Warcraft, Starcraft o Diablo. Y ésta es una influencia que queda patente en todo el juego. Historia

Nada más comenzar el juego, nos encontramos en la ciudad de Ascalon, situada en el universo de Tyria. Todo parece estar en orden, y la vida se desarrolla con normalidad, pero tras pasar por la Academia Nolani serás testigo de la invasión llevada a cabo por unas desagradables criaturas, los Charr.

El antiguo esplendor de Ascalon deja paso a una ciudad en ruinas, cuyos restos te verás obligado a defender. Comienza así, junto al príncipe Rurik, una cruzada en busca de la paz para tu pueblo que te llevará a través de todo Tyria, visitando regiones muy diversas: inmensas y profundas selvas, riscos nevados, áridos desiertos, bosques apacibles junto a playas gobernadas por el Sol, e incluso islas volcánicas. Incluso podrás adentrarte en El Abismo, donde lucharás con más de tu raza por la soberanía de la Sala de los Héroes.

La trama central, en general bastante interesante, te permitirá alcanzar el nivel máximo del juego (20) en un tiempo reducido por medio de misiones en las que, arropado por fieles aliados, te adentrarás en un mundo de traiciones, ideas enfrentadas, y conflictos de todo tipo. Sin embargo, la gran variedad de arenas PVP (jugador contra jugador) y zonas explorables (en donde completar las muchas misiones secundarias existentes) que irás descubriendo conforme avances en la historia alargan increíblemente la vida del juego.

Personajes

En total existen 6 clases: podrás ser guerrero, guardabosques, nigromante, elementalista, hipnotizador o monje. Podrás elegir una clase principal (determinada al crear tu personaje) y una secundaria (que elegirás una vez familiarizado con el juego) para cada uno de tus personajes, del máximo de 4 por cuenta establecido para no saturar el servidor de juego. Cada clase dispone de un atributo primario, que sólo tendrás a tu disposición si la eliges como clase principal, y varios atributos secundarios. Esto quiere decir que, por ejemplo, los hechizos de curación de un guerrero/monje no serán igual de poderosos que los de un monje/nigromante. Y es aquí donde entra uno de los elementos más interesantes del juego, que viene marcado por la gran influencia de estos atributos en el modo en que deberás jugar. Otro ejemplo: un elementalista podrá especializarse en fuego para aumentar el daño de sus conjuros y poder eliminar grandes grupos de enemigos rápidamente, pero también podrá centrarse en el agua para congelar a sus enemigos y aumentar su armadura, a costa de hacer menos daño. El asistente para la creación de personajes nos permitirá personalizar aspectos de nuestro héroe tales como su tamaño, la forma y el color de su pelo o la expresividad de su cara, si bien deberá ceñirse al estereotipo que determine su clase principal. Podremos crear un personaje de nivel 1 con el que descubrir todas las regiones de Tyria mientras ‘crecemos’ hasta el nivel 20, o directamente crear un personaje de nivel 20 siguiendo unos patrones ya marcados con el que participar en los torneos contra otros jugadores.

El número de habilidades (o skills) disponibles a lo largo del juego para cada clase es abrumador, y es que en total encontraremos varios cientos de ellas, cada una con su propia animación y características.

Estas habilidades estarán vinculadas a uno de los atributos arriba mencionados, por lo que el nivel del atributo determinará el poder de la skill. Durante el desarrollo de la historia irás teniendo acceso a nuevas habilidades, bien comprándoselas a un entrenador, bien consiguiéndolas mediante alguna quest.

Por su parte, como es habitual en este tipo de juegos, muchos de los monstruos con los que acabemos nos dejarán una recompensa en forma de monedas de oro u objetos. Encontraremos de este modo armas que podremos utilizar, y también desperdicios que podremos reciclar para obtener materiales. Con estos materiales podremos obtener armaduras de los artesanos de cada ciudad, y éste es una de los puntos más flojos del juego. Tu armadura viene determinada por tu clase principal, pero tan sólo tendrás 5 tipos de armadura disponibles para cada clase. Para compensar esto, encontraremos en nuestras aventuras botes de tinte con los que teñir nuestra ropa de un determinado color, pero con este sistema el grado de personalización es bastante pequeño y es bastante habitual encontrarse ‘clones’ en cualquier puesto avanzado, especialmente en las primeras regiones.

Continuará...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos