Publicidad

La triste historia del cangrejo solitario de las Catacumbas de Dark Souls III

La triste historia del cangrejo solitario de las Catacumbas de Dark Souls III
4 comentarios

Publicidad

'Dark Souls III' no lleva ni un mes entre nosotros, por lo que no es de extrañar que aún queden muchos misterios por resolver. Uno de los más raros acaba de ser resuelto, aparentemente (porque quizás haya otra manera de resolverlo...).

El caso es que un usuario se ha preguntado qué demonios pintaba un cangrejo en las Catacumbas. Es un cangrejo de poco tamaño que, como sabéis (y si no, ya os lo contamos), no sale al principio cuando pasamos por la zona de la segunda bola de huesos, sino que aparece al dar un rodeo (en principio, cuando se descubre el muro invisible y/o la segunda bola se hace añicos).

Están surgiendo teorías sobre ese enemigo, y de hecho un usuario ha intentado una posible ruta de escolta hacia la parte inferior de las Catacumbas, donde se encuentran varios cangrejos gigantes. Era el camino más lógico, ¿verdad?

Sin embargo el resultado no es el deseado. Quizás haya que llevarlo a otro sitio, como Irithyll del Valle Boreal y llegar hasta la hoguera de Irithyll central, para ver qué pasa al atravesar el escudo mágico... Seguro que pronto lo descubrimos.

Vía | Destructoid
En VidaExtra | Trucos y consejos para sobrevivir en Dark Souls III

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir