Compartir
Publicidad

'Double Fine Happy Action Theater'. Análisis

'Double Fine Happy Action Theater'. Análisis
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre hay más de una forma de ver las cosas, lo difícil es escoger el prisma adecuado en cada momento antes de enfrentarte a ellas. Con el caso de ‘Double Fine Happy Action Theater’ ocurre eso exactamente. No estamos ante un videojuego tal y como lo conocemos, sino ante algo distinto. Algo que puede hacernos gracia o sacar a relucir nuestra más comprensible indiferencia.

De hecho es algo que el propio Tim Schafer ya se encargó de asegurar antes de que el título de Kinect llegase a Xbox Live Arcade, ‘Double Fine Happy Action Theater’ no es un videojuego, y cualquiera que se acerque a él con esa idea acabará profundamente decepcionado. ¿Qué demonios ha inventado este hombre entonces? Muy fácil, una herramienta con la que jugar.

happy action theater analisis 01

Double Fine Happy Action Theater, un juego que no es tal cosa

De la misma forma que un niño acaba interesándose más por la caja de su juguete que por el juguete en sí, ‘Double Fine Happy Action Theater’ se limita a mostrar una serie de cartones con los que pasar el rato, esta vez frente al televisor.

Que quede claro con eso que no estamos ante un juego para todos, aquí la mejor idea es rodearse de niños y ver cómo disfrutan con cada una de las situaciones que se muestran en pantalla. También podemos juntarnos con varios amigos y conseguir llevar nuestro cerebro hasta ese punto en el que la pérdida de timidez y las ganas de continuar la fiesta hasta el fin de los días se den de la mano. No entraré a valorar la mejor forma de conseguir esa meta por razones obvias.

Preparados para la acción el teatro abre el telón y nos va mostrando diversas situaciones en las que la interacción de nuestro cuerpo es clave, pero con el único fin de pasar un rato agradable. Recordad que estamos ante un juego distinto y aquí las puntuaciones se limitan a tres pruebas, todo lo demás consistirá en pararnos ante Kinect y ver qué ocurre.

happy action theater analisis 02

¿Cómo se juega?

Lo que encontraremos puede ser una nevada increíble en la que, si nos quedamos quietos, acabaremos congelados. O una plaza llena de palomas que se posarán sobre nuestro cuerpo si no hacemos los aspavientos necesarios para espantarlas. O una ciudad llena de rascacielos que deberemos destruir con nuestro cuerpo emulando a Godzilla…
Así hasta 18 situaciones distintas que podremos empezar y acabar cuando nos de la real gana, sin menús de por medio y mucho menos sin tutoriales. Simplemente tú, Kinect y lo que pueda dar de sí la energía de los que te acompañen.

Huye de él si lo tuyo es sentarte solo frente a la pantalla mando en mano, pero si tienes críos pequeños correteando por casa y haciendo castillos con sábanas y cojines, puede convertirse en una de las mejores compras de tu vida. Ante la duda échale un vistazo al tráiler que hay a continuación, lo que se muestra es lo que hay, ni más ni menos. Puedes pasártelo realmente bien con ‘Double Fine Happy Action Theater’, pero deberás tener en cuenta las directrices previamente mencionadas.

Double Fine Happy Action Theater | Xbox 360

Double Fine Happy Action Theater
  • Plataformas: Xbox 360
  • Desarrollador: Double Fine
  • Distribuidor: Microsoft Studios
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 800 Microsoft Points

Double Fine vuelve a trabajar con Kinect, tras su aventura con los personajes del Barrio Sésamo, sin perder de vista que el público para este tipo de juegos son los más pequeños de la casa. Si entras en ese grupo, disfrutarás.

Vídeo | Youtube

En VidaExtra | Tráiler de ‘Happy Action Theater’. Cuando Double Fine decide reventar Kinect

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio