Síguenos

Starfox 64 3D

Starfox 64‘ no era precisamente un juego perfecto, pero eso no es imprescindible para ser uno que engancha y que se convierte en clásico. Pretender que todos los juegos grandes no tienen defectos es como creerte que las modelos que te gustan son así, como en las fotos: lo mejor es asumir que habrá cosas menos buenas que, posiblemente, hasta las hagan más especiales.

En los meses previos a su salida, nos contaron primero que ‘Starfox 64 3D’ llegaba para resolver aquellos defectos originales, y no sabíamos si era mejor que fuera así: cuando Nintendo anunció que en ‘Ocarina of Time 3D‘ íbamos a ver los bugs de la primera versión, parece que en la compañía tenían claro que no se hace esto para mejorar juegos, sino para traerlos de nuevo a la vida tal cual eran, porque ya eran buenos (y por dinero). Aunque a veces se corra el peligro de caer en lo que Gus Van Sant hizo con su remake de ‘Psicosis’, claro.

Pero luego nos dijeron que sí, que se lo habían tomado en serio, que habían decidido tocar también la experiencia de juego y no mintieron, ‘Starfox 64 3D’ lo hace: mejora algunas de las zonas débiles de ‘Starfox 64’. Sin embargo, los desarrolladores parecen haber puesto más esfuerzo en lavarse la cara que en aplicar algo de lo que ya conocíamos a las funcionalidades de una 3DS a la que Nintendo dio potencia extra y, sin embargo, quienes crean los juegos no la usan del todo. Y no, no hablo sólo de gráficos.

‘Starfox 64 3D’ y el gancho del original

Vídeo | Youtube

Cuando nos enganchamos a ‘Starfox 64’ (algunos de nosotros sin tener la consola que debía promocionar, sino en casa de otros), nos dieron igual muchas cosas: lo tosco de sus polígonos, lo lineal de su diseño, lo limitado de su planteamiento… Funcionaba por el vértigo, por la velocidad, por ser un arcade aéreo en el que no necesitabas nada más que sentarte y perder la noción del tiempo.

Era la misma sensación que el ‘Afterburner’ de las recreativas: la de saber que el juego no daba para más, pero que tampoco tenía sentido pedirle algo extra. De hecho, el error de otros ‘Starfox’ ha sido precisamente el de buscar nuevas experiencias: esto es un juego de aviones, esto va de “Do a barrell roll!” y punto.

Fox McCloud tenía el carisma necesario y Slippy, Falco o Peppy no molestaban más de lo necesario, por lo que, precisamente, aún les veíamos con más cariño. Y cada misión del juego era corta, por lo que no había tiempo de plantearte si la campaña también era repetitiva. Los diferentes caminos disimulaban y siguen haciéndolo ahora, que en efecto lo era; en poco más de una hora puedes pasarte el juego.

‘Starfox 64 3D’ ha conseguido mantener todo esto, generalmente desde el mimetismo absoluto: Nintendo ha optado por no cambiar casi nada del desarrollo y el jugador veterano lo agradece. El nuevo, también, porque lo que funcionó una vez debería serguir funcionado con el paso del tiempo, salvo que fueran simples trucos baratos.

Adaptarse o ¿morir?: aquel lejano ‘Lylat Wars’ recreado para 3DS

Vídeo | Youtube

Finalmente, ha sido el motor gráfico lo que más ha tocado Nintendo para su no-nuevo-pero-tampoco-viejo ‘Starfox’. Lo que un día fueron polígonos a lo bruto, lejos de la potencia que se le podía extraer a Nintendo 64, aquí se presentan en una versión mucho más refinada, más del gusto de esa nueva mayoría de aficionados que tienen problemas para perdonar los defectos de un juego.

En España, además, nos llega el juego por primera vez doblado y a algunos nos mata: no es que el equipo lo haga mal, pero desubica al que viene de la primera versión, matando parte de la experiencia y considerándola un añadido que hoy no aporta nada y que debió de hacerse entonces o no hacerse ahora. Como cuando veíamos al Norman Bates de esta década que se tocaba la entrepierna, por ligarlo de nuevo a ‘Psicosis’.

Ambas características tienen el mismo efecto que el de ver en color una película pensada en blanco y negro: sólo aporta sensación de haberle metido una innecesaria mano moderna a lo que ya funcionó en su día.

En vez de eso, se podría haber mejorado aquello donde la 3DS mejor habría servido como soporte (y no, no hablo del notable 3D, que en ‘Starfox 64 3D’ funciona tan bien como en ‘Pilotwings Resort’ ni del más anecdótico uso del giroscopio): las capacidades multijugador. Que en las portátiles no haya nadie que se atreva a apostar por un buen online no deja de sorprender, sobre todo viendo lo bien que funciona en las consolas de sobremesa. El de ‘Starfox 64 3D’ es muy pobre por ser sólo en modo local.

Curioso que sea eso, la incapacidad para hacer bien lo que no es del ‘Starfox 64’ original, lo que más sensación de quiero y no puedo deja a un remake. En lo funcional, ‘Starfox 64 3D’ engancha tanto como el original, pero habría que haberle pedido mucho más. Si se han tocado desde cero otras cosas, ¿por qué no atreverse con todo?

Starfox 64 3D | 3DS

Starfox 64 3D
  • Plataforma: 3DS
  • Desarrollador: Nintendo
  • Lanzamiento: ya disponible
  • Precio: 40,95 euros

Un clásico de Nintendo, remozado para la ocasión, pero que no logra todo el impulso esperado por desaprovechar algunas capacidades de la 3DS.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios