Sigue a Vidaextra

AC3 Liberation

Mi PS Vita lleva ya mucho tiempo pidiéndome un juego a la altura de las circunstancias. A la altura de las promesas, de lo que la consola es capaz de hacer, de lo que debería tener en catálogo. Quizá este ‘Assassin’s Creed III Liberation’ sea lo que llevo buscando tanto tiempo. Bienvenidos a su análisis.

Una promesa tantas veces hecha

AC3 liberation

Desde que PS Vita llegó al parqué de consolas hace ya casi un año siempre hemos escuchado una promesa, la eterna promesa. El entretenimiento al nivel de una consola de sobremesa pero en la palma de tu mano. Esa era la idea de PSP y en Sony tardaron años en lograrlo.

En PS Vita parece que vivimos una situación parecida o incluso peor. Casi nadie excepto Sony ha sido capaz de lanzar videojuegos con el nivel de acabado que se espera de una consola portátil tan potente. Desde ‘Uncharted: El Abismo de Oro’ ningún otro juego nos había hecho alucinar con su aspecto visual y convencernos de las posibilidades de la consola.

Los third parties parecen respaldar con reservas a la consola y aberraciones como ese ‘Call of Duty Black Ops II Declassified’ o intentos que se quedan a medias como ‘Need for Speed: Most Wanted’ no parecen augurar nada bueno. Por eso la perspectiva de un nuevo ‘Assassin’s Creed’ y la promesa de ser muy parecido a un título de sobremesa era como para tomarla con cautela.

Pero por suerte las expectativas se han cumplido y aunque no sea un juego perfecto sí es un gran exponente de lo que deben ser los buenos juegos para esta portátil. Una experiencia completamente ‘Assassin’s Creed’, con todos sus ingredientes y con un apartado gráfico sensacional.

‘Assassin’s Creed III Liberation’ con una Rihanna buena de protagonista

AC3 Liberation

El juego nos pone en la piel de Aveline de Grandpré, la hija de un noble francés y una esclava a la que se le concedió la libertad y que poco después desapareció. Desde niña Aveline ha vivido junto a su protector padre y ha pertenecido a la alta sociedad de la Nueva Orleans de mediados del siglo XVIII.

Esta historia, por primera vez en la franquicia, no está relacionada directamente con Desmond y sus antepasados. Dicho de otro modo, el juego se articula como si nosotros estuviésemos viendo la vida de Aveline a través de un Animus. Una versión recortada según los fines templarios para que simpaticemos con su causa. Un punto de partida muy interesante y que hasta ahora no se había explorado en la franquicia.

Pero volvamos a Aveline, la protagonista del juego. Su fisonomía está totalmente basada en la Rihanna de principios de su carrera musical. Cuando todavía daba una imagen de niña buena y no acostumbraba a salir en portadas demostrando la parte salvaje de ser una estrella del pop. Y es que Aveline, pese a ser una asesina despiadada cuando la situación lo requiere, se nos presenta desde el inicio como un alma cándida e idealista que lucha por proteger a los desfavorecidos.

AC3 Liberation

Si Connor lucha por salvar a su pueblo indio de no se sabe muy bien qué ya que enseguida la trama va por otros derroteros y se centra en la guerra de independencia, Aveline lucha por acabar con la esclavitud y los oscuros objetivos de los españoles. Tan malos todos ellos que visten de negro por completo.

Pero Aveline tiene sentimientos y se cuestiona continuamente si sus acciones están bien o si existiría otro modo de afrontar la situación en lugar de hacerle caso constantemente a su maestro, un antiguo asesino llamado Agate. El caso es que aunque la narración del juego es algo confusa y va dando saltos temporales como quien se levanta y se suena la nariz, el paquete global funciona y la historia engancha lo suficiente como para seguir jugando.

La Nueva Orleans perfecta para un ‘Assassin’s Creed’

AC3 Liberation

Una de mis críticas hacia ‘Assassin’s Creed III’ se basaba en la elección de la época y las ciudades a las que se había llevado la aventura. Se había perdido epicidad, altura, sentido para desarrollar el parkour… en resumen, no tenía sentido alguno un escenario así en una franquicia como esta.

En ‘Assassin’s Creed III Liberation’ curiosamente sí han sabido respetar la esencia de la saga y adaptarla a una Nueva Orleans atractiva y misteriosa. Claro que también el entorno ayuda. Nueva Orleans es una ciudad llena de leyendas, con pantanos, ritos vudú, pasajes estrechos, edificios muy cercanos los unos a los otros… en resumen, tiene mucho más de Roma y Constantinopla que de Boston o Nueva York.

ac3

Aveline puede llegar a todos lados correteando por tejados, escalando fachadas, realizando saltos mortales y en resumen dejándonos vivir una experiencia completa ‘Assassin’s Creed’. Curioso que Ubisoft Sofia haya sabido respetar plenamente la esencia de la franquicia y en Ubisoft Montreal la hayan perdido parcialmente.

AC3 Liberation

Si en la aventura de Connor tenemos el bosque, en la de Aveline tenemos el pantano. Una gran extensión de naturaleza por la que nos moveremos de árbol en árbol y de rama en rama. Si en ‘Assassin’s Creed III’ me llegó a agobiar la extensión del bosque y lo pesado que era ir de un lado para otro en ‘Assassin’s Creed III Liberation’ la sensación es diferente, mejor. El pantano es mucho más pequeño pero cumple y no aburre circular por él.

AC3 Liberation

Por cierto, la ciudad y el pantano los visitaremos en diversos momentos del día. A veces a plena luz del sol, otras al atardecer, al anochecer e incluso en medio de una tormenta bestial. En todos los niveles el juego mantiene el tipo y presenta uno de los apartados gráficos más completos del catálogo de la portátil. PS Vita brilla con luz propia pese a algunos tirones de fotogramas en momentos puntuales. Nada grave.

Dama, esclava o asesina

Una de las novedades más destacadas del juego es la posibilidad de cambiar en cualquier momento de apariencia. Debido incluso a la propia naturaleza de Aveline que se debate entre su origen de esclava, de asesina o de dama cortesana. Sin duda la joven es las tres cosas a la vez y el juego nos permite vivirlo.

A lo largo del mapa encontraremos diversos vestuarios en los que podremos cambiar de apariencia. Cada una de las tres, dama, esclava y asesina, tiene sus pros y sus contras e incluso encontraremos misiones en las que nos pidan ir con un atuendo determinado.

AC3

AC3

AC3

La dama, por ejemplo, no puede saltar y su fiereza en combate es menor pero en cambio sí es capaz de flirtear con hombres y convencerlos para que luchen por ella. La esclava es ágil pero débil aunque servirá para infiltrarnos en plantaciones de esclavos y salir airosos de determinadas situaciones. La asesina es ágil y letal pero enseguida llama la atención de los guardias. Utilizar las tres personalidades de Aveline será clave para disfrutar de lo que el juego puede ofrecernos y aunque limitada, la opción intenta darle aire fresco a la propuesta jugable.

Conclusión

Puede que no sea el juego perfecto y que en algún momento encontremos algún bug puntual (ni por asomo tantos como en ‘Assassin’s Creed III’), puede que al ser una aventura separada de la trama de la saga de sobremesa no os llame la atención, puede incluso que no lleguéis a simpatizar con Aveline… pero el juego hace suficientes méritos como para ocupar un lugar resaltado en el catálogo de PS Vita.

De hecho creo que es uno de los juegos imprescindibles ahora mismo en la consola. Ubisoft ha hecho los deberes y ha cumplido lo prometido. Sí, tiene los mismos puntos débiles que los ‘Assassin’s Creed’ pero caramba, eso precisamente fue lo que nos prometieron. Una experiencia al nivel de las de sobremesa, y es lo que han hecho.

Vídeo | Youtube

Assassin’s Creed III: Liberation | PS Vita

Assassin's Creed III: Liberation
  • Plataformas: PS Vita
  • Desarrollador: Ubisoft
  • Distribuidor: Ubisoft
  • Lanzamiento: Ya disponible (31 octubre)
  • Precio: 46,95 euros

Assassin’s Creed III: Liberation es una experiencia completamente ‘Assassin’s Creed’ pero adaptada a las posibilidades de PS Vita. Nos pondremos a los mandos de Aveline de Grandpré, una asesina que intenta liberar a los esclavos en la Nueva Orleans del siglo XVIII.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios