'Crysis 3' para Xbox 360: análisis

Sigue a

Crysis 3

¿Os gusta leer? A mí sí. Mucho. Empecé a devorar libros por mi cuenta tras acabarme ‘Misery’, de Stephen King. Debía tener unos 14 o 15 años. Hasta ese momento había ido leyendo básicamente lo que me mandaban en el colegio que leyera. Hablo de novelas, porque las revistas de videojuegos, por ejemplo, formaban parte de mi colección de lecturas desde el que el MSX que todavía conservo entró por la puerta de mi casa. ¿Y qué tendrá todo esto que ver con ‘Crysis 3’?

Hay épocas en las que no puedo ponerme a diario con esa historia que tan enganchado me tiene, como supongo que os pasará a todos en mayor o menor medida —qué rabia da—, pero tarde o temprano le pongo remedio. Cuando alguien me pregunta por mi género preferido suelo decir que, mientras sus páginas escondan una buena historia, me importa muy poco si se trata de una novela histórica o de un relato de ciencia ficción. Lo importante es que me entretenga, que me atrape, sea por la razón que sea. Que me coja por los huevos y consiga que me importe lo que pase con sus personajes. Que me obligue a tener esa sensación contradictoria de querer llegar al final de la historia para conocer su maldito desenlace, pero a la vez de no querer que se acabe.

Con ‘Crysis 3’ pasa todo lo contrario. ‘Crysis 3’ no es una novela, diréis, pero creo que estaréis de acuerdo conmigo en que un juego, por encima de todo, debe ser entretenido. No importa si es un título de coches, uno pensado para jugar en familia, un RPG de corte fantástico, o un FPS: un buen juego es aquel que te entretiene. Si además está bien amueblado en cuanto a historia, gráficos, sonido y demás, pues eso que ganamos, pero por encima de todo un videojuego tiene que hacérmelo pasar bien. ‘Crysis 3’ no lo ha conseguido.

La potencia gráfica vino para estropearlo todo

Esta tercera entrega de la saga llega en un momento un tanto especial. La actual generación de consolas lleva un buen puñado de años a su espalda. Tantos que la siguiente está a punto de aterrizar. A estas alturas la potencia de las consolas ha sido bien exprimida. No sé si al máximo, pero nadie puede dudar de que se ha alcanzado un nivel muy alto. A lo largo de todo este tiempo se han ido asentando algunas bases, pero también algunos vicios. Vicios como el de intentar alcanzar un realismo gráfico lo más salvaje posible por parte de algunas compañías. Y Crytek es la líder del pelotón de cabeza.

Crysis 3

La semana pasada decía nuestro lector Kafka en un comentario que ‘Crysis 3’, básicamente, consiste en “tiros, tiros, arco y más tiros”. Y no iba desencaminado en absoluto. Es cierto que el juego sigue contando con extensos mapas que ofrecen al jugador la posibilidad de avanzar como guste, pegando tiros a lo loco u optando por el sigilo y la invisibilidad que ofrece el nanotraje, pero por una serie de circunstancias me he visto empujado casi en todo momento a ir en plan salvaje.

Y aquí tengo que comentar un par de cosas que me han parecido muy graves en un juego de estas características y más concretamente en un ‘Crysis’. La primera de ellas es que, dado que el juego nos indica en todo momento hacia dónde debemos dirigirnos y la distancia que queda hasta nuestro objetivo, hay zonas de una gran extensión repletas de enemigos que podemos cruzar sin disparar ni una sola vez y sin despeinarnos. No hablo de avanzar con sigilo, sino de correr más de un kilómetro a descubierto —con el blindaje del nanotraje activado, eso sí— sin necesidad de usar ninguna de nuestras armas. Lo peor de todo es que esto podemos hacerlo en casi cualquier mapa exterior.

Pero ojo, los mapas interiores son otro problema: sólo hay pasillos sosos, estancias medio vacías, escaleras que parecen no acabar nunca… Es como si las misiones que transcurren en escenarios a cielo descubierto, los cuales tienen un aspecto y un acabado realmente imponente, pertenecieran a un juego distinto. ¿Cómo es posible que el nivel gráfico baje tantísimo cuando estamos dentro de algún edificio? No es una cuestión de que al haber menos elementos baje la espectacularidad, eso es lógico, hablo de bajón gráfico. Es como si Crytek hubiera sudado sangre para crear los escenarios exteriores y se hubiera olvidado del resto.

La historia tampoco convence

El tema de la originalidad lo dejaremos de lado, porque esto no es más que la tercera entrega de una saga que viene explicarnos la mil veces contada trama de alienígenas contra humanos. El problema es que la historia está relatada con prisas y no llega a ponerse verdaderamente interesante nunca. Creo que pocas veces me han importado menos los diálogos o lo que le pueda pasar a los personajes. Si hubieran muerto todos me hubiese dado exactamente lo mismo. Y hablando de diálogos… son sencillamente vergonzosos.

‘Crysis 3’ es monótono. Si todas las misiones consisten en ir del punto A al punto B aniquilando enemigos, que al menos esos paseos tengan alicientes. Y vuelvo a lo de antes: la mayoría de misiones se pueden hacer corriendo y sin preocuparnos demasiado por los enemigos. Sólo hay un par de momentos en los que la rutina se rompe un poco gracias a un par de vehículos, pero nada más. Avanzar, disparar y escuchar los sonrojantes diálogos.

Algo bueno tendrá ‘Crysis 3’, ¿no?

La semana pasada os trajimos una ronda de análisis de ‘Crysis 3’ publicados en otros medios, tanto nacionales como internacionales, y lo que me llamó la atención fue que, en general, el juego parecía no haber entusiasmado, pero se había acabado llevando notas de sietes y ochos. A mí me importa muy poco que algunos consideren que un siete en videojuegos es una nota baja. Yo creo que un siete o un ocho sobre diez es una nota muy buena. Y ‘Crysis 3’, por mucho renombre que tenga la saga, no es un juego a la altura. Aquí no ponemos notas, pero esto no es un juego de sietes ni de ochos.

Crysis 3

‘Crysis 3’ me ha durado alrededor de cinco horas, pero recuerdo haberme entretenido más de la cuenta en un par de localizaciones, con lo cual creo que puede finalizarse incluso en algo menos. En cualquier caso resulta una campaña muy corta si la comparamos con la de ‘Crysis 2’, por ejemplo, una entrega muy superior a esta en todos los sentidos.

No todo es negativo en ‘Crysis 3’, aunque haya querido centrarme en ello para dejar patente que un juego así en pleno 2013 no cuadra (o sí. Depende de cómo se mire resulta que cuadra perfectamente y saca a relucir los males de esta industria). Como he comentado antes los escenarios abiertos son una verdadera gozada a nivel visual y ofrecen la posibilidad de llevar a cabo las misiones siguiendo distintas rutas y estilos de juego, aunque en realidad los alicientes para ir avanzando con sigilo y prudencia sean muy pocos. Mola también la inclusión del arco como arma, algo que parece estar poniéndose de moda (aparece ya en ‘Assassin’s Creed III’ y Lara Croft también lleva uno en el nuevo ‘Tomb Raider’). En este caso nos permite disparar sin perder la invisibilidad, cosa que no sucede con las armas de fuego.

La parte final, la última hora, aproximadamente, es quizás la más frenética y la que menos opciones a nivel táctico ofrece, por lo que se hace más necesario meterse de lleno en los combates que en el resto de la campaña. El enfrentamiento final, por contra, es de lo más soso y aburrido que he visto.

’Crysis 3’. Conclusiones

Es una verdadera lástima que ‘Crysis 3’, en conjunto, no destaque sobre el resto de FPS del mercado. O que ni siquiera sea el mejor de la saga. Crytek ha optado por meter mucha potencia gráfica y se ha olvidado de lo verdaderamente importante: que el juego entretenga y que su historia, aunque poco original, esté bien narrada y resulte interesante. Volvemos a los libros: ¿de qué me sirve una novela con una cubierta espectacular si luego la historia no me atrapa? Y acabo de recordar mi gran error al comprar el primer libro de ‘Mass Effect’. Tras pasarme las tres entregas seguidas me quedé con ganas de más y me pillé la primera novela. Pues bien, si no recuerdo mal tuve que abandonarla a las 15 o 20 páginas de lo malísima que era. Un horror, de verdad.

Retomando el tema de la potencia gráfica, parece ser que en este caso hay muchísima diferencia entre la versión para PC y las de consolas. En la de Xbox 360, que es la que he analizado, hay muchas zonas que, como os comentaba antes, son verdaderamente vergonzosas por pobres, vacías y sosas. Seguramente en PC lucirá todo a las mil maravillas, pero el juego seguirá siendo el que es.

El multijugador ayuda a aumentar la vida del juego, pero que nadie espera ninguna revolución. Está el nuevo modo Hunter para 16 jugadores en el que inicialmente hay dos cazadores que irán convirtiendo al resto de soldados Cell a medida que los vayan aniquilando, poco más. El resto de modos son los habituales deathmatch, etc. Lo justo.

Ficha técnica

  • Plataformas: PC, PS3, Xbox 360 (versión analizada)
  • Desarrollador: Crytek
  • Distribuidor: EA
  • Lanzamiento: ya disponible (21 de febrero de 2013)
  • Precio: 69,95 euros en consolas / 49,95 euros en PC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios