Sigue a Vidaextra

Tekken Revolution

El pasado 9 de junio Namco Bandai sorprendía a propios y a extraños al anunciar un nuevo ‘Tekken’ bautizado como ‘Tekken Revolution’, la entrada de lleno de su mayor saga de lucha dentro del género free-to-play si obviamos el experimento de “juego de cartas con lucha” de hace unos meses.

Lo de recibir títulos gratuitos pero con micropagos es bastante habitual a estas alturas, pero hay sagas que no habían dado el paso. Nuestra duda era saber cuánto le afectaría esta naturaleza a la saga ‘Tekken’, y como veréis en nuestro análisis, el resultado es bastante pobre y limitado.

¿Tekken Revolution? De revolución nada

Tekken Revolution

Para alguien que ha mamado la saga del Torneo del Puño de Hierro desde sus inicios no duele ver cómo se ha convertido en un free-to-play. No duele, básicamente, porque no quita que vayamos a seguir viendo otras iteraciones en formato físico completas, al estilo ‘Tekken Tag Tournament 2’. Duele más bien por el simplismo de esta edición, pensada más bien para los seguidores más acérrimos a los que les guste lo online, tanto por lo poco amigable que es con el usuario, en el sentido de que no tenemos un modo entrenamiento para practicar combos, sacarle partido a los juggles y demás, como por no disponer del clásico versus en modo local. Dos pilares básicos no están.

‘Tekken Revolution’ va al grano. Aquí lo importante es el modo online, tanto para disputar partidas de jugador no clasificatorias, como partidas online clasificatorias. En ambos modos seleccionaremos un luchador de entre los pocos que hay disponibles, y estaremos con él hasta que volvamos al menú principal. Nada de medias tintas. Iremos con él a muerte, porque se presupone que es con el que nos interesa repetir más combates. En las partidas de jugador podremos crear salas de varios jugadores y podremos hablar con ellos mediante el headset, o bien chatear de un modo bastante práctico. Pero aquí no escalaremos puestos en la clasificación mundial. Cosa que sí sucederá en las partidas online. Y este modo sí que será directo. Nada más seleccionar luchador, previa configuración de parámetros básicos como máximo rango de diferencia del rival respecto a nosotros o su calidad de conexión, empezaremos a luchar contra la IA mientras el juego va buscando la partida. Al menos estaremos entretenidos mientras. Y ya en los duelos online ninguna pega. Ahí no deja de ser un ‘Tekken’, con todo lo bueno que eso supone. Nos encontraremos de todo: desde los que aporrean botones sin el más mínimo sentido hasta los que controlan juggles hasta el límite deseando tirarles el mando a la cabeza. O en su defecto a la pantalla del televisor.

¿Es, entonces, ‘Tekken Revolution’ un título exclusivo para jugar online? No, pero casi. Porque contamos con el modo Arcade de toda la vida. Ya sabéis, duelos contra la IA hasta dar con el jefazo de turno, en este caso Ogre. ¿Lo malo? Que no podremos cambiar la dificultad del modo Arcade, y os aseguro que es de lo más fácil que me haya echado en cara desde hace años. ¿Lo malo? Que no hay cinemáticas al pasarlo. Con lo que siempre han molado en esta saga. Pues nada de nada.

Un free-to-play con límite de partidas

Tekken Revolution

‘Tekken Revolution’ es un free-to-play un tanto extraño. Y puñetero. Más que nada por ese límite de partidas basado en monedas y tickets. Para que os hagáis a la idea, para el modo Arcade gastaremos una moneda Arcade, y tendremos un límite de dos. ¿Qué pasa al gastarlas? Pues que habrá que esperar 60 minutos a que se reponga cada una, por lo que tendremos que esperar dos horas si queremos volver a contar con dos monedas Arcade. Lo gracioso, por decirlo de algún modo, es que las partidas online gastarán monedas de combate, y habrá un máximo de cinco. Cada partida online gastará una moneda de combate, con lo que éstas se gastarán más deprisa. Suerte que, al menos, cada una se repondrá cada 30 minutos. Pero no deja de fastidiar lo suyo.

Aunque claro, esto es un free-to-play, algún “pero” tenía que tener. ¿Y el negocio dónde está? Efectivamente, en comprar monedas Premium (un máximo de 999), previo pago (de dinero real, claro), por si no podemos aguantar 30 ó 60 minutos para jugar. Pero desde luego que no compensa. Tanto si somos pacientes como si somos habilidosos a los mandos, no nos costará mucho esfuerzo ir ganando tiquets premium (máximo 999) al obtener experiencia que podremos gastar para cualquier modo.

Alguno, llegado a este caso, se lo podrá preguntar. ¿Podremos desbloquear más luchadores previo pago? No. Aquí lo haremos mediante puntos de regalo que iremos obteniendo al progresar con el juego ganando combates. ¿Y con qué luchadores contamos de inicio? Pocos: Asuka Kazama, Jack-6, Kazuya Mishima, King, Lars Alexandersson, Lili, Marshall Law y Paul Phoenix. Más adelante desbloquearemos a Alisa Bosconovitch (la primera), Bryan Fury, Leo Kliesen y Steve Fox. Y según Namco Bandai deberían llegar más. A fin de cuentas ‘Tekken Revolution’ salió hace unos días.

Un ‘Tekken’ más asequible para todo el mundo

Tekken Revolution

Aparte del cambio de naturaleza, ‘Tekken Revolution’ viene con más cambios bajo el brazo. Uno de ellos es el que se puede apreciar sobre estas líneas: podremos mejorar los parámetros de cada luchador en base a su poder, resistencia e ímpetu. Mediante puntos de habilidad y dinero que se nos concederán tras cada combate o en base a nuestros progresos subiendo de rango, podremos mejorarlos: poder aumentará la fuerza de nuestros ataques; resistencia nuestra salud; e ímpetu las probabilidades de asestar un crítico aparte del crítico de toda la vida en la saga ‘Tekken’. Ya sabéis: golpear al rival cuando éste nos ataca. Sobra decir que cuantos más niveles subamos de cada parámetro, más dinero costará, con lo cuál más tiempo nos consumirá, en resumidas cuentas.

Donde notamos otro cambio significativo en ‘Tekken Revolution’ es en la incorporación de movimientos especiales de fácil ejecución, sumamente rápidos y poderosos (no son como los especiales imparables que requieren tiempo de preparación), que serán de los más habituales en las partidas online. Es uno de los intentos de Namco Bandai por hacer más accesible su saga a los más profanos. Habituados, en cualquier caso, a este tipo de técnicas, descubriremos que al bloquearlas el ejecutor quedará vendido y podremos propinarle una buena hostia. Y si es un juggle, mejor. Leñe.

En definitiva, ‘Tekken Revolution’ está para lo que está, ganar adeptos a ‘Tekken’ por la vía rápida, aunque sea prescindiendo de un montón de características y personajes. Porque a quien se le cuente que la única forma de ver los movimientos de cada personaje es mediante la pausa en el modo Arcade… No, muy amigable no es. Mejor decantarse por ‘Tekken Tag Tournament 2’.

Sitio oficial | Tekken Revolution

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios