Un tribunal pone en peligro el negocio de segunda mano

Síguenos

se-vende-001.jpg

A vueltas con los problemas relacionados con la compra venta de software de segunda mano, en esta ocasión el pasito adelante lo dan las desarrolladoras con una sentencia firme que apoya completamente lo que muchos creadores manifestaban hasta la fecha: nosotros no somos propietarios del producto sino de una licencia que nos permite utilizarlo.

Os pongo en situación. El señor Timothy Vernon decide comprar copias originales del programa AutoCad de un estudio de arquitectura a punto de cerrar sus puertas por cese del negocio. Tras ello pone esas copias en venta en eBay, siendo denunciado por la empresa Autodesk con el argumento que comentábamos hace un segundo.

En el primer envite el señor Vernon se lleva el gato al agua y un tribunal le da la razón, él ha comprado algo que posteriormente puede vender con total libertad. Autodesk lleva el caso a un tribunal de apelación y éste último da la razón a los creadores de AutoCad distinguiendo entre la venta de software y la de una licencia.

Llegado a este punto la mayoría de empresas que han emprendido su particular caza de brujas contra el negocio de segunda mano ya cuentan con una sentencia firme en la que apoyarse, es decir, que se ha acabado el chollo que hasta ahora manteníamos como lo más normal y legal del mundo.

Leo entonces en el blog de David Jaffe, creador de ‘God of War’, ‘Twisted Metal’ y otros títulos de renombre, una opinión sobre el tema que navega entre dos aguas. La de aquél que lleva toda la vida disfrutando de los videojuegos y que en más de una ocasión habrá comprado un juego de segunda mano, y además la de un desarrollador que ve cómo por culpa de este negocio no ve entrar en sus arcas todo el dinero que debería.

Jaffe maneja dos propuestas que podrían “beneficiar” a todos: creadores, jugadores y vendedores de segunda mano. Por un lado un porcentaje de esas ventas podría acabar recalando en el estudio creador del juego, ingresándose éstos una porción del gran pastel que los practicantes de este tipo de venta se llevan hoy en día (no hay más que ver a cuánto nos compran los juegos y el precio de su venta una vez salimos de la tienda).

La segunda pasa por crear un período en el que el juego sólo se pueda comprar de primera mano, tal y como ocurría con los alquileres de películas hace no mucho tiempo. Es decir, el juego estaría a la venta X meses y a partir de ese punto las tiendas estarían autorizadas a comprar y revender copias usadas. Si lo quieres ya, pagas. Si no, te esperas una temporada.

¿Qué opináis vosotros? ¿Veis factible alguna de las dos opciones? ¿Estaríais dispuestos a hacer ese sacrificio o pensáis que la segunda mano forma parte del sector tal y como lo ha hecho hasta ahora? La pelota está en vuestro tejado. Piad.

Vía | David Jaffe
En VidaExtra | Sony se une a la cruzada contra los juegos de segunda mano. Analizamos la cara y la cruz de esta situación

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios