Sigue a Vidaextra

xbox.jpg

Xbox es una consola que, aunque por fuera sigue manteniendo el mismo aspecto, por dentro se ha visto rediseñada en diversas ocasiones. Siempre para intentar arreglar problemas de calentamiento, ruido, la pandemia de las luces rojas y demás cosillas que van surgiendo a todo hardware.

Como bien vimos hace un tiempo, parece que el modelo Jasper con GPU y CPU a 65 nm ya está empezando a distribuirse y a llegar al mercado. Es un modelo que, a priori, consigue arreglar la mayoría de defectos anteriores y presenta una tasa de estabilidad mucho mayor que antes.

Eso está muy bien pero… ¿Cómo saber si la consola que estamos comprando pertenece al modelo nuevo o, por el contrario, sigue cargando una placa base Falcon? El increíble doctor Frankenstein de las consolas tiene la solución.

El mítico Ben Heck, del que hemos hablado por aquí en más de una ocasión, se ha decidido a desmontar una unidad Jasper. El motivo era saber hasta que punto los supuestos cambios han afectado a su estructura interna, ya sabéis, motivaciones de un loco de la electrónica, eso a nosotros no nos interesa.

gpu.jpg

El caso es que en sus pesquisas ha llegado a encontrar una diferencia clara y evidente entre los dos modelos, la potencia en Amperios que necesitan.

En la zona donde figura el código de barras de la consola junto al número de serie, podemos ver también los valores energéticos que necesita. Si nuestro modelo marca un valor de 14.2 (tal y donde señala la fotografía) o superior, es que se trata de una consola antigua.

falcon_find.jpg

Si por el contrario encontramos un 12.1 Amperios es que estamos de suerte, poseemos el modelo más estable y menos ruidoso de todos los fabricados hasta la fecha. Miradlo que tal y como está el mercado, hay mucho listo suelto dando gato por liebre.

jasper_find.jpg

Si podéis elegir no lo dudéis, a por una Jasper de cabeza.

Vía | Engadget

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios