Bully 2 nunca llegará, pero antiguos trabajadores de Rockstar desvelan cómo iban a ser las travesuras de Jimmy Hawkins

Bully 2 nunca llegará, pero antiguos trabajadores de Rockstar desvelan cómo iban a ser las travesuras de Jimmy Hawkins
8 comentarios

Uno de los proyectos que han sido olvidados por la industria y que mucha gente todavía espera con brillos en los ojos es Bully 2. La continuación de las travesuras de Jimmy Hawkins parece que ya nunca llegarán y desde Game Informer se han puesto en contacto con antiguos desarrolladores del juego para saber qué fue lo que sucedió.

Mad Doc Software, estudio encargado de realizar Bully: Scholarship Edition, fue adquirido por Rockstar en 2008 y su nombre fue cambiado a Rockstar New England. Tras un movimiento tan importante, Bully 2 fue el juego que se encargó al equipo, en una nueva visión dentro de Rockstar que promulgaba pocos juegos lanzados pero de una gran magnitud.

"Hubo mucho enfoque en el personaje, sistemas muy profundos, ver hasta dónde podíamos llevar eso y colocarlo junto a un GTA", aclara un desarrollador consultado por el medio. Por lo tanto, con ese nivel de ambición, el mundo de Bully 2 apostaría por ser más grande y profundo, por lo que se estima según las fuentes consultadas que entre 50 y 70 personas llegaron a estar involucradas en el juego.

Los cálculos para el tamaño del mapa varían entre GTA: Vice City y "tres veces" el del primer Bully, pero tendría una característica casi única. Uno de los grandes objetivos de Rockstar New England era conseguir que todos los edificios del juego pudieran ser visitados. "Si podías verlo, podrías investigarlo. Preferimos no tener un mundo realmente masivo; tal vez reducirlo un poco para que podamos asegurarnos de que tenemos todas estas cosas significativas", señala un miembro.

Otro aspecto interesante hubiese sido un sistema con el cual los NPC recordasen las acciones de Jimmy. "Realmente queríamos asegurarnos de que la gente recordara lo que hiciste, así que si le hiciste una broma a tu vecino, ellos lo recordarían. Que tus acciones tenían más significado más allá de un radio de 6 metros y los recuerdos de cinco segundos de los NPC cerca de ti", explica un desarrollador.

Incluso hubo detalles más pequeños que se implantaron en otras obras, como Max Payne 3. El sistema de rotura de los vidrios iba a ser parte de Bully 2, aunque terminó en la saga de tiroteos. La escalada iba a ser parte fundamental del juego, pudiendo trepar árboles o alcanzar ventanas de edificios.

Tan avanzado llegó a estar Bully 2 que varios trabajadores confirmaron al medio que se podía jugar por todo el mapa, interactuar con objetos y NPC y hasta realizar misiones. Consistían en karts, un apicultor, una muy parecida a Kamp Krusty de Los Simpsons y una en la que el protagonista estaba en ropa interior.

"Hubo muchas películas de niños en bicicleta de los 80, como los Goonies , que surgieron como referencia. Porky's fue otra película de uso común como referencia. Observamos muchos de esos tipos de cosas. Definitivamente tenía ese estilo".

Entre "seis y ocho horas" de juego estaban ya listas para Bully 2, aunque se estima que hubiesen necesitado dos o tres años más antes de poder lanzarlo definitivamente. Sin embargo, Rockstar decidió dirigir esfuerzos a otros proyectos como GTA V o Red Dead Redemption, por lo que finalmente el sueño de volver a hacer gamberradas terminó. Eso sí, podéis echarle un vistazo a este arte conceptual sobre el juego, el cual ha sido confirmado por varios desarrolladores como real.

Temas
Inicio