Compartir
Publicidad

'Fable' fue un auténtico infierno que acabó con la vida personal de sus desarrolladores

'Fable' fue un auténtico infierno que acabó con la vida personal de sus desarrolladores
33 Comentarios
Publicidad

El maldito infierno, aquello era el maldito infierno. Todos podemos llegar a presuponer que desarrollar un videojuego es algo complicado y que a medida que se acercan los plazos de entrega los desarrolladores entran en el “modo locura”, pero es que según Molyneux, el rey del hype, lo de ‘Fable’ fue demasiado.

Demasiado para el cuerpo y para la plana mayor de su equipo que acabo desquiciado y con problemas personales y familiares.

Y es que trabajar junto a Molyneux, además desarrollando algo tan ambicioso como era el primer ‘Fable’, no debió ser plato grato de comer. Eso sí, aprendieron la lección y en ‘Fable 2’, ya con un equipo nuevo, nadie sufrió tanto y la mayoría de sus trabajadores pudieron proseguir. También puede ser que el bueno de Molyneux exagere, que no es la primera vez.

“Si te soy honesto, en ‘Fable’ quemamos las vidas de nuestra gente; destruimos al equipo. Semana tras semana, mes tras mes, trabajaban primero 50 horas semanales, luego 60, 70 y acabaron con jornadas semanales de 80 horas. Destruyó sus vidas y sus matrimonios. Y eso no se puede repetir más, nunca más.”

Eso sí, como decíamos antes, Molyneux asegura que en ‘Fable 2’ tan sólo hubo un periodo de locura muy breve hacia el final y que, esta vez sí, se consiguió llevar un proceso sano y equitativo en el que los trabajadores no tenían que quedarse 80 horas por semana a trabajar.

Por cierto, me encanta el hecho de que el bueno de Molyneux hable en tercera persona sobre esas jornadas brutales… ¿quizá él no se quedó?. Seamos buenos y pensemos que sí.

Vía | Joystiq

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio