Compartir
Publicidad
Publicidad

Paraísos nucleares para una reconfortante siesta radioactiva

Paraísos nucleares para una reconfortante siesta radioactiva
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Oh! Qué preciosidad. El hongo nuclear se ve desde aquí y nos baña con su luz. Es el momento idóneo para ponerse moreno y echar una reconfortante siesta radioactiva. Total, ¿qué es lo peor que te puede pasar? ¿que mutes y te conviertas en un bicho? ¿que adquieras poderes? Son las ventajas y los pequeños inconvenientes de vivir en un mundo post-apocalíptico, en un paraíso nuclear.

Y de esos conocemos un montón, ¿verdad? Los videojuegos nos han dejado ejemplos para dar y regalar. Grandes aventuras que empezaron pixelizando devastadas llanuras y que han acabado mostrando con todo lujo de detalles algunos efectos (bastante chungos) de la radiación. Por eso hoy vamos a repasar algunos de estos Paraísos Nucleares, para que cuando miremos por la ventana y veamos nuestra gris ciudad pensemos que las cosas podrían estar mucho peor. Bienvenidos a una recopilación que dejará a los contadores Geiger tiritando.

Missile Command | 1980

Empezamos en los ochenta, con la gran Atari regalándonos otro clásico atemporal. 'Missile Command' nos ponía a los mandos de la defensa de un país sobre el que llovían bombas y enemigos. En plena guerra fría, con la amenaza de una bomba nuclear rusa cayendo en cualquier ciudad americana, el arcade diseñado por Dave Theurer se tornaba apocalíptico.

¿El motivo? No podías ganas. Al final sí o sí toda tu partida acaba saltando por los aires en una gran explosión nuclear. Y después de la explosión... ya tenemos nuestro paraíso nuclear.

Amiga Nuclear War | 1989

Este 'Amiga Nuclear War' es, ante todo, una sátira de la tensa situación que se estaba viviendo en el mundo durante los años ochenta. El juego nos propone ponernos en la piel de uno de varios líderes mundiales (con nombres ficticios pero representando a los líderes de entonces como Ronald Reagan, Fidel Castro, Margaret Thatcher o Mao Zedong entre otros) y empezar una guerra nuclear por turnos.

La gracia del asunto es que los países que fueran perdiendo a lo largo de la guerra soltaban su arsenal nuclear almacenado de golpe. Y claro, cada vez el mundo por el que luchar iba siendo menos y más arrasado. Al final, si ganaba el ordenador, se podía ver al líder saltando de alegría en un páramo radioactivo y arrasado. Aunque claro, con el rollo ese de soltar todo el arsenal de golpe, la partida acababa muchas veces en tablas: todos muertos y el mundo reventando.

Midwinter | 1989

¿Me admitís un título que entra por los pelos? Al fin y al cabo es un juego post-apocalíptico y uno de esos juegos clásicos al que le deberíais echar unas partidas. 'Midwinter' mezcla géneros a base de bien, es un FPS con toques de RPG y RTS. Ahí es nada.

Nos pone en la piel de John Stark (vaya apellido) miembro de las fuerzas de la ley en un mundo helado y en el que los continentes se han convertido en una gran isla tras la caída de un meteorito que provocó el desastre total, además de un invierno eterno. Deberemos luchar contra las fuerzas opresoras y recorrer un escenario de 410.000 km2, la isla Midwinter.

Wasteland | 1988

Estamos ante uno de los juegos del año 1988. 'Wasteland' es una auténtica obra maestra de la que beben muchos juegos apocalípticos a día de hoy. Nos presenta una tierra yerta, seca, devastada tras un conflicto nuclear en 1998 y nos pone a los mandos de un grupo de Rangers que deben averiguar qué está pasando. Visitaremos incluso una versión mugrienta y post-apocalíptica de Las Vegas (¿os suena?).

Lo mejor del juego fue su colección impresa de párrafos. Una suerte de manual que se incluía con las copias originales del juego y cuyo contenido se necesitaba para seguir avanzando en determinados momentos. ¿Que eras un piratón? A fastidiarse o a buscar fotocopias.

Beneath a Steel Sky | 1994

¡Qué grandes recuerdos de este juegazo! 'Beneath a Steel Sky' surgió de la colaboración entre Charles Cecil y el conocido artista de cómic Dave Gibbons. Nos sitúa en una Australia distópica en el que la sociedad malvive como puede tras una hecatombe nuclear provocada por una hipotética guerra entre Estados Unidos y Europa.

Se trata de una aventura "point & click" clásica de aquella época pero con un acabado increíble. En la piel de Robert Foster, un tipo que sobrevive a un accidente de avión y que es criado por indígenas en El Llano, acabaremos viviendo una intriga política de alto nivel y recorriendo las zonas más lúgubres y contaminadas de Union City. Hay vida más allá de las aventuras de LucasArts y este 'Beneath a Steel Sky' lo demuestra.

Fallout | 1997

El inicio de una de las mejores sagas post-apocalípticas que se pueden jugar. Año 1997 e Interplay sorprende a propios y extraños con una aventura profunda, llena de detalles y con un sentido del humor impropio de una ambientación tan lúgubre. Pero ya apuntaba a esa mezcla que es tan característica de la franquicia: una mezcla entre cultura pulp, super héroes, cómics y películas de ciencia ficción de bajo presupuesto.

El juego fue todo un exitazo y se aseguró una segunda parte que no tardaría mucho en llegar. Eso sí, para 'Fallout 3' tendrían que pasar casi diez años y esa historia la conocéis todos.

S.T.A.L.K.E.R | 2007

¿Qué pasaría si en Chernobyl llega a ocurrir un segundo desastre nuclear? Sería el caos total y eso es precisamente lo que explora este juego de GSC Game World. Basado de manera muy lejana en la película de Tarkovsky y en la novela Roadside Picnic de Boris y Arkady Strugatsky, nos pone en la piel de un "Stalker" amnésico.

Los "Stalker" son buscadores ilegales de artefactos y objetos en las zonas radioactivas de los aledaños de Chernobyl que sobreviven entre la fauna y la flora mutada por la radiación. Vamos, un lugar la mar de bonito para vivir y tener una aventura. Por cierto, juegazo.

Metro 2033 | 2010

Pocos juegos han sido tan opresivos, profundos y han tenido momentos de auténtico terror como 'Metro 2033'. Un Moscú reventado hasta la médula por la radiación, monstruos y mutantes en la superficie y sólo unos pocos supervivientes en los túneles de metro que se las apañan como pueden.

La historia está basada en la obra de Dmitry Glukhovsky y aunque disfruta de una secuela muy potente está totalmente recomendada la historia original. Intriga entre clanes, intereses políticos y esos momentos en los que la salida está en el exterior pero sabes que eso es afrontar una muerte casi segura. Una salvajada post-apocalíptica de alto nivel.

Wasteland 2 | 2014

Y hoy, por fin tras 25 años de espera, se lanza la esperadísima segunda parte de 'Wasteland', 'Wasteland 2', en digital y físico para Linux, PC y Mac. El objetivo es respetar todo el feeling clásico y mejorarlo con las ventajas que ofrece la nueva tecnología.

Si sois fans de la saga como Jarkendia hoy es vuestro día. Podréis volver a disfrutar de un paisaje arrasado por la energía nuclear y por la mano del hombre que, como siempre pasa en estos cuentos post-apocalípticos, acaba siendo el enemigo más salvaje al que combatir.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos