Compartir
Publicidad

'Splatterhouse' se queda sin sus desarrolladores originales... por malos

'Splatterhouse' se queda sin sus desarrolladores originales... por malos
15 Comentarios
Publicidad

Es un título mítico para los que vivimos la época de los 16bits con una sobredosis de hormonas y un gusto especial por la sangre. Vamos, que es uno de aquellos juegos que no se olvidan tan fácilmente. Se trata de 'Splatterhouse', una auténtica oda al gore más absoluto tal y como vimos hace tiempo en un vídeo cargadito de sangre.

El desarrollo de la versión que debía ver la luz en Xbox 360 y PlayStation 3 no estaba generando demasiadas noticias y es que todo parecía ir sobre ruedas, trabajando en silencio que es cuando se trabaja mejor.

Pero nada más lejos de la realidad. De hecho, hace poco nos enteramos de que Namco Bandai le había quitado el juego al desarrollador que se estaba encargando de él, a los chicos de BottleRocket. ¿El motivo?. Son malos, tan malos que el producto no estaba cumpliendo los estándares de calidad que la empresa tiene marcados.

"Basicamente, la real y única razón por la que los publishers le quitamos el proyecto al desarrollador, fue básicamente por que no cumplía los requisitos mínimos."

Con esas palabras se despachaba a gusto el CEO de Namco, Makoto Iwai, claro que también ha llegado a afirmar que el problema era básicamente de "rendimiento". Vamos, que el juego debía dar gusto verlo para que, con un desarrollo tan avanzado, se decida un traspaso de estudio tan sangriento.

Todo parece indicar que el nuevo amo y señor de la franquicia será el mismo equipo que acaba de terminar 'Afro Samurai', al que la crítica especializada está apoyando.

De cualquier modo es una lástima, el remake de un clásico debe estar bien hecho y suficientemente pensado para conseguir enganchar a las nuevas generaciones y no manchar mucho el recuerdo de los que disfrutaron del original. Me parece a mí que 'Splatterhouse' ya está manchado de sangre...

Vía | Joystiq

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio