Publicidad

Gracias a la demo de Ageless he visto su potencial como plataformas para manipular la edad, pero necesita madurar sus mecánicas
Análisis

Gracias a la demo de Ageless he visto su potencial como plataformas para manipular la edad, pero necesita madurar sus mecánicas

Cuando Team 17 anunció un acuerdo con One More Dream Studios para lanzar Ageless en Nintendo Switch y Steam, no fueron pocos los que notaron cierto aire a Celeste. Pero lo cierto es que juegan en dos ligas totalmente diferentes.

Ambos son plataformas, sí. Las protagonistas rebotan por las paredes, sí. Sin embargo, la propuesta de Ageless juega con el tiempo y contamos con un arco para manipular la edad de ciertos elementos. Pero, sobre todo, el ritmo es distinto, algo que he podido comprobar con su demo del Steam Summer Game Festival.

No hay edad para los plataformas. Literalmente

Ageless

El mayor atractivo de Ageless reside precisamente en esa capacidad de la protagonista para controlar la vida de los seres vivos de Pandora: el hecho de poder controlar a voluntad su ciclo vital para envejecer o rejuvenecer todo animal o planta que se nos ponga delante de cara a facilitarnos la tarea de poder avanzar.

La demo, dentro del Páramo de las Maravillas, arranca de modo tímido y simple, con lo básico para hacer que crezcan las plantas para que sirvan de plataformas o para impulsarnos por las paredes y coger más altura. El método es siempre el mismo: disparamos con el arco y con el botón correspondiente para envejecer o rejuvenecer. Es un método semi-automático, por mucho que podamos controlar hasta cierto punto la dirección. En este sentido, no va tan fino como TowerFall.

Con los animales, como los rinocerontes, controlamos las cinco etapas de su ciclo vital: infancia, juventud, madurez, vejez y muerte. Y cada etapa sirve para resolver en mayor o menor medida cada puzle que se nos presente. ¿Que hay una pared que tiene que destruirse? Hacemos que un rinoceronte entre en su estado de madurez. ¿Que hay una plataforma débil? Lo pasamos a su vejez para que aumente su peso y la derrumbe. Es bastante fácil pillarle el punto a Ageless.

Lógicamente, a medida que avanzamos se irán complicando estos puzles, al tener que combinar el poder de la protagonista con varios elementos a la vez o actuar deprisa, especialmente tras desbloquear su segundo poder, donde entraremos en un estado atemporal donde se "para" el tiempo y la pantalla pierde su color.

Ageless tiene potencial, pero necesita madurar

Ageless

En realidad, más que pausar el tiempo, lo que hace es pausar el movimiento de los seres vivos y en este estado podremos absorber la vida de cualquiera para coger un impulso en una de las ocho direcciones del mando o teclado. Algo necesario puesto que no contamos con doble salto y el rebote por las paredes es limitado.

Como es obvio, al absorber su energía vital, dicho ser vivo retrocederá un ciclo vital. Es importante tenerlo en cuenta de cara a otros puzles, puesto que esta variable complicará más el asunto al exigir más inventiva para poder avanzar, especialmente si investigamos las zonas ocultas del mapa para coleccionar A.

Si, la letra A, a modo de coleccionable y para desvelar todo su potencial, según deja entrever la demo. Ahora bien, esa letra tan solo la podemos ver al estar en estado atemporal y tendremos que llevarla hasta cualquiera de los innumerables puntos de control por cada pantalla para asegurarla. Lo bueno es que desde el mapa general se nos dice cuántas hay, aparte de seguir un recuento de muertes.

Este tramo inicial de Ageless no es complicado, salvo con la parte en la que deberemos escapar de un enemigo. El scroll de la pantalla no parará, por lo que si nos quedamos quietos o nos toca, morimos. Y hay que actuar con rapidez con el resto de elementos para controlar su ciclo vital y que nos den unos segundos de margen. Es, de largo, donde esta obra de One More Dream Studios se muestra menos fina.  Habrá que ver si lo solventa de cara a su lanzamiento este 2020.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios