Compartir
Publicidad
Publicidad
Análisis de Far From Noise: del cinismo al existencialismo sin moverte del sitio
Análisis

Análisis de Far From Noise: del cinismo al existencialismo sin moverte del sitio

Publicidad
Publicidad

A veces pasa que vas conduciendo con tu coche por mitad del campo y el motor deja de funcionar. Intentas frenar, no puedes y acabas suspendido en el borde de un acantilado. Si fueras el protagonista de un supervideojuego de acción la solución estaría clara: seguirías los comandos del QTE de turno y en un periquete habrías roto la ventanilla y saltado hacia algún lugar seguro haciendo una pirueta mientras el coche se estrellaría provocando una explosión a tus espaldas.

Sin embargo, eres una persona normal; un cualquiera que, paralizado por el miedo, sólo acierta a quedarse dentro del coche esperando que algún golpe de suerte le salve de una muerte casi segura.

Esa es la premisa de 'Far From Noise', el nuevo juego del desarrollador George Batchelor, cuyo peculiar estilo ya pudimos disfrutar en 'Hot Date' -un simulador de citas en el que tienes que intentar ligar con un pug- y en 'For I, The Moon' -una pequeña experiencia conversacional en la que un astronauta mantiene una profunda charla con la Luna-.

Esta última obra se parece más a la segunda que a la primera; en 'Far From Noise' tomamos el papel de una chica cuyo coche ha quedado suspendido en el borde de un acantilado con vistas al mar. Ella está dentro y lo único que puede hacer es hablar consigo misma.

Far From Noise2

Y es que la única mecánica de 'Far From Noise' consiste en decidir qué frase queremos decir haciendo click en el globo de diálogo correspondiente. Nada más. Cada una de nuestras elecciones marcarán el rumbo de una historia con múltiples finales narrada en un único plano cuyos elementos low-poly están coloreados con una paleta que recuerda a la de 'Firewatch' o 'Kentucky Route Zero', aunque en un espectro más monocromático.

Para completar la ambientación del entorno Batchelor ha contado con la ayuda del músico Geoff Lentin y del sound designer Andrew Inwood, quienes además de una banda sonora que se adapta perfectamente a los diferentes tonos del juego han incorporado ciertos detalles como el sonido de las olas rompiendo en el socave, lo que funciona como una especie de memento mori y equilibra la parsimonia de la narración.

Un juego que destruye sus prejuicios para volverlos a construir

Desde fuera puede parecer que 'Far From Noise' es un juego pedante que sólo trata dar un mensaje existencialista aprovechando una metáfora tan directa como es estar literalmente al borde de un precipicio, pero en realidad el juego de Batchelor propone un viaje en tres etapas cuya meta es el propio mensaje que envuelve todo el conjunto: en un primer momento crea en el jugador esas expectativas trascendentalistas que se le presuponen a un videojuego de estas características, pero al poco de empezar su protagonista deja bien claro que no va a enfrentarse a esa situación con otro arma que no sea su ácido humor.

Far From Noise3

El humor como autodefensa, como parapeto ante la adversidad. Durante la primera parte del juego la protagonista nos convence de que al mal tiempo buena cara y saca sus mejores chistes malos para evitar pensar que su muerte está a un centímetro de distancia. Cuando más de acuerdo estamos con esa postura, 'Far From Noise' nos arrebata cualquier atisbo de empatía con el escepticismo cínico de la protagonista y nos trae de vuelta el esperado existencialismo, que viene además envuelto en una capa mística, un paso más allá del realismo mágico que choca con la idea inicial del juego.

Todo esto ocurre con una naturalidad, sosiego, calma y contemplación, pero sin perder los toques de humor característicos del autor. 'Far From Noise' es la historia de una chica que no puede encontrar la "poesía de la transitoriedad", que no es capaz de ver más allá de lo propiamente físico.

Al comienzo de su aventura, la protagonista se escabulle de pensar en la existencia del ser y en la esencia de las cosas alegando no ser capaz de encontrar el porqué de la vida misma y usando el humor para evadirse de ese tipo de problemáticas, pero es a partir del tercer acto cuando experimenta una catarsis que, como poco, le ayuda a sentirse mejor consigo misma.

Siendo sinceros, a 'Far From Noise' se le puede acusar de aprovecharse de una metáfora rotunda y poco literaria, pero quizás su mensaje cala precisamente porque incialmente el juego nos plantea un problema físico que acaba resuelto mediante la mera reflexión contemplativa.

Far From Noise

Far From Noise

Plataformas PS4 y PC
Multijugador No
Desarrollador George Batchelor
Lanzamiento 14 de noviembre de 2017
Precio 7,99€

Lo mejor

  • La forma de transmitir su mensaje
  • Su diseño artístico, tanto visual como sonoro
  • El ácido humor de sus conversaciones

Lo peor

  • Se podría pensar que su metáfora es demasiado directa
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos