Compartir
Publicidad
Publicidad
Análisis de Horizon Zero Dawn: el sandbox de Sony es la primera gran joya del año
Análisis

Análisis de Horizon Zero Dawn: el sandbox de Sony es la primera gran joya del año

Publicidad
Publicidad

‘Horizon Zero Dawn’ es ‘Far Cry 4’, ‘Monster Hunter’, ‘The Witcher 3’ y ‘Tomb Raider’, un cóctel en el que consigue sacar lo mejor de cada uno de esos juegos llevándolos a su terreno, creando algo único y cargado de carisma. ‘Horizon Zero Dawn’ es, en un resumen aún más corto que ese, un auténtico juegazo.

Me parece la mejor forma de empezar a hablar de él porque seguramente muchos, como yo hasta hace unos días, tenían la mosca detrás de la oreja con lo nuevo de Guerrilla Games. Nada que temer, PS4 inicia el año por todo lo alto con un imprescindible.

Las influencias de Horizon Zero Dawn

Con una industria que cada vez gira más hacia experiencias abiertas en las que el jugador tiene la posibilidad de encarar la aventura como le apetezca, el miedo a lo genérico, a la jugabilidad creada a base de parches de cosas que funcionan, era una de las principales razones por las que ‘Horizon Zero Dawn’ venía tirándome para atrás desde su anuncio.

Horizon1

Tal vez no sea demasiado justo hacer esta comparativa, pero creo que servirá para entender el concepto. Para el que escribe estas líneas ‘Horizon Zero Dawn’ apuntaba a ser un juego marca Ubisoft, entendiendo por eso un mundo abierto plagado de puntitos en el mapa que representan coleccionables o misiones, algo que igual te vale para un ‘Assassin’s Creed’ que para un ‘Ghost Recon: Wildlands', siendo el único punto diferenciador su ambientación o cómo encara su jugabilidad.

No quiero decir con eso que ‘Horizon Zero Dawn’ no beba directamente de esa fuente, lo hace porque es una estrategia fantástica para crear este tipo de experiencias, pero por el camino consigue hacerlo suyo dotando a cada elemento de un factor diferenciador capaz de evitar que caigamos en la monotonía de estar haciendo todo el rato lo mismo.

Hay grandes ideas detrás del juego, la mayoría heredadas de esos cuatro juegos que comentábamos al principio y que, a modo de comparativa para plasmar por dónde van los tiros, nos servirán para ejemplificar por dónde van los tiros en el siguiente análisis.

Horizon6

Aloy, una princesa guerrera

Mujer fuerte, independiente y cargada de carisma se embarca en una aventura en la que pretende descubrir de dónde viene y a dónde va mientras lucha contra tribus rivales y robots con apariencia de dinosaurios. Ese podría ser el argumento simplificado de ‘Horizon Zero Dawn’, una historia cuyos giros se agradecen, aunque se ven venir de lejos, en la que Aloy y su carácter se convierten en absolutos protagonistas, dando vida así a un avatar que te importa y con el que apetece en todo momento estar a los mandos.

Pese a su aparente simpleza, el de una historia de futuro distópico que ya desde los primeros tráilers podías empezar a intuir, el juego consigue mantenerte atento a lo que pasa en las aventuras de la joven a base de irte presentando intrigas que interesan resolver.

¿Qué ha pasado con la humanidad? ¿De dónde han salido todos esos bichos robots? ¿Qué papel juega Aloy en semejante berenjenal? A través de cinemáticas ‘Horizon Zero Dawn’ te va desvelando detalles y llevándote de la mano por el grueso del asunto, mientras que la posibilidad de recoger archivos de audio o texto complementa la opción de indagar aún más en todas las tramas del juego si te apetece profundizar más.

Horizon2

Lamentablemente los puntos en los que encuentras este tipo de archivos suelen ser zonas en las que hay varios de ellos a tu disposición, así que deberás escoger entre guardarlos para luego o pelearte con la posibilidad de que un archivo de audio se solape con los comentarios de Aloy mientras avanzas. Un mal menor con fácil solución.

El mundo abierto made in Sony

La estrategia a la hora de abordar ‘Horizon Zero Dawn’ es la de cualquier otro sandbox, empiezas en una zona del mapa y los recados y misiones principales que están a tu disposición te van mostrando paulatinamente nuevas zonas, robots y retos.

Completar las dos ramas principales que propone su historia puede llevarte alrededor de unas 20 o 25 horas, dependiendo de tu habilidad a la hora de leer cómo abordar cada situación, pero tras ello te quedarán decenas de misiones secundarias por completar y un buen puñado de coleccionables y secretos a los que dar caza.

Horizon4

Lo principal a tener en cuenta sobre esto último es que más allá de la historia principal, las misiones y actividades secundarias que propone ‘Horizon Zero Dawn’ son igual de interesantes y divertidas. De ahí viene la idea de compararlo a ‘The Witcher 3’, y es que aunque muchas de ellas nos tendrán paseando de aquí para allí o limpiando de enemigos una zona, la historia que hay detrás o los nuevos escenarios que aborda (la mayoría de ellos sitios por los que no has pasado siguiendo la historia principal) son su mejor baza para tenerte enganchado durante un buen puñado más de horas.

Ya sea realizando una contrarreloj en la que debes de cazar X robots aprovechándote del entorno, escalando dinosaurios gigantes para despejar la niebla de una zona del mapa, o visitando un poblado perdido en la montaña para averiguar por qué allí los dinosaurios son bichos dóciles que conviven con una tribu de chamanes, completar ‘Horizon Zero Dawn’ al 100% no es sólo una experiencia recomendable, es un trámite que apetece cargarte a la espalda.

Cazando dinosaurios en Horizon Zero Dawn

Y por encima de su historia o sorpresas, apetece porque es un juego terriblemente divertido. La caza de robots es la principal premisa de un juego que, por momentos, también nos tendrá explorando ruinas o escalando montañas al más puro estilo ‘Tomb Raider’, incluyendo en ese cóctel la acción palomitera de secuencias scriptadas en las que el escenario se derrumba o tienes que echar a correr para huir de una explosión.

Horizon3

Pero aunque el plataformeo tiene su gracia y es entretenido, nunca un reto, la gran baza de ‘Horizon Zero Dawn’ está en ponernos a cazar robots que van desde un vigía con aspecto de velociraptor hasta cocodrilos gigantes capaces de masacrarnos tanto en agua como en tierra.

Si el juego convierte la tarea de hacer frente a estos bichos en divertida es porque, sencillamente, se olvida de la posibilidad de ponerte un arco en las manos y decirte "dispara a discreción", para entregarte un combate más táctico que de juego de acción.

La idea es que utilices todas las armas que tienes a tu disposición, desde las flechas con distintos daños elementales hasta cuerdas con anclaje capaz de frenar al bicho momentáneamente y atacarle cara a cara con tu lanza, para afrontar la batalla desde un punto estratégico.

Pongamos por ejemplo uno de los robots del juego, un tanque araña de varias patas que lanza salvas de misiles (entre otros ataques).

La cuestión es que cada vez que lo realiza su armazón se abre en distintas partes para ventilar el calor generado, momento en el que puedes atacar con una flecha de precisión, más daño pero menos velocidad de recarga, para quitarle una buena cantidad de vida que aparece marcada con números para remarcar su diferencia.

Ahora imagina que puedes utilizar tus flechas de fuego para acabar causando daño de quemadura en el objetivo (representado sobre el mismo para mostrar con un círculo en qué momento se alcanza ese estado) y provocar que el robot pase al estado de ventilación con mayor asiduidad. O mejor aún, centrar tu ataque en una de sus armas o accesorios para acabar eliminando una de sus habilidades.

Todos los robots requieren una estrategia, al principio tan simples como disparar en el ojo y posteriormente complicándose hasta límites de auténtico estrés, pero la idea de tener que estudiar cada robot, sus partes y sus patrones de ataque, es una de las experiencias más satisfactorias que he tenido en mucho tiempo. Es plantarte ante un toro gigante y decir, me van a dar tortas hasta en el carné, pero vivir una batalla épica en la que la paciencia y la habilidad te acaban entregando la victoria y un bicho al que despiezar.

Horizon8

Survival, RPG y looteo

Si es importante enfrentarse a todos los bichos que podamos durante nuestros trayectos es porque, gracias a esas piezas y los materiales que obtengamos al acabar con robots y otros enemigos, podremos gestionar no sólo la munición de cada una de nuestras armas, también la posibilidad de mejorar accesorios como la capacidad de flechas de nuestro carcaj o la cantidad de pociones que podamos llevar.

Eso se complementa con la compra de armas o atuendos que mejorarán nuestra resistencia o ataque con daños elementales, pero también con la posibilidad de curarnos con las plantas que encontremos desperdigadas por todo el mapeado.

Cabe remarcar, sin embargo, que no es un juego que requiera estar todo el rato recogiendo porquerías del suelo, y es que aunque el sistema de recolección podría ser más cómodo, tan sólo nos llevará unos segundos recopilar todo y la jugabilidad no lo transforma en una necesidad continua e imprescindible.

Horizon5

Suma ahí la necesidad de acabar con enemigos de la forma más profesional posible, por ejemplo con disparos a la cabeza o aniquilando partes de las máquinas, para conseguir puntos que nos hagan más llevadera la subida de niveles y, con ello, desbloquear habilidades a una velocidad mayor.

Estas, divertidas y en ocasiones también esenciales para acabar con los robots con mayor facilidad, irán desde aumentar el tiempo de cámara lenta al apuntar con el arco hasta llamar a monturas sin la necesidad de sabotearlas previamente para desplazarnos a mayor velocidad por el mapa, pero también otras como aumentar el daño de nuestro ataque de sigilo o extraer más objetos de un enemigo caído.

La opinión de VidaExtra

Con todo, ‘Horizon Zero Dawn’ es uno de esos juegos que te enganchan de principio a fin, no necesariamente por las ganas que tengas de descubrir qué se esconde detrás de su historia o qué paseos cinematográficos escalando riscos te esperan, también por el atractivo de enfrentarte a nuevos y más duros enemigos y qué estrategias te esperan en dichos combates.

Horizon7

Limpiar zonas de robots corruptos o atravesar fábricas de robots que te permitirán sabotear nuevas especies y luego poder utilizarlas a tu favor en combate, son sólo una muestra de todo lo que te aguarda en el juego cuando te canses de ayudar a aldeanos o continuar la historia. Añadidos que no se limitan a sumar horas porque sí con misiones genéricas, también consiguen dotarle una personalidad concreta a cada reto para que siempre apetezca desviarse del camino.

Guerrilla Games ha hecho bien en abandonar ‘Killzone’ y saltar a ‘Horizon Zero Dawn’ porque con ello ha conseguido dar vida a una fórmula casi perfecta y a un juego soberbio que viene a elevar el catálogo de PS4, aún más si cabe, hasta el Olimpo.

Una muestra más de lo mucho que necesitan los videojuegos reinventarse continuamente y, en el proceso, intentar dotar de la mayor identidad y calidad posible a cada uno de los aspectos que lo conformen. Este mundo abierto es el mejor ejemplo de que ningún género está completamente quemado y que las nuevas IP también pueden ser una opción en esta industria. Lo único que necesitan para funcionar es un saco de cariño y otro de calidad, y ‘Horizon Zero Dawn’ tiene varios sacos de ambos cargados a la espalda. Es, para los que somos fans de este tipo de aventuras, nuestro particular Papa Noel de principios de año.

Imprescindible

Horizon Zero Dawn

Horizon Zero Dawn

Plataformas PS4
Multijugador No
Desarrollador Guerrilla Games
Compañía Sony
Lanzamiento 1 de marzo de 2016
Precio 59,90 euros

Lo mejor

  • Una delicia a nivel visual
  • Un mundo enorme y plagado de secretos
  • El combate táctico es una delicia
  • Aloy y su historia, es de las que enganchan

Lo peor

  • Algunos elementos que aparecen o se recolocan tras una cinemática
  • Se echa en falta no poder centrar la vista en enemigos
  • No poder volar a bordo de pájaros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos