Compartir
Publicidad
Análisis de Total War: WARHAMMER. La estrategia más épica en su máxima expresión
Análisis

Análisis de Total War: WARHAMMER. La estrategia más épica en su máxima expresión

Publicidad
Publicidad

La diplomacia está muy bien en la vida real, pero en los videojuegos lo que queremos ver son batallas épicas, y si son multitudinarios combates entre criaturas fantásticas mejor que mejor. Precisamente por ello la nueva entrega de la prestigiosa serie 'Total War' se moja con una apuesta escénica tan explosiva como aplaudida: dejará de lado su ambientación histórica y se lanzara de cabeza al fascinante mundo de 'Warhammer'. ¿Qué podemos esperar de esta alianza?

Por lo pronto, y para alegría de los seguidores de la serie 'Total War', el décimo juego de la saga de Creative Assembly continuará apostando por los mismos elementos que lo han convertido en el referente actual de los juegos de estrategia por turnos. Sin embargo, la licencia de 'Warhammer' ofrece una nueva perspectiva que llevará la formula a una nueva dimensión, nunca mejor dicho.

Se premia la agudeza estratégica y se castiga la temeridad. La conquista del Viejo Mundo liderando unos Pieles Verdes no será algo sencillo, pero merecerá la pena verlo

De entrada, la fusión de conceptos funciona a la perfección y tendremos por delante un título con una generosa base argumental, un fondo enormemente cimentado y un sistema de juego sólido en el que el triunfo en el campo de batalla no servirá de nada si no somos capaces de entablar las alianza, gestionar la obtención de recursos y evitar los conflictos innecesarios. Pero los elementos propios del Viejo Mundo conseguirán convencernos de que el universo 'Warhammer' le sienta como un guante a la consagrada saga de estrategia.

Cuatro razas y un destino

Partamos de la base: en la saga 'Total War' se premia muy bien la agudeza estratégica y se castiga severamente la temeridad. Sin embargo eso no es una labor tan sencilla a la hora de embarcarnos a la conquista del Viejo Mundo liderando unos Pieles Verdes. El modo campaña del juego nos ofrece la posibilidad de embarcarnos en una épica cruzada desde la perspectiva de cuatro facciones muy diferenciadas entre sí y que ofrecerán cuatro maneras de entender el juego: El Imperio, los Enanos, los Pieles Verdes y los Condes Vampiros.

De hecho, la propia naturaleza de 'Warhammer' es apostar con un sistema asimétrico de entretenimiento donde las diferentes razas y facciones no se compensen entre ellas, sino que busquen aprovechar sus propias reglas en su beneficio, o dicho de otro modo: no existe un equilibrio entre los Enanos y los Vampiros, sino que cada uno ofrece al usuario un enfoque diferente de entender el propio juego.

Twwarhammer

Siguiendo con el ejemplo, los primeros dominan los elementos contractivos y mecánicos mientras que los segundos están mucho más especializados en la magia y la diplomacia. Y sí, has leído bien, el uso de magia llega la saga 'Total War', pero también las criaturas voladoras, los monstruos gigantescos y un sistema de héroes y señores de la guerra. ¡Esto es 'Total War: Warhammer'!

No es ninguna sorpresa que debamos encontrar la facción con la que nos sintamos más a gusto a la hora de embarcarnos en las batallas online, y el desglose de la trama del modo campaña es la excusa perfecta para hacernos con las ventajas y límites de cada facción. El Imperio es quizás la opción idónea para empezar, al ser el sistema más equilibrado y completo de todos destacando su despliegue tecnológico. Sin embargo, sus habilidades no destacan especialmente frente al contraste del resto de razas.

Los enanos no son sensibles a la magia, pueden usar runas y sus construcciones no tienen igual, pero al igual que los pieles verdes tampoco destacan en su carácter diplomático. Los ejércitos de los salvajes pieles verdes son puro musculo y unos combatientes implacables, pero necesitaremos mucho más que unas tropas dispuestas a todo para conquistar el mundo. Finalmente los Condes Vampiros ofrecerán unas topas mucho menos preparadas para la batalla, pero podrán desplegar criaturas y monstruos capaces de poner la balanza a su favor.

¿La conquista del mundo? ¡Yo aquí he venido a luchar!

'Total War: Warhammer' se basa en dos maneras de entender la estrategia, por un lado emprenderemos la conquista del viejo Mundo a través de un sistema de juego por turnos donde, relacionándonos o aniquilando al resto de facciones dispersas por un amplio mapeado que servirá de tablero para nuestras decisiones.

Nuestras tropas deberán interactuar tarde o temprano con el resto de civilizaciones y establecer unas relaciones que se basan en la dominación o el avasallamiento, o tirar por lo sencillo y apostar por el exterminio. Podremos pactar con otras fuerzas aniquilar a un enemigo en común y hasta matar dos pájaros de un tiro cobrando por eliminar a las fuerzas hostiles.

Total War Warhammer 3394255

Como es de esperar, hay margen para la traición y tarde o temprano nos veremos avocados a romper nuestros tratados, ya que en caso de empezar a flaquear en nuestra conquista no tardarán en saltarnos a la yugular por mucha alianza explícita que hayamos convenido. La guerra es así. Como elemento distintivo dentro de la serie, el rol que cumple cada una de las razas es crucial, ya no todas las facciones han desarrollado la diplomacia del mismo modo, y precisamente si hay algo que no conocen los Pieles Verdes es la palabra protocolo.

Pero las relaciones entre las facciones sólo son un elemento añadido, ya que deberemos aprovechar cada turno al máximo desplegando nuestra tecnología, fortaleciendo nuestras instalaciones y alistando nuevas tropas tanto como nos sea posible. La ventaja numérica es decisiva en batalla, pero disponer de un ejército poderoso mermará nuestros recursos en pocos turnos.

Las batallas son todo lo que un fanático de los juegos de Warhammer puede desear

Por otro lado, y este es el modo más atractivo, las batallas son todo lo que un fanático de los juegos de Warhammer puede desear y que bebe directamente de la fórmula de 'Total War': un despliegue estratégico sin precedentes en los que podremos sacar el máximo partido a las habilidades propias de cada facción y el choque de cientos o miles de tropas en los que cuenta cada detalle, desde ofrecer una emboscada hasta aprovecharse de los desniveles del terreno.

De hecho, uno de los factores determinantes es aprovechar la corriente de magia, una emanación de energía que se posicionará en determinados puntos de los escenarios y favorecerá tremendamente a los personajes que hagan uso de la hechicería. Por ello, será crucial hacernos con el control de ese punto o impedir a toda costa que nuestros enemigos tengan acceso a los mismos. Todo cuenta de cara a la victoria.

Total War Warhammer 3394257

Cada movimiento de tropas estará fundamentado por una decisión, pero los héroes y señores marcarán la diferencia. De hecho, estos no sólo son una unidad más poderosa con respecto al resto de las tropas, sino que su presencia tendrá efectos directos de cara a la batalla, condicionando la moral de las tropas, aunque si conseguimos abatir a los de nuestros rivales, podremos hacernos con objetos únicos.

El juego está sobrado de detalles y un ejemplo de ello es que los Pieles Verdes son una raza completamente guerrera, con lo que si no entran a combatir, comenzarán a pelearse entre ellos, así que no nos interesa mantenerlos alejados de la batalla por mucho que nos imploren piedad nuestros enemigos. ¡Así es la guerra en el Viejo Mundo!

Un aspecto técnico que brilla con luz propia

Creative Assembly ha hecho mucho más que ofrecer unidades originales de cara a 'Total War Warhammer', consagrando una ambientación fantástica en la que los escenarios, los modelados de los personajes e incluso las interfaces están cargadas de detalles que saciarán al fan más acérrimo de universo 'Warhammer'.

En el plano estratégico veremos como la conquista de cada territorio condicionará el paisaje, pero el protagonismo se lo siguen llevando unas batallas donde confluyen miles de soldados, ofreciendo un auténtico espectáculo en pantalla que supera a las anteriores entregas de la serie gracias a los componentes de fantasía, y es que ver como colisionan fuerzas tan variadas al tiempo que enormes criaturas diezman escuadrones mientras que en el otro extremo del campo de batalla se empiezan a desplegar los hechizos que sentenciarán la batalla es un auténtico espectáculo de proporciones épicas.

Total War Warhammer 3394251

El punto negativo se lo llevaría en este caso el factor de optimización, y es que aquellos que ya conocen la saga de 'Total War' saben perfectamente que desplegar este volumen de unidades y a estos niveles de detalle pasará factura directa al rendimiento de los equipos menos versátiles. Eso sí, sabíamos a lo que veníamos y los requisitos mínimos y recomendados están sobradamente justificados. Por lo pronto, la versión analizada todavía no aprovecha la versión actualizada de DirectX 12 y para obtener una experiencia fluida he tenido que rebajar la calidad visual del propio juego. Pero si quieres una excusa para actualizar tu equipo, ver 'Total War Warhammer ' en todo su esplendor puede ser la excusa perfecta.

La estrategia más épica tiene un nombre de tres palabras: Total War: Warhammer

Si bien la estrategia es uno de los géneros más agradecidos y demandados en escritorios, las expectativas por ver lo que podía ofrecer la saga de Creative Assembly con el universo de Warhammer Fantasy eran muy altas, y tras ver el resultado definitivamente estás se encuentran completamente justificadas y no decepcionan en absoluto.

El universo 'Warhammer' le sienta como un guante a la consagrada saga de estrategia

'Total War: Warhammer' es el primer juego de una trilogía largamente anunciada que destaca fundamentalmente por la enorme fidelidad y cariño que se ha puesto a la hora de fusionar ambos universos. Desde los textos e ilustraciones durante los tiempos de carga hasta una localización y un cuidado por los diseños y el sonido que justifican cualquier retraso, convirtiéndolo en el juego de estrategia más épico y ambicioso de 2016.

Total War Warhammer 3394259

Este nuevo viaje al universo de Warhammer nos ofrecerá cuatro campañas, que en comparación con otras entregas de la saga 'Total War' pueden parecer escasas, pero sin duda son satisfactorias y llenas de complejidad. Sin embargo, el choque de facciones es todo un espectáculo visual que lo convierten un auténtico indispensable para los amantes de la estrategia, y una saga que es una adquisición obligatoria para los apasionados de Warhammer. Hay muchas maneras de conquistar el Viejo Mundo, pero 'Total War: Warhammer' es la más épica de todas ellas.

Imprescindible

Total War: Warhammer

Total War: WARHAMMER

Plataformas PC
Multijugador
Desarrollador Creative Assembly
Compañía SEGA
Lanzamiento 24 de mayo de 2016
Precio 47,95 euros

Lo mejor

  • Totalmente fiel a la saga Total War, totalmente fiel a Warhammer
  • Un sistema de estrategia exigente y ambicioso que saciará a los incondicionales del género
  • Un apartado técnico brillante y muy ambicioso
  • Las batallas más épicas del género

Lo peor

  • Poco optimizado para los equipos menos preparados
  • Ralentizaciones esporádicas durante los combates más concurridos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos