Compartir
Publicidad
Publicidad
Análisis de Unravel, la magia y la belleza personificadas en un personaje de lana
Análisis

Análisis de Unravel, la magia y la belleza personificadas en un personaje de lana

Publicidad
Publicidad

Si uno piensa en la edición del año pasado del E3 se acordará de muchos momentos especiales. Cada uno tendrá el suyo, con algunos juegos que les impactaron por encima de otros. En mi caso no se me olvidará nunca la presentación de 'Unravel' en el escenario de Electronic Arts. Allí el creador de este título, Martin Sahlin, de Coldwood Interactive, nos cautivó a miles de personas con esta sencilla y mágica propuesta que nos ofrecía.

No voy a negar que la primera vez que vi a Yarny me enamoré del encanto que desprendía el juego por todas partes y me hizo tener muchas ganas de que llegara esta semana, el momento en el que por fin se pondría a la venta 'Unravel' para Xbox One, PlayStation 4 y PC.

Aún recuerdo sobre todo aquella presentación en la que el propio Martin Sahlin salió a escena tembloroso e intentaba contarnos lo especial que sería el juego que habían ideado. Sin duda eso es algo sobre que os puedo asegurar que desde el primer minuto que os adentréis en este mundo os percataréis de ello.

La vida está conectada por un hilo

Nada más comenzar la partida el propio equipo de desarrollo nos dedica un mensaje en el que expresan que han "volcado en este juego sus almas y están encantados de poder compartirlo con nosotros", asegurando que "querían hablar con el corazón en la mano y tocar temas como el amor, la añoranza o el deseo de reparar vínculos rotos". Palabras que una vez jugado largo y tendido a 'Unravel' no caen en absoluto en saco roto y están más que justificadas.

Unravel Puzle

Yarny es el carismático protagonista que encarnaremos, formado completamente por un hilo de color rojo que será nuestro único elemento de existencia y el que utilizaremos para prácticamente todas las acciones que queramos realizar. Pero es que él no es alguien más, sino que dentro de su simpleza encontramos a un personaje lleno de vida, de ternura y que, a pesar de no pronunciar ni una sola palabra durante toda la aventura, acaba resultando más expresivo que muchísimos otros de videojuegos.

Sin pronunciar ninguna palabra Yarny será más expresivo que multitud de personajes de videojuegos.

Tras una cinemática de introducción en la que vemos a una anciana viviendo aparentemente sola en una casa podremos movernos por el salón de esta para adentrarnos en los cuadros que harán la función de recuerdos y experiencias que han vivido la familia que habitaba en este hogar. Todo el mundo que nos rodea ha sido recreado, naturalmente, a un tamaño gigantesco al tratarse Yarny de alguien con un tamaño tan diminuto.

Este detalle será el más llamativo en cuanto partamos en nuestro viaje por el exterior, un lugar que es imposible no recalcar el mimo y con el cariño que ha sido diseñado en su conjunto. Los paisajes parecen reales a más no poder, gracias principalmente al uso de la herramienta PhyreEngine, capaz de lograr este fotorrealismo que ya hemos presenciado anteriormente en otros títulos como 'Journey'.

Dentro de la belleza se ocultan peligros inimaginables

Unravel Nieve

La finalidad de esta expedición de nuestro personaje lanudo es recorrer más de una decena de niveles formados por plataformas y puzles en los que habrá que darle al coco para resolverlos. Para ello Yarny empleará única y exclusivamente su hilo de color rojo para cualquier acción distinta a la de saltar o simplemente desplazarse andando por las distintas pantallas.

Como si se tratase de un cable cada vez que movamos a nuestro protagonista veremos como va dejando tras de si parte de su cuerpo a la vez que se irá deshilachando hasta quedarse prácticamente en los huesos, por decirlo de algún modo. Este acabará resultando uno de los mayores inconvenientes con el que nos toparemos al tener que ir pendientes en todo momento de la cantidad de hilo que nos queda, teniendo que localizar nuevos ovillos con los que poder restaurar nuestro cuerpo y que a su vez hacen la función de puntos de guardado.

Yarny

Y es que estas zonas para restaurar la partida serán vitales porque el mundo está más lleno de peligros de lo que pensamos. Yarny no solo no podrá nadar y se ahogará cada vez que crucemos por un charco con un poco de profundidad, sino que también deberá de esquivar a cangrejos, comadrejas y otros animales que dentro de su simpático aspecto esconden una gran maldad. Además, nuestro pequeño personaje será tremendamente frágil y cualquier caída desde una altura considerable o un golpe con una piedra o un tablón de madera, por ejemplo, acabará con su vida al instante.

Sin embargo, nuestro principal enemigo resultará ser los propios puzles. En el primero de todos los niveles nos explicarán con pelos y señales todas las mecánicas importantes a tener en cuenta para superarlos, pudiendo lanzar nuestro hilo para engancharnos en argollas situadas a grandes alturas o atarlo a objetos para desplazaros, entre otras funciones. Estas acciones terminarán siendo de lo más variopintas, pero en cuanto superemos unos cuantos niveles veremos como en su mayoría se repetirán, lo que no quita que más de un puzle nos haga exprimir nuestra mente al máximo con tal de seguir avanzando.

Es importante señalar que en ningún momento serán tan complicados como para frustrarnos y quedarnos atascados. La curva de dificultad sin embargo no va en aumento y en su lugar parece una montaña rusa al aparecer de repente algunas zonas en las que igual nos quedamos 20 minutos o más atascados y en el siguiente nivel superamos sin ningún percance todos los obstáculos que se interpongan en nuestro camino.

El encanto de la naturaleza más allá de lo visual

Si en 'Unravel' hay algo que destaca junto con su impresionante apartado gráfico eso es desde luego su banda sonora. Un conjunto de instrumentos, comandados por violines, hacen que el entorno cobre más vida aún si cabe. Los temas que han sido compuestos para este título son una auténtica maravilla y acompañan a todos los acontecimientos que se produzcan a la perfección.

Unravel Frio

En muchos momentos me recordaba a 'Braid', sobre todo por esas sintonías calmadas y relajantes, pero en cuanto comienzan los peligros cambian rápidamente a un ritmo más frenético para que resulte todo más emocionante. Incluso también viviremos momentos más tristes o cargados de enternecimiento que se reflejarán en lo que escuchemos a través de nuestros oídos.

No importa que no haya voces ni diálogos, no se echan en falta en absoluto. Todo lo que forma parte de 'Unravel' es excelente y no nos defraudará su compra durante las ocho-diez horas aproximadamente que costará completar lo que sería la aventura principal. La rejugabilidad quizás no es demasiado grande y se limita tan solo a descubrir objetos ocultos en algunos niveles que perfectamente podemos recoger en la primera pasada que hagamos.

En cualquier caso hay que felicitar y aplaudir a Coldwood Interactive por el gran trabajo que han hecho y por trasladarnos a un viaje impresionante que es difícil de olvidar. Como bien dijimos al principio ellos confesaron que querían hacer un juego con el corazón y desde luego 'Unravel' impacta de lleno en el nuestro, demostrando que en casos como este el hecho de que algún juego cueste 70 euros no lo hace mejor.

Imprescindible

Unravel

Unravel

Plataformas PC, Xbox One y PlayStation 4 (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Coldwood Interactive
Compañía Electronic Arts
Lanzamiento 9 de febrero de 2016
Precio 19,95 euros (Origin), 19,99 euros (Xbox Live, PSN)

Lo mejor

  • La belleza que presentan los escenarios
  • Yarny, un personaje que nos cautivará al instante
  • La mecánica y el uso de la lana para desplazarse resulta una idea brillante
  • Una banda sonora que disfrutaremos de principio a fin

Lo peor

  • La curva de dificultad no está muy bien lograda
  • La rejugabilidad es casi inexistente

Sitio oficial | Unravel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos