Publicidad

Análisis de Good Job, una divertida propuesta de puzles basados en físicas que no siempre hace honor a su nombre
Análisis

Análisis de Good Job, una divertida propuesta de puzles basados en físicas que no siempre hace honor a su nombre

Publicidad

Publicidad

Good Job es uno de esos juegos que irremediablemente entra por los ojos. A su colorida propuesta y los simpáticos monigotes al estilo Aperture Science toca sumarle una alocada mezcla en la que las físicas y las tareas absurdas son su principal seña de identidad.

Tras anunciarse en el pasado Nintendo Direct, no dudé un segundo en lanzarme de cabeza a por él y, siendo un juego con posibilidades para explotarlo en familia, parecía una opción más que acertada estos días. Pero tras varias horas con él, me temo que comí más con la vista que con el estómago.

El hijo tonto

Encarnando al hijo palurdo del gran CEO de la empresa, nuestro cometido es pasar por todas las plantas del edificio solucionando problemas hasta llegar a lo más alto. Trabajaremos en marketing, en producción, en el laboratorio, pero con tareas que distan mucho de lo que veríamos en una situación real.

Goodjob2

Con tres salas por planta y una adicional que se desbloquea al superar las anteriores -y supone el ascenso a otra planta-, nuestras tareas van desde reunir a trabajadores que se han desperdigado por la zona hasta regar plantas, desde llevar un proyector a la sala correspondiente hasta recoger los juguetes de una piscina.

Con el absurdo por bandera las físicas del juego permiten abordar los niveles desde dos ópticas muy distintas. La del buen empleado implica ir con sumo cuidado para no romper nada mientras realizamos la tarea e ir lo más rápido posible para conseguir la mejor calificación.

La otra, la realmente divertida y para la que el juego parece hecho a medida, es la que abraza el caos con la fuerza de un oso, permitiéndonos destrozar paredes y cristaleras para abrirnos camino, arrasar un almacén con una grúa de carga o incluso sentar a empleados en una silla para lanzarlos con el cable de un enchufe como si fuese un tirachinas.

Goodjob3

Un buen trabajo que podría haber sido aún mejor

Con un resumen así es fácil adivinar dónde está la gracia de Good Job, pero no es lo único que consigue hacer bien. Más de tanto en tanto de lo que nos gustaría, el juego consigue plantarte ante retos y puzles de lo más ingeniosos, a veces con soluciones bastante obvias que se pierden entre la inmensidad de algunos niveles y sus mil y una cosas por probar y recoger.

Cuando se pone serio, en cambio, cuando abandona la originalidad para enfrentarnos a retos repetitivos y sin chispa, todo lo malo que implica la moda de las físicas locas saca a relucir sus mayores carencias. El control del personaje, con uno de esos saltos tan leves que daría igual si no estuviera, es sin duda la peor de ellas.

Cosas que se caen y se rompen con sólo soplarlas, serias dificultades para escoger el objeto que deseas en estancias tan pequeñas como abarrotadas y el peor, sin duda alguna, cuando el juego te pide mover grandes objetos agarrándolos o haciéndolos rodar con un sistema que está más cerca de no funcionar que de plantear un reto.

Goodjob1

Son los típicos casos en los que se agradece que los niveles, como el juego en su totalidad, sean bastante escuetos e intenten ir al grano. Tras ello te queda el reto de mejorar tus puntaciones o recoger los coleccionables en forma de disfraces que pueblan por ahí, pero no se presta demasiado a ser el típico juego de fiesta que disfrutar con amigos.

La opinión de VidaExtra

Good Job hace honor a su nombre haciendo un buen trabajo presentándonos una idea absurda y divertida con exquisito estilo, pero el potencial sobre el papel o tras ver su tráiler queda algo mermado por niveles que pueden llegar a hacerse bastante cuesta arriba.

No es menos cierto que el juego no engaña lo más mínimo. Es todo lo que promete en su material promocional, pero sí resulta una de esos casos en los que el pedirle más, tanto a nivel de originalidad como de pulido en sus controles, nos sale de forma automática. Puede ser un buen trabajo, pero tenía al alcance de los dedos y un par de retoques el ser excelente.

Good Job

Good Job

Plataformas Nintendo Switch
Multijugador Cooperativo
Desarrollador Paladin Studios
Compañía Paladin Studios
Lanzamiento Ya disponible
Precio 19,99 euros

Lo mejor

  • Un divertido juego de puzles basados en físicas
  • Un buen surtido de situaciones
  • Conseguir coleccionables y las mejores puntuaciones alarga mucho su vida útil

Lo peor

  • El control del personaje es demasiado caótico
  • No todos los retos son igual de acertados

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios