Publicidad

Análisis de Spacebase Startopia: si Bender hubiese montado su propio parque de atracciones, probablemente se parecería bastante a esto
Análisis

Análisis de Spacebase Startopia: si Bender hubiese montado su propio parque de atracciones, probablemente se parecería bastante a esto

20 años después de que el juego original llegase a PC, el urbanismo espacial de Spacebase Startopia vuelve a la carga para que demos forma a una Torre de Babel alienígena con espíritu de Las Vegas. Sin duda una curiosa mezcla de gestión de recursos, construcción de ciudades y combate.

De la mano de una buena ración de humor nos pondremos a los mandos de una base espacial que servirá de área de servicio y casino para todas las razas extraterrestres que pululen por allí. Nuestro objetivo será mantenerlas contentas y, con un poco de suerte, conseguir en el proceso que nuestros visitantes no sean tan cerdos.

Imagina ser dueño del Área 103 espacial

En Spacebase Startopia se nos pone a los mandos de una estación espacial con tres niveles distintos. El primero sirve como escenario de los bajos fondos del satélite. Es donde encontraremos lo que todo buen camionero y viajero necesita tras un largo trayecto: comida, baños y un sitio donde dormir.

Allí se emplazan también todo lo relacionado con el motor que mantiene viva la nave. Es donde se reciclan las ingentes cantidades de basura que los muy cerdos tiran al suelo, donde se sitúan los edificios de seguridad, la zona de carga y descarga, y también donde van a parar todos los recursos que nuestros robots hayan recogido.

El segundo piso cede hueco al lujo. La zona estilo casino de Las Vegas tiene discotecas, una cafetería con gatos, máquinas tragaperras, parque de atracciones, hotel con todas las comodidades. Si tus visitantes se están aburriendo, esta es la zona a ampliar y mejorar.

Por último tenemos la cubierta exterior. Un piso acristalado en el que mantener distintos biomas para que los alienígenas se sientan como en casa y, de paso, aprovechar los frutos recogidos de los árboles y el oxígeno generado por los mismos para craftear objetos y acondicionar la estación.

Space4

El peligro de caer en el "no está mal"

Si eres fan de los juegos de gestión y no te emocionas un poquito al leer todo eso, algo raro pasa, pero más extraño aún es que, con una base tan buena, Spacebase Startopia dé tantísimos palos de ciego hasta quedar en un peligroso limbo.

Convertido en uno de esos juegos que sólo son capaces de despertar un “no está mal”, es difícil que quienes llegan aquí emocionados puedan quitarse de encima la sensación de que algo ha fallado. Más preocupante aún es que esos fallos sean bastante evidentes.

La cosa empieza con mal pie de la mano de un pesadísimo tutorial que toca tan pocos palos que el paso por él se eterniza en exceso. Lo acabas, de hecho, pensando que no puede haber mucho más que rascar, pero luego llega un segundo tutorial en forma de campaña que ayuda a remontar el vuelo.

Space5

Al poco de empezar su modo historia el juego acaba haciendo clic en tu cabeza y empieza no sólo a cobrar sentido, sino también a ser divertido. Mantener contentas a las distintas razas alienígenas genera dinero que, a su vez, puedes invertir en hacer más grande la estación para que la rueda no pare de girar.

Buenos mimbres, pero falta profundidad

Hay por ahí crafteo para fomentar los automatismos, investigación de mejoras, una nutrida selección de edificios que van desde comerciar con terceros hasta montar tu propio robot gigante con el que luchar contra piratas espaciales y monstruos surgidos de alguno de tus biomas…

Leches, es que está realmente bien, pero no se sabe vender de cara al jugador. Pronto la lentitud vista en el tutorial empieza a afectar a una campaña con tímidas variaciones que seguirán introduciendo conceptos de forma torpe y tediosa.

Space2

Pero lejos de mantener cierta continuidad con la mitad de niveles, el juego te obliga una vez tras otra a crear el mismo esquema inicial hasta llegar a las esperadas novedades.

Un proceso lento y pesado que, de la mano de una IA de lo más ineficiente para tus robots de construcción, recolección o limpieza, y una interfaz que resulta un dolor de muelas (especialmente en consola, pero puedo imaginar por dónde flaquea también en PC), se hace aún más cuesta arriba.

Le acaba sentando regular el querer tocar también demasiados palos -dejando de lado unos sistemas de combate, comercio y multijugador que resultan ser muy pobres- en su intento de añadir algo de variedad a la mezcla. Una verdadera lástima, porque tiene los mimbres necesarios para dar forma a algo mucho más pulido y ambicioso.

Space1

La opinión de VidaExtra

Durante un buen puñado de horas me he forzado a que Spacebase Startopia y, aunque insistiendo en buscarle el lado positivo a todas sus mecánicas finalmente he dado con algo prometedor, los palos en las ruedas que el juego ofrece a nivel de usabilidad y eficiencia tiran por tierra cualquier atisbo de enganche que pueda llegar a producir.

De estar ante un acceso anticipado este sería el típico caso de juego al que os recomiendo seguirle la pista muy de cerca porque con cuatro ajustes puede mejorar muchísimo. Siendo una versión final, lo único que puedo hacer es no perder la esperanza y desear que una generosa mano de chapa y pintura lo acabe colocando en el lugar que se merece.

cover

Spacebase Startopia

Plataformas PC, PS5, Xbox Series, Switch
Multijugador
Desarrollador Realmforge Studio
Compañía Kalypso Media
Lanzamiento 26 de marzo de 2021

Lo mejor

  • Aunque reciclada, sigue siendo una buena idea.
  • Buena mezcla de edificios y mecánicas.

Lo peor

  • Su interfaz está lejos de ser cómoda.
  • La campaña se hace muy repetitiva.
  • No todas las mecánicas están igual de trabajadas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio