Publicidad

Análisis de Assetto Corsa Competizione: un referente del automovilismo en los videojuegos que no está dirigido al gran público
Análisis

Análisis de Assetto Corsa Competizione: un referente del automovilismo en los videojuegos que no está dirigido al gran público

Publicidad

Publicidad

La llegada de Assetto Corsa a los sistemas de sobremesa de Sony y Microsoft en 2016 fue un sonoro golpe sobre la mesa. Aquellas sensaciones de simulación que los máximos apasionados de los deportes de motor (y los jugones) sólo podían encontrar en PCs se abrieron paso en consolas, adelantando a los titanes del género en su propio terreno. El resultado: un clásico instantáneo.

¿El secreto? Se puede resumir en el culto al detalle. Llevar la pasión por el automovilismo en el ADN y una devoción casi reverencial a la cultura del motor y sus templos: los autódromos. No en vano, la sede de los italianos se encuentra en el autódromo de Vallelunga. Elementos que sumados han conducido a Kunos Simulazioni a lanzarse a producir una nueva entrega.

Assetto Corsa Competizione recoge el testigo del juego de 2016, pero no lo hace en calidad de secuela. O, al menos, no de un modo tradicional: la nueva propuesta de simulación de Kunos se centra en el GT World Challenge. Un acierto, ya que añade mejoras y novedades palpables a su ya de por sí exigente experiencia de GT3 aunque, en el caso de la versión de consolas, hay matices añadidos que conviene abordar.

Assetto Corsa Competizione, la excusa para estrenar volante

Ss Eeacec16270ee95e51a3d2c82aac2d4aca2e168b 1920x1080

Como pudimos ver en Assetto Corsa, la nueva obra de Kunos exige un nivel de precisión como jugador para ser abordado en propiedad. Sobre todo, ahora que las condiciones climatológicas entran en escena. Y eso implica disponer de una sensibilidad muy especial a la hora de intentar abordarlo con un mando tradicional o invertir directamente en un volante de gama media o media-alta.

Lo cual, por cierto, hace todavía más cuestionable el sistema de configuración de accesorios que ofrece la versión de consolas. Basta con pasearse por los foros oficiales de la versión de Xbox y PS4 para encontrar el problema con el que la mayoría nos hemos topado: el proceso de calibración es realmente tedioso -al menos, de la versión de lanzamiento- y los resultados, comparados con otros juegos de conducción, no logran ser tan satisfactorios.

Nada que no se pueda arreglar con una actualización, claro. Sin embargo, este tipo de complicaciones no deberían estar presentes en un juego en el que la jugabilidad y las sensaciones al volante están por encima de elementos como la cantidad de coches y circuitos que ofrece el juego base.

Screenshot 1086

Porque, y esto es clave para entender la propuesta de Kunos, Assetto Corsa Competizione compensa holgadamente no tener una kilométrica lista de vehículos, pistas y trazadas con las sensaciones de inmersión al volante, los detalles más sutiles en lo referente a los vehículos y unos circuitos que han sido replicados a través de Laserscan Technology con el fin de garantizar una experiencia de juego lo más cercana posible a la realidad.

La otra gran diferencia a nivel visual y de detalle es el denominador común de cada vez más juegos competitivos: tras apostar por su propio motor en el juego de 2016, Kunos da el salto al Unreal Engine 4.

La buena noticia es que eso se acaba notando en la versión de PC. La mala, por otro lado, es que la tasa de frames de consola está fijada en 30 fps y el estupendo soporte para mods de Steam brilla por su ausencia. ¿Suficiente para lastrar el conjunto? Por suerte, no.

Competizione es mucho más que una coletilla: es una declaración de intenciones

Screenshot 1087

Si bien hemos tocado los puntos flacos de Assetto Corsa Competizione, toca evaluar su propuesta en conjunto: Kunos sigue ofreciendo ese café para los muy cafeteros que nos fascinó con Assetto Corsa, pero también se desmarca con acierto de su anterior juego para abordar con más ambición el aspecto competitivo.

Cuando nos referimos a que Assetto Corsa Competizione es un simulador, lo decimos en serio: cada uno de los aspectos del juego se tienen en cuenta a la hora de competir. Desde detalles tan elementales como el arranque, las luces o el limpiaparabrisas, los cuales sacan partido de las condiciones climatológicas; a la manera de envolver acústicamente al jugador o el modo en que se nota el desgaste de los neumáticos o el combustible.

Existen licencias, claro. La trazada con guía se puede activar y disponemos de diferentes opciones de perfiles de ayuda. El control de estabilidad, por ejemplo, se ha incluido en el juego a modo de cortesía, ya que la normativa oficial lo prohíbe. Y pese a que podemos recurrir al cambio de marchas automático, salvo la reversa o el neutro, Assetto Corsa Competizione es un juego orientado a quienes prefieren lo cambios manuales. Eso se nota y se recompensa.

Apps 59381 14614728364888398 A3eaef64 8a51 4148 B9b0 D26b59b081d0

En Assetto Corsa Competizione existe una interesante diversidad de modos de juego, tanto para un jugador como para multijugador. Por desgracia, la cada vez más recurrente pantalla partida no está entre las opciones. La inteligencia artificial es uno de los máximos aciertos, todo sea dicho, siendo competitivos y agresivos, en lugar de simples rivales que se dedican a correr en fila y tratar de esquivar al jugador.

A fin de cuentas, todo acaba repercutiendo en la experiencia de juego online: el sistema de rendimiento individual, un registro de cada uno de nuestros progresos (incluyendo las vueltas individuales o nuestro comportamiento con pilotos virtuales) no solo sirve para que los emparejamientos online estén equilibrados, sino que tiene en cuenta nuestras preferencias y nuestros puntos fuertes para el matchmaking. Y, a su vez, también promueve el juego limpio.

A AC Competizione se viene a competir, no a estropear la experiencia de simulación a los demás

Porque para ganar el índice de constancia tendremos que ser capaces (como mínimo) de mantener el control del automóvil, de familiarizarnos con la pista e, incluso, de acelerar y frenar para no ser un obstáculo para el resto de corredores. Como nos adelanta su propio título, a Assetto Corsa Competizione se viene a competir, no a estropear la experiencia de simulación a los demás.

Por supuesto, hay que sumar al conjunto todas las ventajas de ser el juego oficial del GT World Challenge, el campeonato homologado por GT. Los equipos y los circuitos oficiales de la temporada 2018 de la conocida como la Blancpain GT Series, así como la temporada 2019 están presentes y la diferencia visual, sonora y de conducción entre los diferentes coches GT replicados en el juego es uno de los máximos aciertos de la propuesta.

Screenshot 1075

Algo que afecta a los modos Carrera, Campeonato y un Juego libre al que le sientan de maravilla todas las opciones de personalización previas a meternos en carrera. Y, claro, también nos obliga a ser todavía más precisos si nos apuntamos a los eventos online, aunque siempre está la posibilidad de ir poniéndonos a tono a través de las clasificatorias.

Sobre todo, cuando la duración de modalidades como el Fin de Semana de Carrera al Sprint son dos carreras de 60 minutos, a los que hay que sumar sus clasificatorias. Una estupenda manera para calentar, por cierto, de cara a afrontar las 24 Horas de Spa como nunca antes se había hecho en un videojuego.

Ahora bien, si no disponemos de tanto tiempo libre, podremos acomodar la duración desde los ajustes antes de ponernos el casco. Apostar por  el realismo de Assetto Corsa Competizione a la hora de pilotar un Ferrari, un Lamborghini o un McLaren es lo propio, pero poder adaptar la experiencia auténtica a nuestra disponibilidad es una opción que, ante todo, se agradece.

La opinión de VidaExtra

Screenshot 1079

Kunos Simulazioni ha sabido reconducir su licencia hacia una experiencia que no sacrifica su profundidad y el nivel de detalle previos. Y, pese a ser más concreta en lo referente a contenidos, su enfoque competitivo y su salto en lo referente a la propia inmersión de juego hacen de Assetto Corsa Competizione un regalo para los más exigentes y un paso al frente para la simulación del motor en los videojuegos

La cantidad de vehículos o circuitos disponibles es la que es, ya que la experiencia gira en torno a las temporadas 2018 y 2019 de la GT World Challenge. Se ampliarán contenidos este mismo año en consolas a través de dos tandas de DLCs englobados en un pase de temporada valorado en 24,99 euros frente a los 39,99 euros que marca la etiqueta del juego base. Aunque, lógicamente, su propio diseño y la temática de sus carreras nos garantizan cientos o miles de horas de juego una vez dominada la precisión que requiere cada circuito y exige cada coche.

Assetto Corsa Competizione es un pase VIP al GT World Challenge. No como espectadores, sino en calidad de pilotos

Evidentemente, Assetto Corsa Competizione no está enfocado al gran público. Y lo cierto es que ese soporte para mods que tan bien le sentó al juego de 2016 se echa en falta. Pero la visión y la ambición de Kunos logran posicionar su simulador como uno de los máximos referentes del automovilismo en los videojuegos.

Lo cual no quita que, tras un prolongado rodaje en PC en calidad de Acceso Anticipado, su estreno en consolas todavía necesita pulir un aspecto esencial: su sistema de control puede ser mejor. Merece ser mejor.

Screenshot 1081

Assetto Corsa Competizione se consolida como esa experiencia deseada por los apasionados por la conducción, y fascinará a quienes buscan un simulador exigente. Esos que desean ponerse al volante de las marcas más potentes del automovilismo, dejando atrás las sensaciones de los arcades (o simcades) de la mayoría de propuestas de conducción actuales.

Kunos da a los apasionados del motor ese pase VIP al GT World Challenge Europe. No como espectadores, sino en calidad de pilotos. Con la emoción y la exigencia al volante que ello conlleva.

Assetto Corsa Competizione

Assetto Corsa Competizione

Plataformas PS4, Xbox One (versión analizada) y PC
Multijugador
Desarrollador Kunos Simulazioni.
Compañía 505 Games
Lanzamiento 29 de mayo de 2019 en Steam / 23 de junio de 2020 en consolas
Precio 39,99 euros

Lo mejor

  • Una experiencia de simulación profunda y exigente
  • Una interesante variedad de modos online y offline completamente personalizables
  • El énfasis que se hace en cada detalle de cara a la conducción y los circuitos

Lo peor

  • La cantidad de coches, disciplinas de motor y circuitos está limitada a la GT World Challenge
  • La mala implementación para calibrar los volantes en la versión de consolas, al menos de lanzamiento

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios