Compartir
Publicidad

'Deus Ex: Human Revolution Director's Cut' para Wii U: análisis

'Deus Ex: Human Revolution Director's Cut' para Wii U: análisis
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Adam Jensen cura sus heridas recostado sobre un sofá de ricos ornamentos. Sus manos artificiales sostienen con delicadeza un cigarro y un vaso de whisky. Tiene la mirada perdida en un horizonte imaginario. Tras él, a través de los tenues rayos de luz que ponen en evidencia el ambiente cargado, distinguimos una réplica de 'La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulpl', cuadro que Rembrandt pintó en 1632.

Todo en 'Deus Ex: Human Revolution' tiene sentido. Cada pieza encaja sin saber de casualidades. Con la versión del director que ahora se estrena, aquel juego de 2011 se convierte en 2013 en el puzle completo que siempre quiso ser.

'Deus Ex: Human Revolution' y el ciberpunk

Blade Runner ojo
El cielo sobre el puerto tenía el color de una pantalla de televisor sintonizado en un canal muerto.

William Gibson definía en nuestra mente desde la primera frase de 'Neuromante' (Neuromancer, 1984) la sociedad distópica de lo que se daría en llamar corriente ciberpunk. 'Blade Runner' se había estrenado en cines dos años antes sin hacer demasiado ruido para convertirse poco a poco y sin quererlo en la película de culto que es hoy. El primer 'Deus Ex' llegaba a ordenadores en los albores del siglo XXI haciendo interactivo ese rico universo.

El mundo gobernado por las grandes corporaciones, piratas informáticos, implantes que nos convierten en más que humanos, la realidad aumentada y la realidad de la red, la publicidad enmarcada en gigantescos anuncios de neón, gabardinas y maneras de tipo duro, detectives sacados de la novela negra, ambientes extraídos del cine negro, conspiraciones, oscuridad, degeneración, arquitectura barroca y renacentista, la gran metrópoli multicultural de alto componente asiático... 'Deus Ex: Human Revolution' cataliza la influencia pasada en pesadilla futura. Todo está aquí.

deus-ex-eye

El FPS que es un RPG

En cuestión de mecánica 'Deus Ex: Human Revolution' es un First Person Shooter sin disparos... o puede serlo. El juego nos da la libertad para afrontar las situaciones de la forma que creamos más conveniente, lo que ocurre es que esta suele pasar casi inevitablemente por el sigilo. Apretar el gatillo se convierte así en la última opción, haciéndonos sentir como unos fracasados cuando esto se produce. Siempre intentaremos ser elegantes y presumir de destreza, que no lo consigamos restará pulcritud a nuestra partida perfecta.

Conversaciones en las que intentamos conseguir algo de nuestro interlocutor, misiones secundarias y el aumento de nuestras habilidades acercan a 'Deus Ex' a lo que realmente es: un RPG de acción. La combinación de ambas formas de gameplay, sigilo en primera persona y Rol, da como resultado un juego profundo y difícil, un título más propio de los ordenadores que vieron nacer la franquicia en el 2000 que de las consolas de sobremesa.

'Deus Ex: Human Revolution': escenarios de cal y personajes de arena

Ya en 2011 'Deus Ex: Human Revolution' no era un juego puntero tecnológicamente. Que esta versión del director haya aparecido en el año de 'The Last of Us' y 'Beyond: dos almas', dos burradas a nivel gráfico, no le hace precisamente un favor. Los modelados de personajes son más propios de la pasada generación que de la presente que ahora termina. Mirad esta imagen y llorad. Aunque el plantel principal está algo más trabajado, solo el protagonista se salva de ese acabado tan pobre y desfasado.

WTF

Afortunadamente 'Deus Ex: Human Revolution' pone la balanza a su favor con una dirección artística a la altura de las circunstancias. El diseño de niveles y lo cuidado de su ambientación son de lo más inmersivo. Ya lo decía sabiamente Jonathan Jacques-Belletete, director de arte del juego, en el libro de ilustraciones que acompañaba en su momento la edición especial:

Nuestro universo visual debía ser coherente y creíble para que los jugadores pudieran meterse de lleno en la ambientación. No buscábamos un realismo fotográfico, sino la homogeneidad... En definitiva, lo importante era transmitir al jugador una historia visual llena de matices, inducirle el deseo de saber e implicarse más. La dirección artística de un videojuego no solo consiste en hacer que todo quede bonito; su propósito también es transmitir ideas.
Deus Ex interior

Los tonos marrones y anaranjados de ambiente plomizo son la tónica general. Altos techos y grandes ventanales, pantallas y libros amontonándose en la batalla perdida entre clasicismo y modernidad. De nuevo el juego moldeándose a través de un referente del género: 'Blade Runner'.

Blade Runner interior

La diferencia Wii U

La versión que nos ocupa en esta review de 'Deus Ex: Human Revolution'es la llamada 'Versión del director'. Fue creada teniendo en mente Wii U y su característico gamepad con pantalla. La adaptación ha sido acertada. Siendo como es un juego de sigilo agiliza mucho la acción tener el mapa en nuestras manos. Pasaremos tiempo incontable estudiando los movimientos de nuestros enemigos esperando el momento idóneo para realizar nuestro próximo paso.

El pirateo de sistemas es también más intuitivo tocando la pantalla táctil, método que igualmente utilizaremos para aumentar nuestras capacidades. Una implementación curiosa es la grabación de imagen y sonido en forma de pistas que podemos subir a Miiverse, algo que es de agradecer en un juego que promueve distintos caminos para la acción.

Los usuarios de PS3 y Xbox 360 recibirán estas aportaciones a través de PS Vita y tablets respectivamente, aunque siempre será más cómodo si lo tenemos todo integrado en el mando, como es el caso de Wii U.

Otros ajustes vienen en forma de ligero pulido gráfico y el enfrentamiento con los enemigos finales. Esto último, muy criticado en su momento porque nos obligaba a abatir al contrincante rompiendo la coherencia de haber llegado hasta ese punto sin pegar un solo tiro, se ha solventado poniendo a nuestra disposición herramientas estratégicas que podemos usar para lograr nuestro objetivo.

Conclusiones

'Deus Ex: Human Revolution director´s cut' es uno de los mejores juegos de esta generación. Si tienes una Wii U y te gustan los retos no deberías tener dudas sobre él. Si ya jugaste hace un par de años la cosa cambia. Hay mejoras gráficas, incluye el DLC publicado, ajusta el combate con los jefes e interesantes implementaciones para una segunda pantalla. Todo a un precio ajustado. Tú decides.

Personalmente tengo especial debilidad por 'Deus Ex'. Siento predilección por los referentes en cine ('Blade Runner', 'Ghost in the Shell', clásicos de los 40) y literatura (novela negra, ciberpunk) que el juego maneja con soltura. Tiene sus carencias, sí, pero es de ese tipo de títulos en los que la calidad general está muy por encima de carencias particulares. Su epatante e hipnótica banda sonora golpea mi cabeza aún habiendo apagado hace horas la consola. Y de eso se trata ¿no? Buscar experiencias únicas que dejen poso en nuestra memoria. Definitivamente 'Deus Ex' ha encontrado su sitio en mis recuerdos como si de un implante tecnológico se tratara.

Plataformas: PC, PS3, Xbox 360, Wii U (versión analizada) Desarrollador: Eidos Montreal Compañía: Square Enix Lanzamiento: ya disponible (25 de octubre de 2013) Precio: 39,99 euros (en Amazon está por 33,75 euros)
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos