Compartir
Publicidad
Driveclub: análisis
Análisis

Driveclub: análisis

Publicidad
Publicidad

Llevabas un año esperándolo, como el turrón. 'Driveclub' pinta bien y sabe aún mejor, pero igual que el postre típico de las fiestas la ingesta masiva de los primeros días no garantiza que te siga apeteciendo durante el resto del año. Siguiendo con el símil, puede que tú esperes turrón de chocolate y en realidad sea de yema. En resumen, que no vale con ser fan de los coches para convertirte en fan de 'Driveclub'.

De hecho probablemente sean ellos los que más sufran las carencias de 'Driveclub', con un catálogo de vehículos bastante justo para los tiempos que corren y una falta de configuraciones que ni siquiera títulos que abrazan un lado más arcade, como el caso de 'Forza Horizon 2', se han negado a incluir. Claros y sombras para un recorrido al que el nuevo juego de Evolution Studios llega con la gasolina en reserva.

Esto es lo que te espera en Driveclub

Driveclub2 3

Desconozco en qué habrá invertido el tiempo de este año de retraso el estudio de desarrollo, pero lo que me he encontrado no dista mucho de lo visto antes de que PS4 llegase al mercado. Ya entonces pudimos probarlo y nos sorprendió lo mismo que nos hemos encontrado ahora.

'Driveclub' es un juego despampanante a nivel gráfico, con escenarios espectaculares, juegos de luz impresionantes y pequeños detalles que suman aún más puntos a esa mezcla. Es algo que se palpa nada más empezar, cuando la multitud te aclama en la última curva y el piloto de delante levanta las hojas del suelo para que se choquen con tu parabrisas (o atraviesen, algo que también ocurre en ocasiones con partículas que traspasan el suelo).

Al equipo de Evolution Studios le bastan cinco escenarios: Canadá, Chile, India, Noruega y Escocia, y 11 pistas en cada uno de ellos (incluyendo las clásicas modificaciones como el cambio de sentido en las carreras) para deslumbrar con sus recorridos.

No hay circuitos reales, ni falta que hace, porque los trazados propuestos son toda una gozada para disfrutar de la conducción que propone el juego, algo a medio camino entre la simulación y el arcade, invitándote a estar atento del freno pero cediéndote algo de locura en las curvas al tirar de freno de mano y derrapar por el exterior para adelantar un puñado de puestos en la clasificatoria.

Es un estilo que requiere cierta práctica, sobre todo por cambiar constantemente de vehículos y tener que adaptarnos a su maniobrabilidad y peso, pero tremendamente divertido cuando consigues cogerle el punto. Os dejo un vídeo con gameplay para que veáis a qué me refiero.

El que mucho abarca

Los errores llegan al querer ir más allá con ideas francamente buenas pero no siempre bien ejecutadas. Vamos por partes. Para los que no lo sepan la singularidad de 'Driveclub' recae en los desafíos de carrera. Nos vale con llegar primeros a la meta, faltaría más, pero por el camino nos encontraremos con diferentes retos a los que hacer frente.

En ellos deberemos superar la puntuación objetivo al trazar una curva por el carril marcado, realizar un derrape de X distancia o superar un trazado manteniendo una velocidad media. Puede que esos retos estén relacionados con los objetivos de cada carrera, que normalmente se centran en acaba en el top 3, supera un crono o alcanza una velocidad de X km/h, pero los que no entren en esa categoría estarán ahí para sumar puntos de piloto y de club.

En esos puntos se basa la experiencia del juego, lo que nos hará subir de nivel y conseguir nuevos vehículos, pero es algo que no siempre funciona todo lo bien que debería. En primer lugar porque las entradas y salidas de esos retos, marcadas con banderas de cuadros de colores a lo ancho de la pista, pueden acabar escondiendo una curva indivisible detrás, lo que te obliga a estar atento a varias cosas a la vez y acaba provocando que si vas apurado en una carrera pases olímpicamente de preocuparte por dichos retos.

Driveclub4

En segundo porque a ese sistema de puntos hay que sumarle los que consigues por adelantamientos, rebufos, derrapes, trazadas y, además, las penalizaciones por saltar una curva o impactar contra el entorno u otros vehículos, a veces incluso limitándote la velocidad máxima durante varios segundos y mandando al traste tus posibilidades de ganar.

No me malinterpretéis, no me parece nada mal, está genial disponer de algo así en un juego destinado a que la conducción sea lo más perfecta posible y que no valga todo para ganar, pero mejor os explico un caso práctico y así entendéis mejor mi postura.

Camperos en juegos de coches

Estaba jugando con Alex, probando el multijugador y peleándome con desconexiones aleatorias de los servidores contra las que poco o nada puedes hacer (espero que cuando el juego llegue al mercado la situación sea distinta, porque estar offline implica que los puntos no se suman a tu club y no puedes seleccionar los coches desbloqueados en esa categoría, cinco en total), cuando por fin conseguimos entrar en una partida.

Cansados de jugar los dos solos o en el modo campaña, nos hacía falta un poco de acción frente a otros usuarios, pero las ganas de mantenernos ahí duraron lo justo y necesario. ¿La culpa? lo que podríamos denominar como camperos de los juegos de coches, locos que vienen por detrás y tocan tu parte trasera para que el coche gire 180º y pierdas toda oportunidad de recolocarte en los primeros puestos.

Driveclub6 1

Es lo que hay, la picaresca de todo juego online, pero si alguien me arrolla por detrás elevando mi coche del asfalto y pasando por debajo aprovechando su morro a ras de suelo, provocando que salga de la pista y me coma una curva, él sólo tiene que lididar con -200 puntos por impacto mientras que probablemente yo acabe penalizado por eso y con la velocidad limitada durante varios segundos por salirme del circuito.

Algo tan fácil como tomar de ejemplo la vida real, el que choca por detrás es el que tiene la culpa y yo, que estaba trazando una curva por el interior a las mil maravillas y acabo en el exterior de un carril en el que caben cinco vehículos alineados, no he hecho nada malo para cargar con las culpas. Superada la campaña luchando contra vehículos casi tan agresivos como los de otros jugadores (nada de Scalextric estilo 'Gran Turismo'), algo que tampoco te llevará mucho más de dos tardes jugando a saco, el mayor divertimento de 'Driveclub' probablemente lo encuentres en los desafíos de otros jugadores.

Desafíos: la joya de la corona de Driveclub

Retos que puedes enviar a tu lista de amigos o rivales para arañar otro buen puñado de puntos con los que seguir desbloqueando coches, pinturas o insignias para modificar el emblema de tu club, y que van desde pruebas de derrape hasta cronos en los que te mides a los fantasmas de otros usuarios.

Ahí no hay excusas que valgan y todo depende de tu habilidad al volante, así que se convierte en un pique constante por ver cómo intentas arañar un puñado de puestos en la clasificación global de ese desafío. Siempre hay alguno disponible, normalmente de usuarios a los que no conoces, así que si quieres seguir jugando una vez completado el juego tienes la opción perfecta para hacerlo más allá del multijugador.

Driveclub3 1

En conjunto 'Driveclub' parece ser uno de esos intentos de crear una franquicia sólida que se quedan a medio camino de la meta. Hay grandes ideas, mejores gráficos y una divertidísima jugabilidad, pero flaquea en contenido y opciones olvidándose de añadidos tan suculentos como los cambios climatológicos pese a dominar con maestría elementos como el paso del tiempo y su impacto sobre el cambio entre día y noche (algo, toca decirlo, digno de ser vivido en tus propias carnes).

Conclusión

Veremos qué tirón tiene su llegada a PS Plus y a qué numero de usuarios consigue encandilar con su particular propuesta, pero que tras un año de desarrollo tengamos que esperar a futuras actualizaciones para algo tan básico como las repeticiones, la lluvia o algo tan aparentemente importante para Sony y la promoción de sus juegos como el modo foto, no me entra en la cabeza.

Pese a sus carencias sigue siendo un gran juego de coches, uno de esos que te invitan a jugar un campeonato más aunque haga una hora que prometiste desconectar la consola, pero una vez más, y ya he perdido la cuenta de las veces que lo he repetido en esta generación, hay algo que te invita a pensar en lo buena que será la siguiente entrega en vez de seguir disfrutando del primer 'Driveclub'.

7,0

Driveclub

Driveclub

Plataformas PS4
Multijugador
Desarrollador Evolution Studios
Compañía Sony
Lanzamiento 8 de octubre de 2014
Precio 71,99 euros (en Amazon, por ejemplo, está por 58,91 euros)

Lo mejor

  • Los gráficos son alucinantes
  • Un sistema de conducción complicado pero divertido
  • Desafíos y retos alargan su vida útil incitando al pique

Lo peor

  • Falta de configuraciones adicionales
  • Que toque esperar a elementos como la climatología o las repeticiones
  • Las opciones de club permanecen inactivas sin conexión a internet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos