Forza Horizon 5: Hot Wheels es el primer juego que por fin me incita a tomar las curvas chocándome contra las paredes
Análisis

Forza Horizon 5: Hot Wheels es el primer juego que por fin me incita a tomar las curvas chocándome contra las paredes

La expansión de LEGO de la anterior entrega podría llegar a confundir, pero en realidad hace 6 años de la llegada de Hot Wheels a la saga de Playground Games. Ahora, con la nueva expansión de Forza Horizon 5, las pistas naranja, los loopings y los hot rod han vuelto.

La primera de las dos expansiones que llegarán a Forza Horizon 5 no es un añadido menor, de hecho casi entrega otro juego, pero eso no necesariamente quiere decir que vaya a gustar a todos los fans de las carreras en México. El nuevo mapa y los nuevos coches también traen una nueva forma de conducir.

Una nueva forma de conducir

Puede que lo que más escame de Forza Horizon 5: Hot Wheels sea la propia franquicia de juguetes. Por un lado su historia roza lo publicitario en más de una ocasión. Agradezco las curiosidades y reconozco que no conocía la historia detrás de los coches de juguete, pero pisa alguna línea que habría preferido evitar.

Por el otro, sus pistas naranjas no son sólo el principal añadido de este DLC, también son un cambio de paradigma respecto a la forma de jugar. Lo que en México era libertad total, aquí son laberínticos recorridos que al fan de la exploración y el campo a través pueden resultar algo claustrofóbicos.

La recompensa a esa falta está en un viaje rápido gratuito que te podrá llevar a cualquier carrera de forma instantánea -poco nos acordamos del avance en los tiempos de carga de esta generación-, pero también pistas trepidantes en las que lo único que importa es correr. Tal vez por eso sea su breve introducción y el tramo final con superdeportivos lo que más acabas disfrutando.

Cuando el juego te pide curvas cerradas, y hay muchas más de las que cabría esperar, las nuevas físicas de la pista de plástico hacen muy difícil adaptarse a la velocidad requerida. Hasta la guía de aceleración y freno que te indica cómo tomar las curvas se equivoca al indicarte que deberías empezar a frenar mucho después de lo que deberías.

Forza Horizon 5

Entre eso y lo fácil que es que el coche vire sin control en una aceleración forzada, al final acabé jugando como si lo hiciera en una auténtica pista de Hot Wheels, estampándome contra las curvas cuidadosamente redondeadas para que salga más rentable chocar que perder velocidad con el freno.

Muy espectacular, pero no siempre igual de divertido

Te quitan la exploración, te cambian la forma de conducir, pero en cualquier caso las pistas naranjas están ahí para que disfrutes de la velocidad, y ahí sí han acertado de lo lindo. En un escenario espectacular con tres zonas muy bien diferenciadas, pasarás de una caída de vértigo en un volcán propia de una montaña rusa, a un tobogán de agua en el que los derrapes en las curvas salen solos.

Gracias a las pistas magnéticas, y añadidos como los baches, los turbo y las zonas de hielo, el saltar de un tipo de pista a otro es casi constante, así que nunca se hace pesado echar una carrera más. Es una gozada cuando te toca una de esas pistas que te mezcla los saltos con los loopings para después llevarte antes las fauces de un dragón.

Forza Horizon 5

Tengo un mejor recuerdo del dinosaurio de la anterior expansión, pero en cualquier caso sigue siendo una gran característica de Hot Wheels sin la presencia necesaria. El tiburón que muerde la pista, el mono que deja caer un camión lleno de coches… Hay hueco para algunos saltos que podrían ser bastante más espectaculares.

La estructura de misiones es muy clara, hay un montón de piezas para el modo creativo, desafíos esperando a ser desbloqueados para conseguir nuevos coches y cosméticos, y el siempre jugoso reto de completar todas las estrellas de cada reto y carrera.

Si superarlo te puede llevar un par de tardes, ir a por todo puede estirar el chicle un puñado de horas más, pero acércate a él teniendo en cuenta que no es el mismo Forza Horizon que acabas de jugar. Aquellos que no tengáis una edición especial o el pase de temporada podéis conseguir esta expansión por 19,99 euros en la Xbox Store. 17,99 euros si sois miembros de Game Pass.

Temas
Inicio