Compartir
Publicidad
Publicidad

'God of War: Ascension': análisis

'God of War: Ascension': análisis
Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy llega a las tiendas 'God of War: Ascension', la nueva entrega de nuestro espartano favorito, esta vez en forma de precuela destinada a contar los acontecimientos ocurridos entre su pacto con Ares y el inicio de su venganza. Campaña, multijugador y modo horda para los que tengan sed de Kratos.

Eres fan y tienes dudas sobre el juego, lo sé, yo estaba ahí ayer y entiendo tu posición. A continuación tienes el análisis de 'God of War: Ascension', para que puedas conocer al detalle los aspectos que te ayudarán a decidirte. ¿Quieres un breve adelanto? Ahí va: tocaba descansar.

GoW Ascension

GoW Ascension
No he empezado a pensar en bondades y carencias y ya tengo sensaciones encontradas a la hora de escribir. ¿Es un 'God of War'? Sí. ¿Tiene muertes brutales? Sí. ¿Está a la altura de lo esperado? Pues depende del fanático que se ponga a los mandos, yo lo soy y digo no, y eso teniendo en cuenta las dos primeras afirmaciones es aún más grave de lo que parece.

Kratos necesitaba un descanso de los largos, y una buena mano de gráficos renovados con nuevo motor y exprimiendo las posibilidades de PS3 no iba a cambiar la situación. 'God of War: Ascension' es igual de espectacular que cualquier otro título de la saga. Sigue siendo una gozada ver cómo se las han ingeniado en Sony Santa Monica para crear nuevas muertes interactivas, y la inclusión de momentos "machacabotones" (muertes interactivas en las que atacar y esquivar) al acabar con elefantes, serpientes y demás, le sienta de maravilla.

En realidad es lo que esperábamos de un juego así, de la misma forma que esperábamos zonas de puzles, de plataformas y jefes finales enormes. Segunda lectura de eso, todo lo que esperábamos, nada que consiga sorprendernos. Hay añadidos como lo de deslizarse por paredes y suelos inclinados, y de hecho tiene su gracia las dos primeras veces, pero todas las otras no, se repite demasiado y el cambio de zonas y obstáculos por el camino no ayuda, aunque se intente.

Es uno de sus mayores problemas, una y otra vez, vuelve aquí para ir allí y volver de nuevo. Es lo peor que le puedes meter a un juego así (un mal que ya empezó a mostrar 'God of War III'), te corta las alas, te frena, te impide continuar con esa sensación de "a ver qué pasa", porque lo único que puede pasar es lo que ya creías que ocurriría la primera vez que intentaste subir a ese ascensor.

¿Está atascado y no te permite ascender? Pues se desatasca, con un puzle de por medio y un par de enfrentamientos. ¿Solucionado? No, porque, ay, se ha vuelto a atascar. Otra lucha y, vaya, otro puzle igual de inspirado que el anterior, uno con cajas y palancas. En serio, ¿aún no hemos superado esa fase de creatividad en el sector?

GoW Ascension

God of War: ¿Ascension?

Por lo visto no hemos superado esa, ni la de mostrar el camino que debes seguir con un giro de cámara, ni la de los bichos pequeños que atosigan, ni la del grande que siempre hace los mismos tipos de ataque, ni la de una campaña que juega la carta de los paseos para, sorprendentemente y pese a ello, quedarse en unas tímidas pero suficientes seis horas y media. Por suerte los puzles que implican sumar varios minutos empiezan a mejorar cuando se incluyen los artefactos, capaces de alterar el estado de las construcciones o crear una copia de Kratos (el tercero acaba siendo bastante anecdótico).

No sé, no soy de los que quieren que la historia se alargue innecesariamente, de hecho es algo que me molesta bastante, si tienes que acabar ya acaba y punto, pero nunca antes un 'God of War' se me había hecho tan lento, y al ver el tiempo empleado para superarlo me he quedado un poco a cuadros. Pensaba que habían pasado bastantes más minutos.

El multijugador ha resultado ser uno de sus puntos fuertes
Claro, la impresión difiere de la realidad porque he muerto varias veces y he tenido que repetir segmentos (cortos, que guarda cada dos por tres incluso en las batallas contra jefes), pero no creáis que ha sido por una dificultad para expertos (esa se desbloquea tras superar el juego). No, la culpa de ello la tiene el mismo problema de siempre, el salto de Kratos.

Puzles regular, plataformas regular, ¿como mínimo los combates estarán bien? Mira, pues sí, de hecho no me habría cansado de ellos, menos aún si se hubiese introducido un poco más de variedad en los enemigos. Lo visto en la demo es un buen ejemplo del ritmo que necesita el juego. Súmale la última parte de esa batalla, introduciendo un esquema similar e introduciendo algo de variedad a lo largo del juego, pasaría a ser la entrega perfecta.

Tal vez el problema sea ese, que empieza metiendo toda la carne en el asador y luego, salvo algunos tramos concretos, el resto queda a su sombra. Es la prueba de que la franquicia tiene algo más que ofrecer, un retorno a la épica del final del primer título, pero hay que aclarar ideas y mirar hacia el futuro durante un tiempo, sin prisas.

Por suerte está el modo multijugador y el modo horda para compensar esa necesidad de acción constante, pero ya llegaremos a ello un poco más adelante, centrémonos en los guantazos de la campaña.

GoW Ascension

God of War: Ascension, totalmente desinhibido

No hay armas secundarias (sin problemas por mi parte) y para compensar la falta se incluyen diferentes poderes para las características espadas del espartano: fuego, hielo, rayo, alma; con combos desbloqueables, magias y bonificaciones por muerte para cada una de ellas. Además hay por ahí alguna que otra maza, espada o lanza que puedes robar a los enemigos con el golpeo cuerpo a cuerpo, pasando a ser ese botón el que se encargue de hacerlas valer o te permita lanzarlas realizando un escueto pero maximizado daño.

Bien porque, aunque con reservas al cambiar de animación a animación, lo de esquivar, bloquear y el contraataque funciona a la perfección. Es la única fórmula que no tocaba cambiar y afortunadamente se han olvidado de experimentos. Lo de sumar combos es algo que nunca pierde su encanto, y si el juego sólo tuviese que valorarse sólo por sus combates, acabaría entre los mejores de la saga.

Tal vez se entiende por mis palabras que lo ideal para mí sería convertir la saga en un hack'n slash puro y duro, y ahora vendrá alguien diciendo que no porque entonces ya no sería un 'God of War'. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero se te escapa un punto clave, aquí de la furia y venganza de Kratos hay lo justo y necesario para salir del paso, para tapar un hueco que, que yo sepa, no existía hasta que se empezó a hablar de 'God of War: Ascension'.

GoW Ascension

Para que nos entendamos, una nueva entrega siempre tiene que ser un paso adelante, y en este caso, aunque no son varios en la dirección contraria como muchos pronosticaban, lo que ofrece es quedarte en el mismo sitio o incluso retroceder (de los Titanes pasamos a las Furias), con una información adicional que en realidad no impacta y los ojos haciendo chiribitas porque le acabas de abrir la cabeza a un elefante y los sesos han estado a milímetros de adornar el suelo.

Diría que hay que jugarlo porque, vaya, es un 'God of War' y de infumable tiene bien poco, pero que la alegría que caracteriza a los fans se acerque al juego sabiendo que no es un 'God of War IV'. 'God of War: Ascension' es La Amenaza Fantasma de la saga, te gusta la ambientación y el estilo, pero hay detalles y personajes detrás que no te cuadran en absoluto.

El multijugador de 'God of War: Ascension

Por suerte también está el multijugador (aquí es donde muchos empiezan a rasgarse las vestiduras), y es que lo que más nos preocupaba al principio, la inclusión de una idea que a muchos se nos había pasado por la cabeza pero que no creíamos suficientemente sólida para materializarse, ha resultado ser la agradable sorpresa que comentamos cuando probamos la beta. Suscribo lo dicho entonces, no creo que acabe enganchándome, pero es una de esas opciones que sin duda recuperaré de vez en cuando para echarme unas risas.

GoW Ascension

Prefiero el combate directo entre cuatro a la particular toma de banderas por equipos, seguramente por esa búsqueda de enfrentamiento sin grandes complicaciones. Al final le acabas cogiendo el gusto a eso de ir mejorando el personaje, pero habrá que ver la disparidad de niveles dentro de algunas semanas. Ya no es coger un arma u otra, que también, pero lo principal está en el tema de las estadísticas y los potenciadores, que pueden salvarte una partida por los pelos en más de una ocasión.

Conclusión

'God of War: Ascension' no decepciona, ofrece lo que ha hecho famosa a la franquicia y se limita a cumplir con una entrega más. Eso, viendo el panorama, incluso podría considerarse bueno, pero hay que exigir más, sobre todo cuando algunos momentos demuestran que tanto el potencial como el talento están ahí, y podrían sacar oro con otra actitud.

Mientras que hay sagas en el mercado que ya han conseguido saturarnos, las brutales palizas de Kratos siguen llamando la atención. El problema es que en entregas como 'God of War: Ascension' ese reclamo se hace con ojos de cordero. El verano se le ha echado encima, y ese examen para cambiar de ciclo ha acabado con un bien alto, uno de esos que vendías como notable a tus padres, podría colar pero no es tal cosa.

Ficha técnica

  • Plataformas: PS3
  • Desarrollador: Sony Santa Monica
  • Distribuidor: Sony
  • Lanzamiento: ya disponible (13 de marzo de 2013)
  • Precio: 69,95 euros

Más sobre 'God of War: Ascension' en VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos