Compartir
Publicidad
Publicidad
Hemos jugado tres horas a Impact Winter, un survival al que no hay que perder de vista
Análisis

Hemos jugado tres horas a Impact Winter, un survival al que no hay que perder de vista

Publicidad
Publicidad

Adoro ese momento en el que me cruzo con un juego del que no había escuchado nada y con apenas un par de minutos consigue ganarme por completo. Es precisamente el efecto que ha conseguido ‘Impact Winter’, un prometedor juego de supervivencia que llegará a PC a finales de mes.

El género está a pocos pasos del hastío, con multitud de títulos intentando subirse a la ola que dejaron títulos de la talla de ‘Don’t Starve’, ‘This War of Mine’ o ‘Sheltered’, pero ‘Impact Winter’ consigue esquivar sabiamente esa bala al mezclar la recolección de recursos y el crafteo con elementos de aventura o RPG.

30 días para salvarte

La temperatura de la Tierra se ha ido al carajo por culpa de un meteorito y ahora el frío y la nieve cubre las casas hasta el tejado. Nosotros somos el líder de un grupo de supervivientes que se ha afincado en una iglesia y compensa la falta de calor echando basura a una hoguera. Todo apunta a que duraremos vivos lo que tardemos en agotar los recursos que tenemos alrededor, pero de repente se enciende una luz de esperanza.

Al robot que nos acompaña en nuestras salidas al exterior en busca de comida acaba de llegar un mensaje: la ayuda llegará en 30 días. Si conseguimos sobrevivir hasta entonces habremos superado el reto que nos propone Impact Winter, pero arrinconándonos en una esquina de la iglesia no vamos a conseguir nada.

Para que el reloj descienda debemos conseguir experiencia, ya sea visitando zonas nuevas o superando misiones principales y secundarios. Las primeras las marcarán los tres miembros del grupo que conviven con nosotros, un variopinto elenco al que habrá que cuidar a base de racionarles agua y comida, pero también asignándoles roles para incrementar su eficacia y posibilidades de supervivencia.

Más nos vale estar muy atentos a ellos, que mueran supondrá perder sus habilidades y no es algo que nos convenga en esta situación extrema. Nos quedaremos sin poder fortificar la iglesia, sin poder preparar comidas que mejoren las estadísticas del grupo, sin mejorar el inventario o las habilidades de rastreo del robot y sin aprender nuevas técnicas de caza o fabricar herramientas como trampas o tiendas en las que descansar en largos recorridos.

Un survival con toques de aventura

Enfocarnos en las misiones de unos u otros, así como darles la razón o no en las rencillas que se generan en el día a día y a las que debemos acudir raudos para ponerles frenó, marcará en qué rama de la historia profundizamos más, así que la opción de rejugar y optar por otras vías siempre será una opción en un juego que no nos plantea su universo como algo infinito cuya longitud depende de nuestra habilidad.

La demo probada se queda en las tres horas de juego, gastando gran parte de ese tiempo en paseos desde las zonas de saqueo hasta la base y viceversa, pero superar el juego supondrá estar delante de él, como mínimo, un poco más del doble de ese tiempo.

Cuenta con suficientes herramientas y mecánicas como para que ese camino sea muy entretenido, ya sea perfeccionando nuestra gestión del grupo o maximizando el número de herramientas u objetos creados y conseguidos, desde camas más cómodas que impulsen estadísticas hasta cargas de C4 que nos permitan asaltar camiones de comida.

Con todo, 'Impact Winter' se posiciona como uno de esos tapados que huele a prometedor, tanto por entender qué es lo que hace adictivo a un juego de supervivencia como por explorar el aspecto argumental y psicológico que esconde una situación así. Lo sabremos el 23 de mayo, cuando el juego aterrizará en PC con, esperamos, una versión final mucho más pulida que la demo probada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos