Compartir
Publicidad

'Inazuma Eleven Strikers' para Wii: análisis

'Inazuma Eleven Strikers' para Wii: análisis
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De pequeño era un manta jugando al fútbol. Sin embargo, los videojuegos de esta temática me resultaban divertidos. Especialmente aquellos que explotaban una vena más fantasiosa como ‘Soccer Brawl’. De ahí y de mi afición a Oliver y Benji me enganché a ‘Inazuma Eleven’ hasta llegar a 'Inazuma Eleven Strikers'.

Del stylus al mando, de la táctica a la acción

Inazuma Eleven Strikers

Todo empezó en la Nintendo DS, Level 5 se sacaba de la chistera un juego de fútbol con un toque estratégico que además aprovechaba las capacidades táctiles de la portátil. La idea era buena, jugar no era difícil y dominarlo tenía su miga aunque seamos sinceros: no era tampoco un gran reto.

Tras tres entregas publicadas en España, la saga da el salto del formato portátil a la sobremesa de Nintendo con una propuesta que muchos echábamos de menos: un simular de fútbol al uso, con su fantasía, pero donde manejábamos a los jugadores y no los controlábamos con el stylus.

De este modo, nos encontramos con una entrega que nos trae un enfoque diferente y con él muchos cambios. Se mantienen las bases: los mismos personajes, los mismos chuts, pero se han cambiado algunas reglas, a las que tendremos que acostumbrarnos.

Si ya hemos jugado a otros títulos futboleros la transición en parte será fácil. Vista lateral, manejamos a un solo jugador, pasamos, chutamos y realizamos los espectaculares remates especiales. Podemos utilizar diferentes configuraciones de mandos, algo que se agradece.

Inazuma Eleven Strikers

Se mantienen los chuts, sí pero ahora además de los puntos de cada jugador tendremos que estar atentos a una barra que se irá rellenando paulatinamente. Es decir, no sólo necesitaremos tener puntos para hacerla sino que la barra tendrá que estar completa.

Algo justo y sensato desde un punto de diseño ya que al ser un juego más rápido y donde se producen más robos evita que los más habilidosos puedan masacrar al portero con super tiros cada dos por tres. Además, según el nivel de estos, del uno al tres, tendremos que cargar más el botón de disparo, aumentado las posibilidades de que nos roben el balón.

Al principio la sensación es de desconcierto, ya que el tutorial aclara los aspectos más básicos pero en los primeros partidos costará un poco hacerse con los controles y jugar con claridad. Aun así la curva de dificultad no es muy elevada. Aunque algunos partidos finales pueden llegar a desquiciar.

Inazuma Eleven Strikers

En lo que respecta a los controles, son sencillos, pero la jugabilidad no es una maravilla. Cumple, por supuesto, pero no esperemos el nivel de libertad de los grandes simuladores. Tampoco es una cortapisa aunque al principio, hasta que nos acostumbramos a mover a los jugadores, resulta un poco frustrante.

La falta de historia le resta muchas horas si jugamos solos

La historia siempre ha sido un hilo conductor importante de todo lo que sucede en los juegos de ‘Inazuma Eleven’ sin embargo en esta entrega han decidido prescindir de ella. No hay ninguna trama sino un montón de equipos de diferentes entregas, sin ninguna justificación narrativa. No importa, aunque también repercute en que su duración y rejugabilidad sea un poco más limitada.

Tenemos plantillas que van desde el primer juego de DS hasta otras de títulos que todavía no han salido en nuestro país. Algo curioso y que demuestra que el retraso respecto a los lanzamientos en Japón es notable. La variedad de plantillas es suficiente para ofrecer suficiente variedad.

Inazuma Eleven Strikers

Como hemos mencionado no tenemos historia sino un modo club donde tendremos que montar nuestro equipo, que podremos usar luego en otros modos o incluso en otras consola si lo exportamos al Wiimote. Todo se estructura en una serie de desafíos, que tendremos que ir superando para desbloquear plantillas y poder fichar a sus jugadores con los puntos Inazuma que conseguimos.

A poco que seamos hábiles, podremos superar todos estos retos con bastante solvencia y en unas cinco horas habremos ganado a todos los equipos. Para darle un poco más de vidilla a este modo tenemos la opción de entregar para mejorar la amistad y los puntos técnicos de los jugadores: pequeños minijuegos que le dan algo de vidilla.

Más allá de este modo tenemos la posibilidad de jugar amistosos y torneos con la CPU o hasta con tres amigos. Si podemos jugar con más amigos la diversión está garantizada pero si al final nos limitamos a echar partidos contra la consola quizá nos aburramos pronto. La gracia de este título está claro que reside en el multijugador.

A nivel gráfico ‘Inazuma Eleven’ demuestra una tendencia que ya llevamos viendo desde hace años con los juegos de ‘Naruto’ y compañía: el cel shading ha alcanzado un nivel de desarrollo que lo hace realmente atractivo. En este caso Level 5 lo emplea muy bien, a pesar de que Wii no es la plataforma más potente.

Inazuma Eleven Strikers

Gráficos con un buen nivel de detalle donde se reconoce perfectamente a todos y cada uno de los personajes de este universo. Sencillo y con unas animaciones bien trabajadas para poner énfasis a los diferentes chuts, paradas, regates y bloqueos por parte de la defensa.

De nuevo, en el doblaje tenemos voces en español, algo que se agradece. Sin embargo, podrían haber trabajado más la variedad de algunos personajes, el comentarista que retransmite los partidos tiene un léxico bastante escueto y al final sus expresiones acaban cansando.

‘Inazuma Eleven Strikers’ conclusiones

Level 5 llega tarde a España, con más de un año de retraso. Aunque ya es algo a lo que el público que se enganchó a la franquicia con las entregas de Nintendo DS se ha acostumbrado. Dejando esto de lado, la entrega de Wii explora unas posibilidades que no vimos en la consola portátil.

Inazuma Eleven Strikers

Si echábamos de menos la posibilidad de meternos de lleno en el universo Inazuma y jugar de forma más directa nos encantará. Sin embargo tiene un par de carencias, que si bien no son vitales no por ello hay que dejarlas de lado.

Por un lado tenemos la ausencia de historia. La sensación que deja es un tanto descafeinada ya que la duración de los diferentes desafíos es más bien breve. Eso sí, para jugar en compañía tiene mucho atractivo.

Por otro lado tenemos la jugabilidad. Cumple bien pero en algunos apartados es un tanto limitada y cuadriculada. Quizá un poco más de libertad en los movimientos y de ritmo le hubiera venido mejor. Aun así tampoco es malo y sabe enganchar con bastante facilidad.

En resumen, un título bastante recomendable para fans de la saga. Quizá quienes no hayan jugado a las anteriores entregas se sientan un poco perdidos al no conocer un poco el universo de Inazuma. Entretenido, con alguna carencia, pero interesante.

Vídeo | YouTube

Inazuma Eleven Strikers | Nintendo Wii

Inazuma Eleven Strikers
  • Plataformas: Nintendo Wii
  • Desarrollador: Level 5
  • Distribuidor: Nintendo
  • Lanzamiento: Ya a la venta
  • Precio: 44,95 euros

'Inazuma Eleven Strikers' rescata el universo Inazuma de Nintendo DS pero dejando de lado la estrategia para dar el salto a un juego más arcade y divertido. En él podremos jugar con equipos de diferentes entregas, algunas que ya han llegado a España y otras que todavía no han salido de Japón.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio