No sabía que Endling iba a gustarme tanto hasta que me he puesto con él (pero como se les ocurra matar al zorro arderá Roma)
Análisis

No sabía que Endling iba a gustarme tanto hasta que me he puesto con él (pero como se les ocurra matar al zorro arderá Roma)

La sobresaturación de juegos también tiene estas cosas. Hay tanto a lo que asomarte que ya no sabes a dónde acudir primero. Por aquello de ser de un estudio barcelonés, Endling era uno de esos juegos que tenía muy presente, pero al que no me había acercado con demasiado interés. No se puede llegar a todo, pensaba.

Pero la suerte ha querido que Endling llegue a mis manos en un momento en el que puedo concentrarme plenamente en él, sin más juegos en el horizonte y con una actualidad a la baja tras la fiebre de juegos del No-E3, y poder dedicarle unos minutos de mi tiempo ha sido una de las mejores decisiones de las últimas semanas.

Por alguna razón tenía yo metido entre ceja y ceja que esto iba a ser una aventurilla de plataformas y puzles en la que, con el foco en lo narrativo, íbamos a acompañar a un zorro en la difícil tarea de ser el último de su especie.

Un juego de supervivencia distinto 

Lo encontrado durante estas primeras horas, en cambio, poco tiene que ver con un Limbo con animales cuquis. De hecho, Endling es un juego más centrado en la supervivencia y la exploración que en dejar que la historia te lleve de la manita.

Controlando a la madre de unos cachorros de zorro recién nacidos, en un entorno que antaño fue un bosque y ahora está asolado por la industrialización, nuestro papel será salir de la madriguera en busca de comida noche tras noche con la que alimentar a los retoños.

Con caminos que se cruzan y retuercen formando un mapa bastante más interesante de lo que podría llegar a ofrecer un simple scroll lateral, conforme pasen los días el escenario irá evolucionando para dejar atrás las etapas más duras del invierno o mostrar el resultado de una deforestación que va avanzando sin control.

Endling

Con los cambios del mapa se abrirán caminos y surgirán nuevos eventos que, sin intención alguna de entrar en spoilers, nos irán empujando más a seguir explorando y descubriendo nuevas zonas y situaciones que hagan avanzar la trama.

Por favor, dejad a los zorros tranquilos

Endling es simple en lo jugable, la comida siempre es relativamente fácil de encontrar, y también se muestra lo suficientemente accesible para que un mero vistazo al mapa nos indique dónde está el próximo evento que hará que la rueda siga girando.

Pero sin embargo aquí, estoy, encantado con una aventura preciosa y viendo cómo mis cachorros van creciendo y aprendiendo nuevas acciones para que el día de mañana puedan valerse por sí mismos. Es un juego entrañable.

Aún en el día 15, con la trama asentada pero aún con mucho por ver, lo único que me preocupa ahora mismo de Endling es el cabreo monumental que me voy a pillar como al final la madre se muera. Ojalá no caigan en la lagrimilla fácil porque mi cupo de lloros se cumplió de por vida con Agro y ahora lo único que me queda en el lagrimal es odio.

Pronto podremos hablar más sobre él y confirmar que, efectivamente, lo que se ha sacado de la manga el equipo de Herobeat Studios es un juego a tener muy en cuenta. Endling llegará a todas las plataformas el próximo 19 de julio.

Temas
Inicio