Hay quienes afirman que el protagonista silencioso de Starfield es algo del pasado, pero sigue siendo una idea fantástica
PC

Hay quienes afirman que el protagonista silencioso de Starfield es algo del pasado, pero sigue siendo una idea fantástica

De entre los muchos detalles que se han ido conociendo sobre Starfield durante las últimas horas, uno de los que parece haber sorprendido especialmente a la comunidad es la inclusión de un protagonista mudo.

No seré yo el que se ponga a defender Starfield a capa y espada viendo la que se nos viene encima, pero reconozco que en esta ocasión la gente se está enfadando por algo que no sólo lleva mucho tiempo demostrando su utilidad, también es una idea que le viene de perlas al juego.

El protagonista silencioso es cosa del pasado, pero también del futuro

Protagonistas silenciosos ha habido desde siempre, ahí están Mario, Link, Lara Croft o incluso Gordon Freeman para demostrarlo, pero lo que empezó a ser así porque no se le daba importancia a la narrativa más allá de lo básico, o no había recursos para encarar el reto, pronto se convirtió en algo más.

Con la llegada de máquinas más potentes, presupuestos menos limitados, y una mayor ambición narrativa que acercase los juegos y sus cinemáticas hacia algo más propio del mundo del cine, los protagonistas de los videojuegos empezaron a ganar una voz reconocible, a veces incluso de actores profesionales.

Sin embargo, el protagonista silencioso seguía apareciendo de tanto en tanto, a menudo en forma de personaje de un RPG o avatar en primera persona. ¿Se quedaron anclados en el pasado? ¿Qué podría llevar a un diseñador a establecer que su protagonista no tendrá la voz de Troy Baker (je je) como hacen el resto de juegos?

Starfield

Bueno, en realidad a veces no decir nada es casi más valioso que hacerlo. No hay sólo una razón para decidir que tu personaje no tenga voz o texto en pantalla. En realidad hay un buen puñado de ellas y todas son igual de importantes.

¿Por qué un protagonista silencioso es una buena idea?

Una de las estrategias más comunes al elegir un protagonista silencioso está en recortar gastos. Dar voz a un personaje principal requiere muchas líneas de texto y audios que pagar a un profesional, incluidas las traducciones o doblaje a distintos idiomas. Un importe que puede crecer aún más si estamos ante un juego que permita ofrecer distintas voces o géneros.

En segundo lugar está el protagonista silencioso como decisión narrativa. La idea parte de tomar lo anteriormente comentado y crear una falsa sensación de control: si yo soy ese personaje, yo decido lo que ocurre. Partiendo de esa situación, cualquier giro que pueda dar el destino del avatar se vuelve mucho más intenso y sorprendente

Starfield

Habría un tercer punto muy relacionado con el anterior en el que, al ofrecer un protagonista silencioso, empujas todo lo que le rodea a un nuevo nivel. Las interpretaciones de la trama son propias, el escenario se convierte en narrador y el jugador se convierte en un ente activo en el desarrollo de la historia. No te lo dan mascado por boca de tu avatar, sino que eres tú el que debe atar hilos y darle sentido.

Por último, la razón que lleva a los creadores y diseñadores de videojuegos a decantarse por un protagonista silencioso está en la sensación de pertenencia. Al no gozar de voz propia, tu voz es la suya, lo que sumado a la personalización del personaje, como en el caso de Starfield, consigue que proyectes tu persona sobre ese avatar y lo sientas más tuyo. Así, poder elegir su camino y decidir su destino se convierte en una mecánica más del juego igual de importante que el resto.

Temas
Inicio