Publicidad

Sabía que Predator: Hunting Grounds no iba a ser la bomba, pero he disfrutado algo su beta
Análisis

Sabía que Predator: Hunting Grounds no iba a ser la bomba, pero he disfrutado algo su beta

Cuando Sony anunció Predator: Hunting Grounds dentro del State of Play de mayo de 2019, pegué un salto del asiento, pero esa alegría duró pocos segundos al comprobar que lo desarrollaba Illfonic, el mismo estudio que desarrolló el decepcionante Friday the 13th: The Game, el juego oficial de Jason Voorhees.

Con las miras puestas en el 24 de abril, tanto en PS4 en formato físico, como en PC mediante Epic Games Store, recientemente gozó de una beta abierta que no quise desaprovechar para saber si íbamos a estar ante una nueva hecatombe. Y para mi sorpresa, no ha estado tan mal. Hasta tengo ganas de catarlo el día 24.

"Si sangra, podemos matarlo"

Predator: Hunting Grounds

Obviando un apartado técnico que parece de la pasada generación de consolas, no solamente en lo relativo a los gráficos, sino también en cuanto a rendimiento (aunque es una beta y no representa la versión final, justo es remarcarlo, porque puede mejorar), Predator: Hunting Grounds me sorprendió con sus dos estilos de juego y la fidelidad con la que homenajea esta saga de los hermanos Thomas.

Al formar parte de esa clase de títulos online con multijugador asimétrico, es lógico que haya dos estilos diferentes de afrontar una partida. Sin embargo, en este caso me ha gustado jugar como Depredador y como soldado humano. Y en ninguno de los dos casos lo he visto tan descompensado como en otros juegos, salvo que nos toque un grupo de gente incompetente. Eso sí que es un problema.

Depredador es una máquina de matar, letal como pocos, con fuerza sobrehumana y una agilidad sin igual que le permite saltar a las ramas más altas de los árboles para acechar a sus presas desde las alturas. Y con opción a usar el camuflaje óptico para que sea más difícil divisar su presencia, entre otras ventajas que puede usar en combate. Incluso, simular la voz de los humanos replicando alguna frase o chascarrillo para despistarlos o asustarlos. Como fan de Predator, me han encantado esa clase de detalles, por mucho que sea mejorable a nivel gráfico.

Cierto es que no es el único apartado que necesita pulirse algo más para que pueda competir contra los más grandes (por ahora, la beta nos ha dejado claro que no vamos a estar ante la revolución del género ni de la propia franquicia; el rival a batir seguirán siendo los primeros Alien vs. Predator), puesto que el llamado "Depredakour" (sí, un juego de palabras entre Depredador y Parkour) tiende a ser un poco alocado cuando trepamos por los troncos de los árboles.

Predator: Hunting Grounds, mejor que Jason

Predator: Hunting Grounds

Todo esto cambia, lógicamente, al manejar a cualquier soldado, porque los humanos son la presa para este Depredador implacable. La peculiaridad es que jugando como humanos no solamente haremos frente a ese alienígena, sino también a otros soldados controlados por la máquina con el objetivo de cumplir diversas misiones antes de escapar en helicóptero de ahí. Y eso tiene su punto.

La presión es mayor jugando como soldado, porque habrá dos frentes en juego que nos pondrán en alerta constantemente, por mucho que los soldados de la IA opongan escasa resistencia. Y es que el Depredator, controlado por un jugador enemigo, puede aprovechar esos momentos para sorprendernos por la espalda, sobre todo si estamos dispersos de nuestros compañeros de escuadrón.

No es la primera vez que Illfonic desarrolla un FPS, puesto que comenzó con el remake de Nexuiz, puesta al día de un shooter basado en el motor de Quake. Eso no quita que Predator: Hunting Grounds tampoco vaya a ser la panacea en cuanto a disparar se refiere, puesto que hay juegos actuales con una sensación de gunplay netamente superior, pero al menos divierte por esa tensión compartida.

Los soldados, por supuesto, tienen sus propias armas, no solamente las de fuego, para hacer frente a esa misión suicida. En la beta pudimos comprobar, de hecho, que habrá cuatro clases que se desbloquearán al alcanzar cierto nivel (Asalto, Reconocimiento, Explorador y Apoyo), con el objetivo de crear un escuadrón más competente que sepa compenetrarse mejor y cubrir cualquier necesidad. Y de igual forma, Ventajas, a modo de habilidades pasivas, que nos facilitarán otro tipo de tareas, como ser más silenciosos al movernos, pero dentro de un límite.

Como digo, no apunta a juegazo, pero sí creo que me va a ofrecer una serie de momentos con los que me lo pasaré bien a falta de un juego actual que haga honor a esta leyenda de las películas de acción. Y por ahora, me conformo.

  • Plataformas: Epic Games Store y PS4 (versión analizada)
  • Multijugador: sí, online (4 vs. 1)
  • Desarrollador: Illfonic
  • Compañía: Sony Interactive Entertainment
  • Lanzamiento: 24 de abril de 2020
  • Precio: 36,99 euros (PS4) | 32,99 euros (PC)
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios