Análisis de Soulstice, la divertidísima ensalada de espadazos que me ha reconciliado con los hack & slash
Análisis

Análisis de Soulstice, la divertidísima ensalada de espadazos que me ha reconciliado con los hack & slash

Hay géneros en el mundo de los videojuegos que debes dominar si quieres sacarle todo el jugo a una obra basada en ellos. Los juegos de lucha, los de ritmo o hasta los de estrategia son buenos ejemplos. En mi caso, prácticamente siempre se me han atragantado los hack & slash, pero Soulstice ha llegado para salvarme del infierno.

El título de Reply Game Studios se alza como la mejor manifestación de cómo hacer un excelente AA. El estudio italiano afincado en Milan se ha sacado de la chistera un enorme título que deleitará a los más fieles seguidores de la vertiente de acción y convencerá a los más ajenos.

Defiende el mundo, quimera

No hay ni un solo momento de respiro  en el reino sagrado de Keidas. La ciudad de Ilden ha sido prácticamente diezmada por una corrupción en forma de espectros, los cuales se abren paso a través de una enorme grieta en el cielo. Nadie ha sobrevivido y es tarea de las quimeras poner fin a semejante desastre.

Si bien estos seres son los salvadores de la humanidad, su desdicha es enorme al adquirir su estatus tras experiencias traumáticas. Una forma física en forma de guerrero y un espíritu que revolotea alrededor, mostrando el fuerte vínculo que une a ambas almas. Con esta tesitura entre manos, las hermanas Briar y Lute son lanzadas al campo de batalla, en lo que se trata de su primera misión como quimeras.

Por lo tanto, jugador y protagonistas están en igualdad de condiciones al comenzar Soulstice. Evidentemente, recibiremos los primeros consejos en forma de tutorial y es algo que prácticamente nunca dejará de suceder en toda la partida. Siempre hay una pizca más de sorpresas por desvelar.

Soulstice

Es perfectamente comprensible ya que contamos con el Vindicador cinéreo, la espada principal que porta Briar para asestar golpes mortales, pero hay mucho más. Otras seis armas se nos serán otorgadas a lo largo de la aventura, por lo que las posibilidades son muchísimas.

Como bien mencionaba al principio, estamos ante un hack & slash, por lo que la acción, la velocidad y el encadenar combos sin compasión está a la orden del día. Lejos de propuestas más complejas, en Soulstice comprobaremos que tenemos el dominio de la situación en todo momento y que somos capaces de realizar auténticas fantasías en pantalla sin demasiado esfuerzo.

Mientras que dos botones permiten atacar con el Vindicador o el arma secundaria que portemos, un tercero posibilita que Lute nos defienda de las ofensivas rivales. Un indicador en pantalla alerta sobre cuando debemos pulsar y, dependiendo del momento en el que lo hagamos, bloquearemos, desviaremos o ralentizaremos al enemigo.

Cuestión de timing, pero tan satisfactorio como para sentirnos poderosos en la refriega, como si fuésemos invulnerables. Ojo, no siempre sucede en todas las peleas, pues en cuanto comienzan a acumularse los monstruos se tuercen bastante las cosas. Principalmente porque el juego busca que atendamos a quién hay que partirle el cráneo y no tanto qué botones estamos aporreando.

Soulstice

Y es que en Soulstice no contamos con una extensa lista de combos que podemos desplegar. Son muy pocos, apenas cuatro o cinco, pero aplicables a todas las armas, lo cual consigue que nos sintamos cómodas con cualquiera y no las desechemos por no tener habilidad para controlarlas. Además, es esencial recordar que cada una de ellas provoca daños más graves a ciertas clases de criaturas.

Pim, pam, pum, espadazo en la cara

Ya solo con estas bases se siente divertido, frenético y repleto de energía. Por si fuera poco, la obra va colocando más migas en el camino para que estemos atentos e incorporemos más mecánicas. Una de las más recurrentes tiene que ver con la capacidad de Lute para crear campos de energía.

Existen dos, representados por el color azul (evocación) y el rojo (eliminación). Se pueden activar en cualquier instante con pulsar un botón y permiten desvelar cristales ocultos, plataformas o poder golpear enemigos imbuidos en uno de estos poderes. Sin embargo, poseen una debilidad, ya que Lute no puede mantenerse en este estado por demasiado tiempo, desembocando en una sobrecarga que quebrará el campo de energía.

En mitad de este equilibrio debemos movernos de forma ágil y precisa. Soulstice llegará un momento en el que nos colocará una gran cantidad de enemigos al mismo tiempo a los que hay que atacar de formas muy distintas, cambiando constantemente entre cada campo de energía para poder golpearles.

Soulstice

Esta dinámica no permite ni un respiro en los tramos más exigentes y podemos encontrarla también en los momentos de plataformeo y exploración. A lo largo de la ciudad de Ilden nos encontraremos con cristales de cada color, siendo los rojos los que bloquean el paso y los azules los que nos permiten acceder a nuevas zonas.

Romperlos nos otorgará esquirlas de cada color, siendo las rojas las que permiten potenciar las habilidades de Briar y las azules las de Lute. Ambas hermanas cuentan con su menú individual de aptitudes, siendo la guerrera la que dispone de las que van más de frente y las de Lute funcionan de forma más pasiva.

Dato no menor es que al final de cada encuentro se congelará la pantalla para mostrarnos una tabla de resultados. Estilo, tiempo y daño recibido determinarán las medallas que nos llevaremos en cada apartado, las cuales computarán para el final del capítulo. Dependiendo de lo bien que nos hayamos desempeñado, la obra nos recompensará con una mayor cantidad de esquirlas.

A poco que avancemos en Soulstice y hayamos distribuido bien los puntos, nos convertiremos en máquinas implacables. Eso se reflejará con un festival espectacular de luces, estallidos, espadazos, rayos de energía y una sucesión casi incontrolable de caos. Eso sí, en puntos muy concretos, con una acción realmente exigente, el título pierde algunos frames. También el desconcierto de tener que intercambiar de campo de energía constantemente puede llegar a saturar si nos vemos muy rodeados.

Soulstice

Tampoco podemos olvidarnos de la sinergia, un elemento esencial si queréis salir con vida de la trampa que es Ilden. Reply Game Studios ha buscado potenciar la agresividad, el encarar al contrario en todo momento y no huir a menos que sea imprescindible. Por ello, la recompensa por golpear sin descanso será aumentar la barra de sinergia.

Se trata de una mecánica que aumenta la compenetración entre hermanas, permitiendo que desencadenemos ataques furibundos de energía. Con todo, si logramos el nivel máximo, podremos desatar el terrible poder de la cólera, la cual permite que durante unos segundos asestemos espadazos brutales. Por último se encuentra el frenesí, estado muy particular con el que se desata todos los efectos de la corrupción. Devastadora y peligrosa a partes iguales.

En esta ecuación hay que incluir a los Espectros, Corruptos y Poseídos. Son los tres tipos de criaturas que saldrán a nuestro paso para conformar un bestiario fabuloso. Rico en posibilidades, imponente en poderío, cada ser se rige por sus propias normas, patrones y defensas. Conocerlos será imprescindible para derribarlos y lidiar con varios a la vez es una gozada.

Ni hablar de los jefes finales, los cuales nos pondrán en jaque en más de una ocasión, aunque siempre ayuda el poder resolver la papeleta con alguna poción sanadora. Y es que ya sea comprándoselas a Layton, el comerciante del juego y nuestro confidente, o explorando algunos de los rincones del juego.

Soulstice

Los escenarios siempre juegan con la cámara fija, la cual solo se libera en las batallas, para escondernos algún potenciador oculto. Mejor todavía es que si escarbamos bien encontraremos desafíos, los cuales nos llevan a una dimensión alterna donde se nos pide batallar con ciertos requisitos.

Mucha tela que cortar

Un aspecto que se le puede cuestionar sin duda a Soulstice es su duración. Pende sobre un hilo el hecho de que te lo pases de escándalo destrozando todo lo que se mueve, con que supere las 17-18 horas de partida a lo largo de 25 capítulos. Estamos hablando de un tiempo muy superior a lo que estamos habituados en los hack & slash.

Los Devil May Cry se aproximan a las 10 horas al igual que sucede con la saga Bayonetta, por poner varios referentes del género. Quizás por ello pierda un poco de fuerza el impacto de los combates, que hubiese sido más redondo con una experiencia más contenida.

Con todo, Soulstice se justifica, ya que también nos quiere contar una historia. La trama de Ilden, la Orden del Filo Cinéreo, las otras quimeras o el misterioso Layton son algunos de los elementos que se colocan sobre la mesa. Una trama que se desvela muy poco a poco, con excelente pulso y  siempre dejándonos intuir algo más del misterio que envuelve el cataclismo que ha sucedido.

Soulstice

De hecho, hay tramos en los que tenemos que utilizar a Lute, ya que gracias a ella podremos desbloquear recuerdos pasados. Todo ello aderezado con una ambientación oscura, muy sombría, sin apenas luz y que respira vida propia. Como era de esperar, el final del juego deja la puerta totalmente abierta a una secuela y creedme, sería una pena que Soulstice sea lo único que veamos de este universo.

Menciones aparte merecen una banda sonora realmente potente que sabe presentarse en las refriegas cuando se le necesita e imprime más tensión. Por otro lado, volvemos a recordar que estamos ante un AA y visualmente no tiene ninguna discusión. Existen juegos con mayor presupuesto que imploran por la robustez técnica y la calidad gráfica que despliega Soulstice.

La opinión de VidaExtra

A comienzos de este texto me consideraba a mi mismo como un desertor del hack & slash. Malas experiencias con Dante me atormentan desde el pasado y al igual que al terminar Soulstice, solo puedo decir lo mismo: me lo he pasado como un enano. La experiencia de sobrevivir a Ilden con Briar y Lete ha sido fenomenal y, en mi caso, me ha permitido darle una segunda oportunidad al género.

Reply Game Studios se presenta como una desarrolladora especializada en crear obras AA y hacen valer esa condición con todas las de la ley. Los responsables italianos pueden estar bien orgullosos de habernos presentado una de las sorpresas más agradables del 2022, llena de energía para desplegar.

Dinámico, imparable y con un aura que te hará querer volver a probarte, a mejorar la marca para destruir todo lo que se pone por delante. Soulstice es una maravilla a la que solo le puedo pedir una segunda parte cuanto antes; las aventuras de las dos hermanas tienen mucha más sangre por derramar.

Soulstice

Soulstice

Plataformas PS5 (versión analizada), Xbox Series y PC
Multijugador No
Desarrollador Reply Game Studios
Compañía Modus Games
Lanzamiento 20 de septiembre de 2022

Lo mejor

  • Derrocha dinamismo y frenesí en las batallas.
  • Siempre tiene una sorpresa más en forma de mecánica.
  • La historia engancha y engarza con su mundo de fábula.

Lo peor

  • Con muchos enemigos en pantalla puede resultar caótico.
  • Su duración le puede jugar en su contra.

Temas
Inicio
Inicio