Compartir
Publicidad
Strider: análisis
Análisis

Strider: análisis

Publicidad
Publicidad

De entre los remakes y adaptaciones en alta definición que nos suelen llegar con bastante asiduidad estos últimos años, se producen de vez en cuando reinterpretaciones de clásicos que, por lo general, están funcionando bastante bien. Siempre que pensamos en ellas se nos viene a la cabeza ese 'Tomb Raider (2013)', y desde ahora también lo haremos con 'Strider' (o 'Strider (2014)', para diferenciarlo del de 1989), ya que es otro ejemplo perfecto de lo que debe ser un buen reboot.

Obra de Double Helix Games (sí, el mismo del reciente 'Killer Instinct'), ha supuesto además el regreso de la figura de Strider dentro de un videojuego propio tras bastantes años de letargo. Analicémoslo.

Antes de empezar, me gustaría hacer una breve introducción recordando el 'Strider' de 1989, ya que fue uno de los primeros juegos con los que empecé en mi añorado Amiga 500. En su día me pareció complicadísimo, aunque lo disfruté como un enano, y eso que no era consciente realmente de lo mala que era esa conversión hasta unos pocos años más tarde. También salió en la Mega Drive de SEGA y en unas cuantas consolas más (el 'Strider' de NES poco tenía que ver con el original de recreativas), y hasta 1999 no se publicó la que sería su secuela oficial, con un gran cambio a nivel gráfico y en cuanto a mejora del control, mucho más completo, cotizándose bastante en la actualidad su conversión a PlayStation, la cuál nunca pude comprar y solo pude disfrutar mediante emuladores.

El nuevo 'Strider', uniendo el espíritu arcade de antaño con los componentes más actuales

Strider (2014)

El nuevo 'Strider' se podría decir que aúna lo mejor de esas dos entregas, a pesar de que es tan solo una reinterpretación del original de 1989, y le incorpora elementos más actuales, tanto a nivel gráfico como de control, mientras cambia su planteamiento arcade por uno al estilo metroidvania.

Sí, aquí podremos mejorar a Strider y contamos con un mapa con zonas que iremos desbloqueando, pudiendo recorrer toda la ciudad de Kazahk y sus aledaños, como la parte militar y los suburbios de manera libre, por lo que si os gustan los 'Metroid' y cía éste os encantará y enganchará.

Se le ha imprimido más velocidad a Strider Hiryu (a fin de cuentas, es un ninja), siguiendo un poco ese patrón visto en los 'Marvel vs. Capcom', y se le ha dado un aspecto visual más futurista y oscuro a todo el conjunto de personajes y fases, destacando por los juegos de luces y colores.

A pesar del cambio estético de esta reinterpretación nos encontraremos con un montón de referencias del 'Strider' original, con lugares emblemáticos, villanos carismáticos (como el cazarrecompensas Solo), e incluso con arreglos de la banda sonora. Aunque personalmente este aspecto me ha parecido flojo, y siendo sinceros, tampoco es que la música del original fuese memorable... Por lo que a nivel sonoro no pasa con nota, mientras que a nivel visual sí.

El mejor metroidvania next-gen hasta la fecha

Strider (2014)

Uno de los aspectos que más me alegraron cuando Capcom anunció este 'Strider' fue ese acercamiento al subgénero metroidvania. La duda era saber si el resultado final funcionaba con la fórmula del original. Y a decir verdad, sí. Totalmente. De hecho es una evolución natural ya que mantiene esas dosis de inmediatez a la hora de rebanar enemigos con la espada Cypher de Strider Hiryu y mejora la exploración, que en el original era de lo más limitada (a fin de cuentas era un arcade muy corto), ofreciendo muchos caminos posibles ante los que perdernos buscando secretos.

'Strider' es, además, un juego de acción plataformero nada fácil. Si bien cuenta con tres niveles de dificultad, en normal ya nos supondrá un reto al principio y en momentos puntuales de la historia, sobre todo contra algunos jefes. Aquí todos los enemigos nos disparan, con lo que tenemos varias opciones: saltar o deslizarnos evitándolos, o por ejemplo devolver el disparo (tras la pertinente mejora de la Cypher) si lo hacemos en el momento justo. El ritmo en estos casos, con tanto disparo y espadazo, puede ser endiablado. Pero es un lujazo manejar a Strider y supone todo un reto.

Dentro del ya comentado componente que sigue el patrón de los 'Metroid' y cía, tenemos cuatro tipos de elementos para Strider Hiryu que iremos desbloqueando a medida que progresemos en la historia y que nos darán acceso a otras zonas, teniendo que volver sobre nuestros pasos en más de una ocasión. Para que os hagáis a la idea, con el elemento deflector, el primero, desviaremos proyectiles, mientras que con el elemento explosivo podremos incendiar e incluso explotar a los enemigos.

Los famosos "Option" de Strider repetirán en este reboot, aunque su uso será distinto. ¿Recordáis el platillo bípode o la robo-pantera? El primero (llamado Option-A) seguirá rotando sobre nosotros y disparará proyectiles, protegiéndonos, ya de paso, de los misiles, pero durará tan solo unos segundos, con lo que si queremos invocarlo de nuevo tendremos que gastar energía.

Ésta se repone con el paso del tiempo, y podremos mejorarla añadiendo más barras y aumentando su velocidad de recuperación. En cuanto al resto de "Options", habrá tres más, aunque el Option-D será simplemente un piloto que nos dará información vital. Pero tanto Option-A como Option-B y Option-C nos servirán tanto como invocaciones temporales de ataque como para poder avanzar a otras zonas y de modo más rápido, en algunos casos. La pena que he visto sobre esto último es que la información mostrada en el mapa es algo limitada: se muestran las puertas o mejoras para Strider según descubramos terreno, pero se omiten otras como los objetos secretos (aunque pasemos al lado) y lo más importante, a dónde nos lleva un acceso a otra zona. Tenemos que deducir esto último mostrando el mapa general, pero ni con ésas podremos estar 100% seguros si queremos llegar a una zona concreta, ya que quizás haya otro camino que sí nos lleve ahí. Si seguimos las indicaciones de la historia (una flecha nos dirá hacia dónde tirar en todo momento) no tendremos ningún problema, pero si somos de los que vuelven atrás tras conseguir una mejora que nos permite acceder a más sitios para conseguir objetos secretos... Ya os imagináis. A veces podremos dar vueltas tontamente.

Strider, el inicio de algo muy prometedor

Strider (2014)

Salvo esa pequeña mancha con el mapa, todo lo demás en 'Strider' resulta de lo más prometedor si pensamos en futuras entregas. Porque confiamos en que Capcom no deje en barbecho esta saga otros quince años. Double Helix Games ha sabido mantener el porcentaje justo de nostalgia con actualidad, gustándome especialmente esas variaciones de las fases y jefes más míticos, como el enfrentamiento contra Gravitrón, con esa gravedad que jugará en nuestra contra, nuestro encuentro con Solo, y sobre todo el final contra Meio, mucho más acorde con su halo de misterio inicial y con un duelo bastante más intenso que el original. El resultado es una gozada.

El que no haya jugado a ninguno de los 'Strider' se perderá todos estos guiños, pero disfrutará de la aventura igualmente. A fin de cuentas esto es una reinterpretación, tanto para revitalizar la saga como para captar a más gente ajena a ella. Sobre esto me ha gustado también que podamos desbloquear once trajes adicionales para Strider (Strider Hoen, Strider Hien, Strider Rouga, etc), pero estarán muy ocultos en cada zona, obligándonos a explorarlas a fondo. Hasta se nos dará información sobre cada uno para conocer más sobre su historia hasta que fueron eliminados por Meio y sus tropas.

También veremos datos de entorno y de personajes, junto con arte conceptual, recogiendo iconos desperdigados por todo el mapa, con lo que si somos completistas podemos echar unas ocho horas para conseguirlo todo. De lo contrario nos lo podremos ventilar en poco más de la mitad. Sí, pese al género que pertenece no es un juego largo, aunque sí rejugable, ya que si queremos ser los mejores tenemos el modo Hardcore (de Rango A Especial), o los dos modos de reto adicionales, los ya comentados en las últimas noticias, de Carrera de Balizas, yendo de un punto a otro en el menor tiempo posible mientras liquidamos enemigos, y Supervivencia, en el que tenemos que aguantar todo lo que se nos ponga por delante y hacerlo en el menor tiempo posible. Lo curioso es que estos dos modos hay que irlos desbloqueando consiguiendo esos iconos desperdigados por el mapa.

En definitiva, a pesar de no ser de los más largos de su género, sí que es uno de los más disfrutables y que demuestra que se puede ir de menos a más, ya que a medida que avancemos en la historia nos lo pasaremos mejor llegando a su cénit al final. Ojalá que haya una secuela de 'Strider' así. Y que veamos esa fase del Amazonas con dinosaurios, que los he echado de menos.

8,0

Strider (2014)

Strider (2014)

Plataformas PC (Steam), PS3 y PS4 (PSN), y Xbox 360 y Xbox One (Xbox Live; versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Double Helix Games
Compañía Capcom
Lanzamiento 19 de febrero de 2014
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • Magnífica reinterpretación de Strider en forma de metroidvania
  • Los extras desbloqueables
  • Su ritmo tan frenético

Lo peor

  • Que sea más corto que otros del género
  • El no reflejar bien los accesos a cada zona en el mapa
  • Banda sonora carente de alma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio