Compartir
Publicidad
Primeras impresiones con The Spectrum Retreat, un enigmático hotel con puzles de colores
Análisis

Primeras impresiones con The Spectrum Retreat, un enigmático hotel con puzles de colores

Publicidad
Publicidad

Dan Smith es un joven desarrollador inglés que cuenta con el privilegio de haber ganado un BAFTA YGD en 2016, dentro de la categoría "Game Making Award: 15 - 18 years", por su prototipo titulado 'Spectrum'. Dos años después, aquella obra ha derivado en 'The Spectrum Retreat', con la miras puestas en este verano.

Estamos ante un juego de puzles arropado por una narrativa que nos tendrá en vilo para intentar comprender qué demonios sucede en el hotel Penrose, no sólo por los secretos que oculta, sino también por intentar averiguar a qué se debe nuestra estancia ahí y por qué nuestra vida está presente en todo el edificio.

Bienvenido al hotel Penrose

300518 Spectrum Retreat Preview 01

En la demo a la que hemos tenido acceso, una voz nos dice el código a introducir en una puerta. Podemos hacerle caso y comenzar las pruebas, o bien dar media vuelta y curiosear por el hotel hasta la recepción y el restaurante.

Algo queda patente desde el comienzo: su estilo art-decó juega con los pasillos laberínticos para que sea muy fácil perderse entre tanto dormitorio, y no siempre siguiendo un patrón lógico en cuanto a distribución y numeración de las habitaciones. Es como si el juego quisiese que nos perdamos para buscar pistas sobre lo que sucede en el hotel (de hecho, hay varios registros con información oculta y un diario para anotar una fecha) mientras la música va jugando con la intensidad de cada momento de un modo acertado y placentero, sin agobios.

Todo está demasiado tranquilo en el hotel, puesto que estamos solos... sin contar cierto maniquí robótico (pero inanimado) de la sala de recepción, con el que no podemos interactuar en esta demo (imaginamos que en la versión final sí, desde luego). Pero en ningún momento da la sensación de canguelo, sino simplemente curiosidad por saber más de lo que nos rodea y deleitarnos con sus diseños.

The Spectrum Retreat y los puzles, lo importante

300518 Spectrum Retreat Preview 02

Sabiendo que ese marco está (por ahora) de adorno, lo importante viene de parte de los puzles, tras la puerta que se abre donde nos piden que introduzcamos un código. Y aquí la esencia 'Portal' es más que palpable, y nos encanta.

La peculiaridad de 'The Spectrum Retreat' es que juega con cubos de colores, pero no como en los 'Q.U.B.E.', sino más bien a modo de cerraduras. En esta demo de cinco pruebas interactuamos con cubos blancos y rojos, donde sólo se puede extraer el color rojo para colorear los blancos o volver a quitárselo después.

En la versión final habrá más colores, y por lo tanto cerraduras, siendo su proceso el mismo: tan solo podremos atravesar cada barrera si portamos su mismo color. De ahí que, mediante el proceso de absorber e intercambiar colores, tengamos que ir rellenando y vaciando los cubos para poder avanzar sin problemas.

Al principio parece sencillo, pero los puzles van ganando en complejidad y antes de terminar la demo veremos pasarelas de colores que se suman a las barreras, siendo interesante el uso de las salas conectadas y en formato laberíntico, soltando mensajes de lo más crípticos en el proceso que nos tendrán en vilo.

Es un adelanto sumamente escueto ante el que es difícil apreciar la profundidad que ganará con más colores (y el uso de las físicas), pero al menos también cuenta con el otro aliciente de su misteriosa ambientación. Si Dan Smith es capaz de lograr el equilibrio, estaremos ante una de las sorpresas del año 2018.

Plataformas: Nintendo Switch, PS4, Steam (versión analizada) y Xbox One
Multijugador: no
Desarrollador: Dan Smith Studios
Compañía: Ripstone
Lanzamiento: verano de 2018 (en Steam; más adelante en consolas)
Precio: por determinar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos