Compartir
Publicidad
They Are Billions: el viciante juego español que se ha colado entre lo más vendido de Steam
Análisis

They Are Billions: el viciante juego español que se ha colado entre lo más vendido de Steam

Publicidad
Publicidad

Creo que el último juego que me enganchó tanto como lo ha hecho 'They Are Billions' fue 'Oxygen Not Included', y eso son palabras mayores. Como en el juego de Klei, aquí prima la obtención y gestión de recursos, pero mientras que allí tu principal enemigo eras tú mismo, aquí lo son hordas de zombis que se cuenta por millares.

Aterrizó a principios de diciembre en Steam y, desde entonces, se ha ganado el favor del público con su particular propuesta. Tanto ha calado la adictiva estrategia de 'They Are Billions' que sus creadores, los sevillanos de Numantian Games, han visto cómo el juego escalaba posiciones hasta entrar entre los cinco más vendidos de Steam. ¿Lo mejor de todo? Que se merece todos y cada uno de los aplausos que ha recibido.

¿Qué es They Are Billions?

Lanzado en fase de Acceso Anticipado con un modo supervivencia, prometiendo la llegada de una campaña de unas 40 horas para principios de 2018, y un lanzamiento de la versión final que llegaría a finales del mismo año, está claro que a 'They Are Billions' aún le queda mucho por crecer, pero lo que es innegable es que la solidez que presenta a día de hoy ha sido más que suficiente para robarnos un buen puñado de horas de sueño.

Billions4

Con distintos escenarios que iremos desbloqueando conforme avancemos en nuestros numerosos intentos, la idea detrás de 'They Are Billions' es crear una colonia de supervivientes lo suficientemente dura para aguantar durante varios días las hordas que cada cierto tiempo llaman a nuestras puertas.

Sus mapas aleatorios colocan nuestra base en algún punto del mapa y, desde ahí, nuestro objetivo es crecer lo máximo posible para aguantar las oleadas que se avecinan. Eso requiere obtención de recursos como comida, madera o piedra, pero también investigaciones y control de bienes para mantener un equilibrio entre el crecimiento de nuestra colonia y su defensa.

Su gran baza es, sin duda alguna, su espectacularidad, algo que sólo comprobaremos cuando los enemigos consigan traspasar nuestras defensas y empiecen a infectar todo lo que toquen. Será entonces cuando a la horda que venía desde fuera se unirá un ejército de incontables colonos zombies que arrasará todo a su paso provocando el final de la partida.

Billions3

Ver a todos esos bichos correteando por ahí y llenando la pantalla es simplemente brutal, así que lejos de dar por terminada la partida y cerrarla cuando ves que las cosas se van de madre, te acabas quedando ensimismado hasta ver cómo se desmorona tu base.

¿Por qué está siendo todo un éxito?

¿Cómo narices han conseguido que esté cabreado y contento a la vez tras perder una ciudad inmensa y decenas de soldados tras una hora de juego? Hete ahí el gran trabajo de Numantian Games con 'They Are Billions', creando una experiencia con una curva de aprendizaje fantástica en la que, cada partida perdida, es sólo un capítulo más en tu proceso de aprendizaje.

¿Han sido mis defensas, que no estaban bien protegidas? ¿He dejado algún camino por cerrar? ¿He crecido demasiado rápido y las ansias me han jugado una mala pasada? ¿Debería haber invertido en eso antes que en eso otro? Intentar responder a esas preguntas siempre acaba acercándonos al "una más y lo dejo", lo que deriva en un constante intento de aguantar unos días más con cada colonia creada.

Billions1

El tener que estar pendiente de decenas de cosas a la vez, entre ellas los avisos de que una horda se acerca por algún lado del mapa, hace de 'They Are Billions' un juego que entiende el frenetismo como pocos, así que nunca hay huecos para ratos muertos o mirar cómo suben los recursos.

Tras un buen saco de intentos, pruebas y hordas de zombis masacrando a tu población, se abre la vía a nuevos mapas con distintos parámetros, lo que obliga una vez más a amoldarte a la situación para intentar hacerles frente. Además, con muerte permanente y sin posibilidad de guardar partida para volver a ella si la cosa se tuerce, cada una de las partidas jugadas es un chute de tensión y adrenalina.

Desconozco en qué se convertirá 'They Are Billions' cuando el juego siga creciendo con nuevas unidades y modos, pero sí puedo decir sin temor a equivocarme que, de haberse lanzado antes, este juego habría ido directo a mi lista de mejores títulos de este año. Que no le extrañe a nadie acabar viéndolo dentro de 12 meses cuando recojamos lo mejor de 2018.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio