Compartir
Publicidad
Análisis de World War Z. A falta de un nuevo Left 4 Dead, bienvenidas sean las hordas de cientos de zombis
Análisis

Análisis de World War Z. A falta de un nuevo Left 4 Dead, bienvenidas sean las hordas de cientos de zombis

Publicidad
Publicidad

Si os invitamos a que nos digáis cuántos juegos conocéis en los que salgan zombis seguro que saldría una lista enorme. A pesar de que decenas de títulos tienen en común a estos seres como enemigos, se suelen diferenciar por la forma de acabar con ellos, la jugabilidad, cómo nos atacan y otros tantos aspectos.

Recientemente ha llegado a las tiendas otro más en el que hay que hacer frente a estos no muertos, como es el caso de World War Z. El videojuego se trata de una adaptación de la película Guerra Mundial Z protagonizada por Brad Pitt que generó toda clase de opiniones a favor y en contra de ella, lo que nos hacía temer que tal vez el juego pudiera tomar el mismo rumbo.

Tras probarlo a fondo y acabar con miles y miles de zombis, nuestras sensaciones han acabado siendo positivas, con algún que otro defecto eso sí, además de habernos ofrecido una experiencia de lo más entretenida como vamos a pasar a contaros en nuestro siguiente análisis.

Viajando por el mundo repartiendo tiros

World War Z - Análisis

En World War Z la humanidad se ha visto asediada por una infección que está convirtiendo a toda la población en zombis, dejando ciudades en ruinas, acabando con los recursos para subsistir y zonas en las que la muerte acecha detrás de cada esquina. Desde el primer momento el juego nos permitirá seleccionar por dónde queremos comenzar a tratar de erradicar esta amenaza.

Así tendremos a nuestra disposición desde el principio un total de 11 misiones que las podremos jugar por el orden que queramos. Todas ellas estarán divididas en un total de cuatro capítulos, correspondiendo cada una a una ciudad del mundo que nos llevará a viajar por toda Nueva York, Jerusalén, Tokio o Moscú. Por su parte, las misiones tendrán una duración aproximada de unos 20 minutos o algo más, dependiendo de cómo juegue cada uno.

Los escenarios son completamente diferentes unos de otros y representan perfectamente la localización en la que nos encontramos. Sin embargo, los objetivos a cumplir no son nada del otro mundo y la mayoría se basarán en ir del punto A al punto B (todo marcado con señales para no perdernos), salvar a alguien que esté resguardado en algún lugar, recoger ciertos objetos necesarios para avanzar y mientras tanto combatir contra decenas y cientos de zombis.

World War Z - Análisis

La verdad es que las misiones tienen su propia historia para ponerte en un poco de contexto sobre lo que hay que hacer, pero al final el argumento queda relegado siempre a un segundo plano y sin importarnos realmente por qué estamos ahí, siendo lo único esencial salvar el cuello de los ataques de estos seres infernales y llevarnos por delante a todos los que podamos. 

Lo mismo sucede con los personajes con los que nos cruzaremos. Ninguno tiene profundidad alguna y el único motivo por el que los ayudaremos será porque no nos queda más remedio para avanzar, pero si un zombi les mordiera tampoco nos importaría en absoluto. De hecho, los personajes que controlaremos tampoco se salvan, aunque al menos detrás de cada uno se esconde una breve historia narrada por medio de una cinemática.

Preparándonos para las infernales hordas de zombis

World War Z - Análisis

Si bien el argumento de World War Z deja bastante que desear, donde destaca el juego es en su jugabilidad, que es donde se nota que Saber Interactive ha depositado su mayor esfuerzo. Más que nada porque, como hemos indicado previamente, estaremos la mayor parte del tiempo repartiendo tiros contra toda clase de zombis, así que es de agradecer que al menos la jugabilidad esté pulida.

No os esperéis un título en el que hay que tener cuidado de no cruzarse con alguno de estos enemigos, porque aquí los encuentros son inevitables y no habrá casi ningún momento de respiro. Más que un juego de supervivencia, que también lo es, está más orientado a la acción que otra cosa y eso lo comprobaremos al instante en cuanto nos aparezca la primera horda de zombis.

Como sucede en la película, las hordas serán descomunales, hasta el punto de llegar a ver a cientos de zombis al mismo tiempo en la pantalla, como si se tratara de una ola que se acerca a toda velocidad a por nosotros, porque estos corren ¡y mucho!. Lanzarse de cabeza a por ellos en una situación de este tipo supondrá la muerte instantánea, así que el juego ya está preparado para que les hagamos frente desde puestos situados a gran altura.

World War Z - Análisis

No obstante, esto no supondrá un impedimento para que nos puedan alcanzar, porque los zombis se dedicarán a formar montañas subiéndose unos encima de otros, de modo que deberemos estar bien preparados para derribar las torres de cuerpos demacrados y así tirarlas abajo. A esto hay que sumar el hecho de que de vez en cuando irán apareciendo también algunos zombis especiales que hacen que resulte inevitable acordamos de Left 4 Dead.

Ya no solo porque en muchos aspectos el juego de Saber Interactive es idéntico al de Valve, salvo que este es en tercera persona, sino también porque las clases de estos zombis serán casi las mismas. Un buen ejemplo lo tenemos en el Toro, uno que se dedicará a realizar cargas a toda velocidad, pero también estará el que deja una nube tóxica, el que se abalanza contra ti y te incapacita contra el suelo o el que grita alertando a otros zombis de nuestra presencia. Como veis no son demasiados originales, pero al menos les otorga algo de variedad.

Por suerte, en todo momento estaremos lo suficientemente bien equipados. En cada misión podremos seleccionar la clase que queremos emplear, diferenciándose unas de otras en las armas con las que empezarán la masacre, especialmente con las secundarias. Habrá armas de fuego y cuerpo a cuerpo de todo tipo, por lo que los jugadores siempre encontrarán su favorita o con la que se sientan más cómodos, pasando por escopetas, ametralladoras, rifles, motosierras, lanzacohetes, etc.

Luchando codo con codo con nuestros amigos, a ser posible

World War Z - Análisis

Otra gran característica de World War Z es que principalmente se trata de un juego puramente cooperativo. En cada misión siempre participarán cuatro personas y personalmente he de reconocer que la mayoría de las veces siempre me ha encontrado partida rápido, a pesar de que los servidores han pasado por sus más y sus menos y ha habido momentos en los que resultaba imposible conectarse a ellos.

Aun así, todas las misiones es posible jugarlas en solitario, pasando a estar controlados por la inteligencia artificial los tres personajes restantes, pero esto es algo que os recomendamos que evitéis por todos los medios posibles. La máquina es rematadamente mala y puede que no resulte un estorbo, pero ayudar lo hace lo justito en los niveles de dificultad más bajos y prácticamente nada en los más altos, resultado todo un desafío superarlos sin otras personas.

El motivo se debe a que tan solo se dedicará a acribillar a tiros a todo lo que se mueva, algo que por un lado está bien, pero no recogerá las armas más poderosas, no sacará partido de los elementos del escenario y tampoco empleará botiquines si está falta de vida, de manera que seremos nosotros mismos los que deberemos de preocuparnos por su salud.

World War Z - Análisis

Es por eso mismo que la experiencia gana muchísimos puntos al jugar con otras personas y más aún con amigos. Si ya resulta entretenido acabar con los zombis, hacerlo mientras hablamos con nuestros amigos y nos ponemos de acuerdo para recorrer el escenario y para determinadas acciones, será la guinda del pastel.

El destacar que es más recomendable jugar con amigos por voz se debe a que los avisos que podemos dar a nuestros compañeros están un poco limitados, resultando un tanto complicado realizar determinadas indicaciones. En cualquier caso, seguirá siendo mejor opción que escoger a la inteligencia artificial.

Lo que le otorgará una enorme rejugabilidad es que el concluir las misiones nos recompensará con puntos de experiencia para que las clases suban de nivel y sus capacidades aumenten. A su vez, las armas que hayamos utilizado también ganarán puntos de experiencia que mejorarán sus estadísticas, pero vais a tener que jugar demasiadas veces si queréis alcanzar el máximo nivel.

Un modo competitivo que ni fu ni fa

World War Z - Análisis

Tras jugar una y otra vez a la campaña es probable que os apetezca probar algo diferente y repartir tiros contra otros jugadores en lugar de contra los zombis. Eso es posible gracias a su modo multijugador competitivo, el cual se dividirá a su vez en otros cinco modos en el que se reunirán hasta ocho jugadores, cuatro por cada bando.

Los diferentes modos son algunos de los más comunes que nos solemos encontrar en los títulos con multijugador. Entre ellos estará el de Rey de la Colina, aunque también habrá otro de ir conquistando zonas para ganar puntos, otro en el que ganará el que más bajas obtenga, el que más recursos recoja o el que aguante durante más tiempo una vacuna.

Al menos, lo que sí los hace distintos es el hecho de que los zombis estarán dando por saco todo el rato y no pararán de aparecer por todos lados mientras combatimos contra el equipo rival, pero eliminarlos no servirá para nada más que para que dejen de molestarnos.

World War Z - Análisis

Por lo demás, este modo cuenta con sus propias clases diferentes a las de la campaña, con sus armas y niveles, así que cualquier progreso que realicéis en uno de los dos modos de juego no se compartirá con el otro, pero tampoco nos ha convencido el hecho de que no puedes cambiar la clase seleccionada una vez haya dado comienzo la partida. En resumidas cuentas, para pasar el rato no está mal, pero sin duda nos quedamos con la campaña cooperativa.

La opinión de VidaExtra

Se agradece que de vez en cuando surjan propuestas como la de World War Z en la que nos desafía a aniquilar hordas de zombis en lugar de tener que buscar la forma de escapar de ellos o desplazarnos sigilosamente para que no nos escuchen. Nos ha encantado el tener que enfrentarnos a cientos de estos seres simultáneamente y más aún que la jugabilidad no se haya visto afectada por ello, porque no sufre ralentizaciones en ningún momento.

World War Z - Análisis

En el apartado sonoro el juego nos llega con las voces en inglés y los subtítulos en castellano. El doblaje no es que sea muy bueno, aunque si tenemos en cuenta que los NPC son por lo general bastante olvidables, tampoco nos extraña. Al menos la banda sonora acompaña perfectamente a la acción tan desenfrenada que viviremos constantemente con grandes temas.

A falta de un nuevo Left 4 Dead, World War Z es un buen juego a tener en cuenta en el caso de que os gusten los títulos de este tipo y más aún si tenéis a otras tres personas más que se animarían a hacerse con él también. Puede que no sea muy original en la mayoría de sus aspectos, pero jugablemente nos hará pasar momentos muy entretenidos masacrando las oleadas de zombis.

World War Z

World War Z

Plataformas PC, PlayStation 4 (versión analizada) y Xbox One
Multijugador Sí, online
Desarrollador Saber Interactive
Compañía Paramount Digital Entertainment
Lanzamiento 16 de abril de 2019
Precio 34,90 euros

Lo mejor

  • Jugar con amigos resulta una gran experiencia.
  • Una amplia variedad de armas de todo tipo.
  • Enfrentarse a tantas hordas de zombis resulta muy entretenido.

Lo peor

  • A las misiones les falta profundidad y pueden hacerse repetitivas.
  • Todos los personajes resultan un tanto insulsos.
  • La inteligencia artificial de nuestros compañeros deja bastante que desear.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio