Los speedrunners de Mario Kart 8 Deluxe crean la modalidad de golpearse a sí mismos con el caparazón azul en el menor tiempo posible

Los speedrunners de Mario Kart 8 Deluxe crean la modalidad de golpearse a sí mismos con el caparazón azul en el menor tiempo posible
4 comentarios

Seguramente Nintendo no tenga estadísticas de ello, pero lo que está claro es que la franquicia de Mario Kart ha destruido innumerables relaciones. Algo lógico, teniendo en cuenta que arruinarte el campeonato en la última curva es un hecho imperdonable.

El máximo exponente de este hecho es el caparazón azul. Amigo fiel cuando está de tu lado, el objeto más repugnante cuando te golpea. Un trabajo complicado el suyo, pero que ahora está viviendo una particular modalidad dentro del mundo de los speedrunners en Mario Kart 8 Deluxe.

Concretamente, el objetivo es golpearse a sí mismo en el menor tiempo posible. Si la máquina logra golpearte a ti, no cuenta, debes hacerlo tú mismo y tampoco es válido si te ves afectado por una explosión ajena.

La categoría llamada Blue Yourself es una de las vueltas de tuerca que nadie esperaba del título de Nintendo Switch y sin embargo, aquí nos encontramos contemplando los mejores tiempos. Según la página de Speedrun, el récord lo posee ahora mismo Skilloz, con apenas 35 segundos en ser atacado por el proyectil, tal y como se ve en el vídeo anterior.

La mecánica es sencilla, como suele ser habitual viendo los ejemplos, pero su ejecución esconde más chicha. Habrá que comenzar en el Game Boy Advance Mario Circuit, dar marcha atrás y hacerse con la primera caja a la derecha.

Si todo sale bien, tendremos una estrella, aguantando sin usarla mientras avanzamos hasta conseguir una segunda caja, con tres champiñones. El caparazón azul es un objeto que se otorga a los pilotos con peor posición, así que antes de obtener la tercera caja, se usa la estrella. Con el hueco libre en el inventario, el caparazón azul ya es nuestro.

Ahora tan solo resta pisar el acelerador, usar los champiñones, aprovechar los atajos y lograr el primer puesto. Y aquí es cuando hay que calcular mejor, ya que hay que lanzarlo en el instante en el que pasamos de ser segundos a primeros, siendo golpeados por nuestro propio objeto.

Lo cierto es que es un reto la mar de peculiar y que en pocos días ha rebajado sus mejores tiempos, así que no será extraño ver dentro de poco mejores marcas que las de Skilloz.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio