Compartir
Publicidad

La polémica y el sector de los videojuegos. 'Six Days in Fallujah' podría no llegar.

La polémica y el sector de los videojuegos. 'Six Days in Fallujah' podría no llegar.
Guardar
113 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La controversia respecto al título de Atomic Games, ‘Six Days in Fallujah’, parece que ha acabado diezmando la paciencia de desarrolladores y distribuidora, acabando con el alejamiento del proyecto por parte de Konami.

‘Six Days in Fallujah’ o ‘Seis días en Faluya’, como podría haber acabado llamándose en nuestro país, pretendía introducir al jugador en la segunda batalla de Faluya. Una de las mayores operaciones en la ofensiva de la, ya de por sí debatida, guerra contra Iraq, que además acabó con uno de los resultados más deplorables de la historia de nuestra civilización.

El fin de esa batalla, el 23 de Diciembre de 2004, dejó a más de 6.000 víctimas civiles, 100 soldados de la coalición estadounidense muertos, 1.200 insurrectos fallecidos y más 200.000 refugiados a causa de la destrucción de aproximadamente 100.000 edificios.

La noticia inundó la prensa de todo el mundo acusando a las fuerzas norteamericanas de asesinos por la utilización del polémico fósforo blanco, un arma química muy utilizada durante la guerra de Vietnam capaz de crear grandes pantallas de humo y causar quemaduras mortales, que casualmente desapareció de la zona sin dejar pruebas de su uso.

La suma de tantos factores, unida a la relativa cercanía de los sucesos, hizo que cuando Konami anunció el juego los medios se lanzasen en masa a criticar el proyecto:

“Considerando la enorme pérdida de vidas de la guerra de Iraq, glorificar la contienda en un videojuego demuestra un juicio muy pobre y un tremendo mal gusto… Esos terroríficos eventos deberían ser confinados, no trivializados renderizados por buscadores de morbo jugable.”

Esas eran las declaraciones del padre de uno de los soldados muertos durante aquella contienda. Palabras que el Daily Mail inglés se ocupó de incluir junto a la noticia que anunciaba el desarrollo del título.

Y aquí es cuando entramos en el eterno debate de si el juego debería de seguir adelante y convertirse en un elemento crítico a la altura de la literatura y el cine social, o por otro lado cambiar los personajes por alienígenas, el escenario por un país muy lejano y continuar apartándonos de la mesa de los adultos.

Lamentablemente antes de que podamos ni siquiera apoyar la primera opción, desde Konami se encargan de dejarnos a todos, desarrolladores y usuarios, a la altura del betún:

“No estamos intentando hacer crítica social (...) Al fin y al cabo, es sólo un juego”

Lamentablemente lo que algunos tildaban como el título más importante de la historia del videojuego a nivel de posibilidades críticas y narrativas se queda en “sólo un juego”.

No es la primera vez que un título cercano a estas características acaba siendo desechado por la controversia causada con su anuncio. El juego ‘Shock and Awe’ hacia referencia a un bombardeo masivo en Baghdad y Sony decidió olvidarse del proyecto.

Pero… ¿Y si por una vez cambiásemos nuestra perspectiva? ¿Y si encontrásemos una obra que nos pusiera en la piel de aquellos que atacan, aquellos que defienden y esos pobres desgraciados que sufren las consecuencias? ¿Y si por una vez la historia de ‘Six Days in Fallujah’ copase las portadas de los diarios y las cabeceras de los informativos, no para anunciar un juego de guerra que trivializa sobre la vida, sino para encumbrar una obra de marcado carácter crítico?

Lamentablemente parece que, o la cobardía o la falta de confianza en la madurez de este sector, van siempre un paso por delante de estas respuestas:

“Tras ver las reacciones que ha provocado ‘Six Days in Fallujah’ en Estados Unidos y tras escuchar las opiniones recibidas mediante llamadas telefónicas y correos electrónicos, hemos decidido que no vamos a venderlo (al público)”

De esta forma Konami se desentiende del proyecto, Atomic Games tendrá que encontrar una distribuidora lidiando con la negativa de una grande como Konami y el público tendremos que seguir recurriendo al cine y la literatura para encontrar una obra controvertida que nos invite a recapacitar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos