Compartir
Publicidad

Rockstar, The Daily Star y la vergüenza y asco que dan algunos periodistas

Rockstar, The Daily Star  y la vergüenza y asco que dan algunos periodistas
160 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este es un artículo difícil y me voy a dejar de monsergas. No se si es el lugar adecuado para algo así pero después de enterarme de la noticia y recabar información necesito desahogarme y compartirla con vosotros. Ya sabéis que nosotros no somos periodistas, somos bloggers y amantes de los videojuegos, pero de algún modo hemos convertido nuestra tarea diaria en compartir noticias con vosotros. Por eso, cuando veo el ejemplo de Jerry Lawton, un periodista del Daily Star inglés, siento asco, repulsa y hasta vergüenza. Vamos por partes.

Hace unos días que en Inglaterra están viviendo una situación extraña y terriblemente triste. Un portero de discoteca que justo acababa de salir de prisión, Raoul Moat, asesinaba a sangre fría a su ex pareja, dos tiros en el estómago dejando que se desangrase, y al novio actual de esta. Una muerte que todos sabían que podía acabar ocurriendo ya que el asesino llevaba años mostrando una conducta enloquecida, violenta y poco cabal. El destino de Samantha Stobbart parecía escrito desde que rompió con él hacía bastante tiempo. Chris Brown sólo cometió el error de enamorarse de ella en el peor momento.

Al día siguiente Moat, creyendo erróneamente que Brown era agente de policía, decidió tirotear un coche de patrulla dejando a uno de los agentes herido de gravedad. Su siguiente movimiento fue todavía más enloquecido, se dio a la fuga, se rapó el pelo a lo Mohicano y empezó a poner en práctica técnicas de supervivencia al estilo Rambo para evitar ser encontrado. La zona boscosa del lugar de los hechos, Rothbury, facilitaba su pequeña fantasía.

Televisiones, radios, periódicos, blogs… toda Inglaterra había encontrado su pasatiempo favorito durante los días en los que las autoridades intentaban encontrar al maldito asesino que se creía Rambo. Helicópteros, patrullas caninas registrando la zona, especialistas en caza y Operaciones Especiales empezaban a llegar a localidad para intentar encontrarle. A los pocos días, al sentirse cada vez más acorralado y sin escapatoria, acababa con su vida de un certero disparo.

Esa es la historia a grandes rasgos. Un asesino que se convirtió en un icono mediático durante los días de su desaparición en el bosque y ocupó casi en su totalidad el espacio de noticias del Reino Unido.

Días después y aprovechando el tirón mediático del asunto, un desgraciado (iba a colocar la palabra periodista pero no se la merece) de The Daily Star, un periódico sensacionalista inglés, decide lanzar una noticia apoyándose en “diversas fuentes especializadas en videojuegos de internet”. Fuenta falsa, por cierto.

Jerry Lawton, que así se llama el individuo, afirmaba que Rockstar Games ya preparaba un nuevo ‘Gran Theft Auto’ basado en los sucesos.GTA Rothbury’, un videojuego creado única y exclusivamente para lucrarse de tan cruenta y triste historia. Su única prueba, un terrible montaje Photoshopeado con la cara de los protagonistas y la tipografía de la popular saga de videojuegos. Un montaje que da vergüenza ajena y que cualquiera con dos dedos de frente identificaría como montaje. Eso sí, a Jerry no le interesaba el montaje, le interesaba lucrarse del dolor de las víctimas.

Ni corto ni perezoso dio caza a Ann Horsby, la pobre abuela de setenta años de Samantha, la ex novia que Moat había asesinado a sangre fría de dos tiros en el estómago días antes, y que todavía se encontraba en estado de shock por la pérdida de su querida nieta.

Le mostró la portada del videojuego y le aseguró que era real, que un juego utilizaría la muerte de su querida Samantha y de su novio para lucrarse. La reacción de la mujer, entre lágrimas, no pudo ser otra que maldecir a Rockstar y asegurar que todo el dinero que ganasen a expensas del título era dinero manchado de sangre, algo que iba más allá de la cordura.

Jugosas declaraciones, debió pensar Lawton que ni corto ni perezoso escribió un terrible artículo dándolo todo como cierto. Había utilizado el dolor de una mujer mayor, el asesinato de dos chicos y la violencia de Moat para cargar contra los videojuegos y para conseguir popularidad.

Una actitud enfermiza y deleznable, no cabe duda. Aunque más enfermiza ha sido su reacción en Facebook a la multitud de críticas recibidas.

“Desconcertado por la furia de los gamers adultos. Se supone que han crecido pero se limitan a estar sentados todo el día jugando a videojuegos con otro que hoy decidió entrar al mundo real durante el tiempo suficiente como para criticarme por mi historia de la versión ‘GTA’ de Raoul Moat. ¡Ni que hubiese negado el Holocausto! Creo que voy a retarles a todos a un duelo en la realidad virtual… puñalada… ¡Yo gano!.”

Desde luego no se si se piensa que los jugones somos imbéciles, pero desde luego no estamos a su nivel. Evidentemente obvia la parte en la que utiliza un burdo montaje fotográfico para inventarse una noticia y avasallar a una pobre anciana que acababa de perder a uno de sus seres más queridos con el único fin de obtener declaraciones jugosas. De las que dan de qué hablar.

Lo ha conseguido. Hoy hablamos de él. Hablamos de una gran oportunidad perdida para pedir perdón a la familia. Hablamos de él y lo ponemos como ejemplo de algo de lo que hay que huir como de la peste. Hablamos de cómo manipular a las personas aprovechándose de su dolor. Hablamos, en resumen de The Daily Star, de Rockstar y de la vergüenza y asco que da Jerry Lawton.

Más Información | Dtoid, CVG, La Información, El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio