Cómo solucionar el fallo de botones y dirección del mando inalámbrico de Xbox Series X y Xbox One
Guías y trucos

Cómo solucionar el fallo de botones y dirección del mando inalámbrico de Xbox Series X y Xbox One

Existe la posibilidad de que al iniciar tu Xbox Series X o Xbox One te hayas topado con un problema serio: lo único que funciona del mando de control es el botón Xbox que preside el frontal. Ni las crucetas, ni los sticks y mucho menos el resto de botones hacen nada. De hecho, ni siquiera es posible apagar la consola a distancia.

Lo sabemos porque nos ha pasado a nosotros mismos. Precisamente por ello te hemos elaborado una sencilla guía con tres posibles soluciones con la que podrás continuar tus partidas en menos de cinco minutos.

El problema: los botones y direcciones del mando de Xbox no funcionan en general

Xbox

Lo primero es lo primero: algunos de los insiders del programa de testeo y otros jugadores nos hemos topado con la imposibilidad de usar los mandos de Xbox, tanto en Xbox Series X o Xbox One.

De hecho, este fallo no solo se produce al usar los nuevos modelos de Xbox Controller, sino también los que vinieron de Xbox One. Y lo que es más curioso, esto se extiende hasta el uso en remoto de la consola desde móviles.

En nuestro caso, la única manera de proceder y solucionar el problema ha sido el hard reset o hard reboot (la tercera solución incluida), aunque recomendamos intentar previamente las dos soluciones previas. En ninguno de los tres casos nos llevará más de cinco minutos arreglarlo.

Por supuesto, antes de proceder damos por sentado que:

  • El mando de Xbox enciende. En caso contrario, hay que revisar las pilas o comprobar que funciona conectándolo vía USB.
  • Las pilas del mando tienen carga. Una sencilla sustitución de pilas o conectarlo a la consola vía USB bastará.

1º Solución: conecta tu mando vía USB-C y actualízalo

Screenshot 3534

La solución más sencilla, tanto para sincronizar el mando de Xbox Series X o Xbox One como para actualizarlo es conectarlo a cualquier puerto USB de la consola a través de un cable. Piensa que los mandos de Xbox Series X y Xbox Series S requieren una entrada USB-C, mientras que los de Xbox One es micro-USB.

Una vez enchufado el mando a la consola vía cable, déjalo  conectado vía USB unos 5 minutos. En caso de que necesite una actualización, este se completa en segundo plano y, lógicamente, el proceso puede tardar un poco.

Con todo, si el mando pierde la conexión o ésta es muy intermitente, no está de más probar con otro cable USB o asegurarte de que esté bien conectado tanto al puerto USB de la consola como al del mando.

2º Solución: actualiza tu mando a través de un PC con Windows

Screenshot 3532

Entendemos que no es posible iniciar una actualización manual de tu mando a través de la consola debido a que los botones no responden. Sin embargo, puedes realizar el mismo proceso a través de PC con Windows. Aunque sea para descartar que el problema viene de ahí.

El proceso consiste en

  1. Acceder a la aplicación Accesorios de Xbox. En caso de que no la tengas instalada o necesites actualizarla, la puedes descargar gratuitamente desde Microsoft Store.
  2. Conecta el Mando Inalámbrico Xbox mediante un cable USB o un adaptador inalámbrico compatible.
  3. Cuando el mando se conecte, y si hay una actualización obligatoria, aparecerá el mensaje Actualización necesaria. A partir de ahí simplemente sigue los pasos e instala la actualización.

3º Solución: haz un "hard reboot" de la consola

Screenshot 3535

Si bien apagando y volviendo a encender la consola el problema persiste (lo intentamos y también conocemos la serie de Los Informáticos) Existe la opción de realizar un hard reboot. De hecho, no solo se nos arregló el problema sino que es la opción recomendada por parte de Microsoft desde Reddit.

Para forzar un reinicio completo deberemos mantener presionado el botón de encendido de la consola durante 5-10 segundos. A continuación, el sistema se apagará por completo y debería hacer que el mando vuelva a funcionar como el primer día.

Como nota adicional, este proceso equivale -de algún modo- a desenchufar por completo la propia consola para que al encenderla se haga un reinicio total. Lógicamente, no te recomendamos que la desenchufes.

¿Qué ocurre si el problema persiste?

Con los tres pasos anteriores es muy probable que se haya arreglado tu problema. Sin embargo, cada caso se debe estudiar de manera individual. Por ello, contemplamos tres situaciones añadidas.

El mando de Xbox no está sincronizado

Xbox

Tampoco está de más tener presente que el mando puede no estar sincronizado con la consola. En ese caso bastará con mantener pulsado el botón Emparejar [ ((( ] del mando (ver imagen superior) y el correspondiente de la consola, situado al lado del puerto USB del frontal y con el mismo icono.

El Mando de Xbox tampoco funciona en PC u otros sistemas

Num Serie Xbox

Si el mando no solo no funciona en la consola, sino que tampoco lo detecta en PC, posiblemente sea defectuoso y deberás solicitar un reemplazo o reparación del mismo.

El proceso para solicitar un reemplazo, en caso de que esté en garantía, es seguir los pasos de la web del servicio de atención y soporte de Xbox. Lo único que necesitarás para el trámite es el número de serie del mando de 14 caracteres que se muestra en el reverso.

El Mando de Xbox no funciona únicamente en un juego

Colors Xbox

Si el problema de comportamiento del mando solo afecta a un juego, lo mejor es comprobar los ajustes y opciones del propio juego para asegurar  que la configuración del mando no sea el origen del problema.

  • Lo más recomendable, en este caso, es cerrar y reiniciar el juego o la aplicación en cuestión.
  • Por otro lado, debemos asegurarnos de que tanto el firmware de la consola, el del mando y el propio juego están actualizados a la versión más reciente. Lo puedes hacer desde ajustes de la consola y necesitarás una conexión a internet.
  • También, desde los ajustes de la consola Xbox, es posible reestablecer los datos del juego. Lo cual es una solución extrema que implicaría perder nuestros progresos.
  1. Presionamos el botón Xbox  para abrir la guía.
  2. En Perfil y sistema, seleccionamos Configuración.
  3. En Dispositivos y conexión, seleccionamos Accesorios.
  4. En Mando inalámbrico Xbox, seleccionamos Configurar.
  5. Podemos asignar cada uno de los botones del mando de manera manual o seleccionar Restaurar valores predeterminados para volver a establecer el mando a su asignación de botones original.
Temas
Inicio