Publicidad

Guía de Zelda: Link's Awakening: cómo duplicar la capacidad de flechas, bombas y polvos mágicos en el inventario
Guías y trucos

Guía de Zelda: Link's Awakening: cómo duplicar la capacidad de flechas, bombas y polvos mágicos en el inventario

Publicidad

Publicidad

En The Legend of Zelda: Link's Awakening hay dos clases de armas: las que se pueden usar de manera ilimitada y las consumibles. Es decir, las flechas, las bombas y los polvos mágicos. Afortunadamente para Link, podremos duplicar la cantidad de las segundas siempre y cuando sepamos dónde buscar... Y a quién tocarle las narices.

Ocultos en la isla de Koholint, en lo profundo de tres misteriosas cuevas secretas, habitan tres Bestiélagos durmientes. De hecho, se tomarán bastante mal que los despertemos: nos castigarán aumentando generosamente la capacidad de llevar flechas, bombas y polvos mágicos de nuestro inventario. 

En VidaExtra sabemos perfectamente lo que se siente al quedarte sin bombas en el peor momento: al enfrentarte a un enemigo o delante de una pared agrietada que acabas de encontrar por pura suerte. Por ello, te hemos elaborado una guía muy especial para que vayas sobrado de cara a esta aventura.

Cómo aumentar el número de Flechas

En los juegos de Zelda uno nunca tiene suficientes flechas. Por ello, y para duplicar la cantidad que podemos llevar encima tendremos que trasladarnos a la parte más alta y oriental de la Cordillera Tal Tal. Es decir, la última cima conectada con un puente de madera antes de divisar la Torre del Águila. 

Tal tal

Una vez allí, inspeccionando el lugar, no tardaremos en dar con una curiosa escalinata de bajada que nos lleva a un templo aparentemente vacío y un altar que pide a gritos que le echemos polvos mágicos.

A

 Como respuesta, despertaremos al Bestiélago durmiente quien, a modo de venganza, nos lanzará un potente rayo que nos condena a poder llevar todavía más flechas encima. 

A

De este modo, se duplicará el límite de flechas que podremos llevar en el inventario. Un castigo muy conveniente, sin duda aunque conviene tener en cuenta que igualmente necesitaremos disponer del arco para dispararlas.  

a

Cómo aumentar la cantidad de polvos mágicos

Polvos

Para duplicar la cantidad de polvos mágicos que podemos llevar bastará con tener dos elementos a mano: el brazalete de fuerza y al menos un saco de polvo mágico en el inventario. 

A

El proceso es tan sencillo como levantar una de las piedras que se encuentran en la parte céntrica del Bosque Misterioso, al comienzo del juego, y aparecerá una curiosa escalinata que da a un templo.

A

Allí, usaremos los polvos mágicos sobre la hoguera apagada que hay entre las dos calaveras para despertar al bestiélago, el cual nos castigará duplicando la cantidad de polvos mágicos que podemos llevar encima. Pan comido.

A

Cómo aumentar el número de Bombas 

Duplicar el número de bombas de nuestro inventario no es muy diferente del proceso de las flechas y los polvos mágicos, aunque acceder al sitio en cuestión es un poco más complicado de explicar. 

Por lo pronto lo que necesitaremos sí o sí serán unos polvos mágicos y las aletas, con lo que deberemos haber superado o llegado -cómo mínimo- a la mitad del Tunel Abisal (la Mazmorra 4). A partir de ahí deberemos dirigirnos a la zona sur de Koholin, justo debajo de las Fauces de Siluro. 

Efhbqunueaawbh1

Allí veremos una zona llena de plantas y rodeada por una doble fila de agujeros. Nuestro objetivo: superar los agujeros y encontrar la escalinata que hay oculta entre la vegetación.

Efhbqubuwaapipi

Una solución para acceder a esa zona es usar un salto largo, finalizarlo con un espadazo para llevarnos por delante una planta y una vez reaparezcamos en tierra, poder ejecutar un segundo salto que nos dejará casi donde queremos. 

Efhbququeaaoegh

Al bajar nos encontraremos con una zona inundada que deberemos cruzar a nado y desembocará en una escalera de subida, dándonos acceso a un pequeño jardín rodeado de árboles con una segunda escalinata. La definitiva.

A

Una vez allí estaremos ante un templo vacío y un altar entre dos calaveras. Lo último que queda por hacer es usar los polvos mágicos en el altar y aparecerá el tercer Bestiélago de Koholint, el cual nos sentenciará a poder llevar más bombas encima.

A

Sobra decirlo pero, tras reclamar nuestro premio, el camino de vuelta es el mismo que el de ida. No hagas cosas muy malas por la isla con tanto petardito.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir