Publicidad

Análisis de The Legend of Zelda: Link’s Awakening para Nintendo Switch: la aventura más excepcional de Link tiene todo lo necesario para ser tu Zelda favorito
Análisis

Análisis de The Legend of Zelda: Link’s Awakening para Nintendo Switch: la aventura más excepcional de Link tiene todo lo necesario para ser tu Zelda favorito

Publicidad

Publicidad

Cuando un título de The Legend of Zelda aparece, los demás juegos de aventuras se sientan y aprenden. Incluso cuando se trata de una entrega clásica. Ahora bien, Zelda: Link’s Awakening ha recibido un trato verdaderamente excepcional en Switch: Nintendo y Grezzo han reimaginado e insuflado nueva vida a la isla Koholint con un gusto exquisito, cautivando al jugador desde el primer minuto para convertirlo en el héroe y protagonista de una aventura de ensueño.

Así, y de manera magistral, el nuevo Link’s Awakening mantiene con gracia y devoción todo el encanto de aquel juego que cautivó a toda una generación en Game Boy. Con el mismo empeño de un fan encandilado por la nostalgia. Mimando cada pequeño detalle, sí, pero también siendo conscientes de las flaquezas de entonces para transformarlas sus propios puntos fuertes.

Con eso por delante, merece la pena tener en cuenta una consideración referente a Link’s Awakening: el primer Zelda para portátiles es uno de los pilares sobre los que se sostiene la propia saga, pero -a su vez- una entrega realmente inusual. Las temáticas y conceptos del resto de títulos quedan aparcadas para dar paso a una aventura muy especial. 

Es más, pese a su título, la propia princesa Zelda brilla por su ausencia.

Desde el principio, The Legend of Zelda: Link’s Awakening irradia esas sensaciones que solo los clásicos pueden despertar y que a día de hoy siguen siendo siendo fuente de inspiración entre indies y proyectos de gran calibre. Aunque, no te lo vamos a negar, a nadie le sienta tan bien el inconfundible y casi patentable estilo Zelda como al Héroe de Hyrule.

Un héroe que, por cierto, estrena aspecto a juego con la isla y que sirve como traje de gala para un doble cometido: ser ese esperado reencuentro con aquellos que nos dejábamos los duros en pilas AA y el enorme desafío de convertirse en el punto de partida definitivo para abordar la saga. Triunfando – por cierto- en ambos casos.

Bienvenido a Koholint, una isla misteriosa con unas vistas sorprendentes

Dicen que no hay que juzgar un juego por su carátula, y somos conscientes de que los gameplays no han hecho justicia a la experiencia de juego en más de una ocasión. Sin embargo, pero es imposible no rendirse a The Legend of Zelda: Link’s Awakening: su rediseño es amor desde la primera partida. Un auténtico festín para la vista en el que todo lo que aparece en pantalla se ha elaborado con una dedicación artesanal.

El estilo visual al que recurre Link’s Awakening en Switch ha sido creado para la ocasión, logrando el equilibrio lo clásico y lo moderno, pero también tomando prestada toda la experiencia acumulada por Nintendo a la hora de crear mundos que trascienden la pantalla -como recientemente vimos en Yoshi’s Crafted World- y acaban cristalizando en una identidad visual propia y distintiva, casi palpable. 

Doble mérito si tenemos en cuenta que tanto Grezzo -quienes debutan en Switch- como la propia Nintendo se han tenido que enfrentar al desafío de mantenerse fieles a los modestos acabados de Game Boy mientras se dotaba a cada trocito de la isla de nueva vida y detalles únicos. 

Como resultado, cada segundo de juego se torna en un exquisito diorama compuesto por paisajes bucólicos, playas paradisíacas y mazmorras retorcidas en el que da gusto perderse. Incluso estando quietos seremos recompensados con una versión totalmente orquestada de la banda sonora que colmará las expectativas de los fans de la saga principal.

Por otro lado, nuestro héroe se encuentra envuelto en una misión. Una que será todo un gustazo resolver.

Nswitch Thelegendofzeldalinksawakening 19 1

Completamente desarmado, Link abre los ojos. Su último recuerdo es haber sucumbido ante una tormenta en mar abierto. Lejos del reino de Hyrule. Ahora, el valiente héroe de orejas puntiagudas reposa en una cama junto a dos siluetas. Quien lo atiende es Marin, una joven con una voz armoniosa, mientras que su padre, Talin, examina el escudo hyliano que encontraron junto a su cuerpo en la playa.

Con lo puesto, su escudo y mucho valor, Link  parte con el propósito de abandonar Koholint, atravesando sus paisajes, enfrentándose a enemigos, ayudando a sus habitantes y adentrándose en sus mazmorras hasta encontrar el modo de despertar al Pez del Viento, la misteriosa deidad que preside la isla y controla su devenir.

Z

Por suerte para Link, Grezzo y Nintendo no solo se han preocupado de crear un entorno bello y misterioso, también han actualizado por completo la experiencia de juego.

El arte de alternar entre los pequeños detalles y los grandes cambios

El Link’s Awakening de 1993 es un clásico atemporal y uno de los eslabones clave de cara a la saga Zelda. Pero, desde luego, no es perfecto: el título de Game Boy y su versión Deluxe también son hijos de su tiempo en muchos aspectos y las limitaciones de aquellas portátiles con solo dos botones principales pasaban factura a la experiencia. De partida, porque pasábamos mucho más tiempo abriendo y cerrando su sistema de menús e inventarios que dando espadazos. Esta vez nuestros enemigos no tendrán tanta suerte.

Grezzo se ha ganado merecidamente su reputación trasladando de manera impoluta -con interesantes actualizaciones- los clásicos de sobremesa a 3DS como Ocarina of Time, Majora’s Mask o el reciente remake Luigi’s Mansion, pero el equipo de Shibuya se ha coronado reinterpretando la experiencia de Game Boy a las posibilidades de Nintendo Switch y, de paso, dar una bienvenida mucho más agradecida a todos los nuevos jugadores.

A

La jugabilidad es fluida como la seda y sencilla de entender, tremendamente intuitiva, manteniéndose absolutamente fiel al estilo de los Zeldas clásicos que todos tenemos interiorizado al tiempo que se le da un mayor protagonismo a la viveza de nuestras acciones. 

Por otro lado, lo primero que los veteranos notarán es que ahora la cámara  seguirá a Link mientras cruza Koholint de punta a punta, quedando relegado el sistema de vista estática en las mazmorras por cuestiones de diseño. 

Existe un insignificante precio a pagar. Si bien en todo momento la resolución está fijada al máximo que puede ofrecer Switch (1080p en dock y 720p en portátil), al movernos entre dos zonas muy contrastadas en cuestión de contenidos, la tasa de fotogramas experimenta un bajón puntual de un segundo. 

Un detalle que no consigue manchar el impecable aspecto en conjunto y que puedes comprobar con el estudio realizado desde el canal del Analista de Bits.

Pero donde más agradecido es el cambio es en su interfaz, completa intuitiva y con un añadido clave: no tener que alternar entre objetos elementales como el brazalete de fuerza, el escudo o la propia espada. Dicho de otro modo, se acabó la sensación de tener que mover el inventario para levantar una simple piedra o atravesar un obstáculo: equipa los dos que quieras usar lo verdaderamente esencial lo tendrás a golpe de botón.

Aprovechando esto, se han incluido nuevos objetos, artefactos y coleccionables. En el Link’s Awakening original te recompensaban con una espada mejorada cuando llevabas 20 caracolas a la casa de las caracolas. Lo divertido es que había 26 repartidas por la isla. En la versión de Switch hay al menos 50 caracolas repartidas y se te recompensa al llegar a obtener a cantidades determinadas. 

Es más, uno de estos incentivos es un flamante localizador de caracolas que saca partido de la vibración HD de los Joy Cons y el mando pro y que incluso podremos activar o desactivar sobre la marcha.

Z

Y en cuestión de minijuegos también estaremos bien servidos, el gancho y la pesca tradicional suman nuevos premios y afinan mucho mejor sus mecánicas de juego, y la peculiar experiencia de rafting ofrece dos actividades que la hacen mucho más completa e interesante.

Podría parecer que Link’s Awakening está diseñado para aquellos que no tuvieron la oportunidad de jugar al original, pero esta versión de Nintendo Switch no se limita a ofrecer nostalgia a los veteranos: hay suficientes novedades y nuevos coleccionables repartidos por la isla como para que todo el mundo, incluso los se saben el recorrido y las soluciones originales de memoria, se pierdan yendo de aquí para allá,  destacando entre las nuevas ideas un modo héroe disponible desde el principio que duplica el daño recibido y reduce a cero el número de corazones encontrados. 

Eso sí, para equilibrar las cosas no está de más confirmar que la mazmorra del color de la versión Deluxe no faltará en esta edición tan exquisitamente cuidada.  

Nswitch Thelegendofzeldalinksawakening 05 1

Pese a todo, la novedad estrella de Link’s Awakening no termina de brillar con la misma intensidad que el resto de los atractivos de la nueva Koholint.

Olvídate de la Game Boy Printer: es hora de diseñar tus propias mazmorras

Llegados a cierto punto de la historia nos encontraremos con un viejo amigo en la isla. O, al menos, alguien que no estaba en las versiones de Game Boy. El no demasiado alegre Dampé se ha instalado donde antes estaba el estudio de fotográfico (la crisis del carrete, quizás) para añadir un reclamo que dispara todavía más la rejugabilidad de Link’s Awakening: un editor de mazmorras.

Edurc3mu0aafkn8

La idea en sí no tiene demasiadas complicaciones. Tendremos un punto de partida, un enemigo final y una habitación en la que se encuentra la llave del jefe. A partir de ahí podremos diseñar con relativa libertad el plano de una mazmorra introduciendo las instancias que hayamos visitado durante la aventura principal y, una vez que todas las habitaciones estén debidamente conectadas, atrevernos a resolver nuestras propias mazmorras espada en mano. 

Sería un error catalogar este modo añadido como un Zelda Maker o un análogo del editor de niveles de Mario ya que nosotros no tenemos el control de lo que se incluye (enemigos, trampas, objetos, etc.) dentro de cada sala. De hecho, tampoco podemos publicar nuestras creaciones online, aunque se ha optado por una curiosa solución para poder compartir y recibir mazmorras: usar los chips de los Amiibo como sistema de comunicación.

D

El editor de mazmorras es un estupendo añadido que, sin llegar a ser una decepción, podría haber sido todavía mejor simplemente habilitando más opciones a la hora de intercambiar o publicar mazmorras. Sin embargo, es innegable que, como extra, le da todavía más valor a un resto de contenidos absolutamente impoluto.

La opinión de VidaExtra

Si bien el tiempo trata generosamente la saga de The Legend of Zelda, también es justo descubrirse ante la impecable labor de Nintendo y Grezzo a la hora de insuflar con maestría nueva vida e identidad propia a Link’s Awakening, convirtiendo el clásico de Game Boy, con sus defectos, en un rotundo imprescindible. Una joya atemporal elaborada con un gusto exquisito. 

Zelda

Y no nos referimos únicamente a su apartado artístico, el cual es boccato di cardinale, sino el modo en el que la GranN ha recuperado este trocito tan especial de su legado para hacerlo una cita obligada para los fans de Zelda y un lanzamiento ineludible para los propietarios de Nintendo Switch.

The Legend of Zelda: Link’s Awakening es una puerta de entrada inmejorable a una saga de culto. Pero este remake tiene la vista puesta en algo incluso más ambicioso: Nintendo se ha dejado el alma y el corazón en convertir una aventura única, creada por soñadores, apasionados e inconformistas, en tu nuevo Zelda favorito. Y tiene todo lo necesario para conseguirlo.

Imprescindible

The Legend of Zelda: Link’s Awakening

The Legend of Zelda: Link’s Awakening

Plataformas Nintendo Switch
Multijugador No
Desarrollador Nintendo / Grezzo
Compañía Nintendo
Lanzamiento 20 de septiembre de 2019
Precio 53,99 euros

Lo mejor

  • Su apartado artístico es exquisito, equilibrando lo nuevo y lo clásico con un toque artesanal
  • Su replanteada jugabilidad hace que el conjunto brille con más fuerza
  • Extras, novedades y sorpresas que buscan sorprender a quienes se conocen las versiones de Game Boy al dedillo
  • Un punto de partida insuperable para abordar la saga de Zelda
  • ¡Queremos que todos los Zeldas clásicos tengan el mismo tratamiento!

Lo peor

  • El sistema de intercambio de mazmorras es a través de los Amiibo, no vía online

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir