Compartir
Publicidad

El mando de Xbox One dispuesto a durar 10 años

El mando de Xbox One dispuesto a durar 10 años
63 Comentarios
Publicidad

En estos tiempos locos de obsolescencia planificada en donde las marcas lanzan productos con un tiempo de vida limitado artificialmente para obligarnos a consumir (o eso defienden los amantes de las conspiraciones, claro) es agradable ver que en Microsoft apuestan por lanzar un mando diseñado para sobrevivir a un cataclismo nuclear. Vamos, casi casi.

El mando de la nueva Xbox One está siendo sometido al test de Ikea constantemente y tras un arduo proceso de rediseño en el que se le dio una nueva forma más ergonómica, nuevas prestaciones y nuevos materiales toca trabajar en su resistencia. El encargado de ello es el equipo de Bob Brown, el manager de accesorios y hardware de Microsoft, quien ha mostrado las instalaciones en las que testean al susodicho mando.

Está diseñado para tener una durabilidad de siete a diez años y aunque el diseño final ya está aprobado se sigue poniendo a prueba diariamente para comprobar dónde están sus límites y mejorarlos.

"Cada botón se presiona una y otra vez, entre cuatro y cinco veces por segundo. Aquí probamos unos 20 mandos a la vez y cada uno acaba teniendo unos dos millones de pulsaciones por botón."

El mando está conectado al ordenador y recibe "input" de cada pulsación para que la compañía sepa si el mecanismo recibe la presión adecuada y aguanta. Pero no sólo en eso se basa la prueba de resistencia. Microsoft deja caer los mandos desde diversas alturas mientras graba con cámaras para ver que zonas golpean el suelo, cuales tienen tendencia a romperse y cómo mejorarlas.

No resistirá una guerra nuclear pero caramba, parece preparado para un uso intensivo. Por cierto, imagino que este tipo de pruebas de calidad las acometen todos los fabricantes de hardware, ¿no?

Vía | Pocket Lint

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio