Compartir
Publicidad

Microsoft no está preocupada por el hackeo de Kinect

39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tan sólo tres días después de que Kinect llegara al mercado, Internet empezó a poblarse con vídeos y fotografías que demostraban que el nuevo juguete de Microsoft ya había sido hackeado, al menos de forma muy elemental. Vamos, que no se les resistió mucho el invento a los más manitas del teclado. Los posibles usos de este dominio del periférico son bastante amplios, aunque dependerá de las ganas que le ponga la gente.

No obstante, la compañía de Redmond no parece especialmente inquieta por estos intentos de asalto al fortín de Kinect, o al menos eso es lo que se desprende de las palabras de Alex Kipman y Shannon Loftis, dos piezas importantes en el equipo responsable de la división de Xbox. De hecho, a su juicio el dispositivo aún no ha sido realmente hackeado, sino que simplemente se ha conseguido acceso a algo que tampoco había sido protegido:

“Hackearlo significaría que alguien hubiera conseguido nuestros algoritmos y fuera capaz de usarlos, lo que no ha ocurrido. O que se hubiera conseguido situar un dispositivo entre el sensor y la consola para hacer trampas, lo cual tampoco ha sucedido. Lo que en realidad ha ocurrido es que alguien ha escrito un controlador open-source para PC que abre la conexión USB, la cual realmente no protegimos, y lee entradas desde el sensor”.

Así pues, la postura oficial de Microsoft respecto a todas estas acciones realizadas por usuarios anónimos es que, en realidad, no es para tanto. De hecho, al ser preguntado por posibles acciones hacia estos intrépidos programadores, Loftis aseguró que no piensan hacer nada al respecto, sino que dejarán que se siga experimentando libremente con Kinect. Estas fueron sus palabras

“Como creador experimentado, me emociona mucho ver que la gente está tan inspirada que ha sido capaz de empezar a crear e imaginar lo que podría hacer con Kinect, sólo unos pocos días después de su lanzamiento”.

Es raro que una compañía se manifieste de esta forma sobre el “toqueteo” a su hardware, y más aún conociendo la política tradicionalmente proteccionista de Microsoft, pero la verdad es que no me parece un mal punto de vista. ¿Conseguirá la comunidad hacer de Kinect un periférico con usos alternativos realmente interesantes, más allá de lo que sus creadores decidan ofrecer de forma oficial?

Vía | Eurogamer
Vídeo | YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio