Compartir
Publicidad
Así acabó Nintendo siendo dueña del equipo de béisbol de Seattle
Industria

Así acabó Nintendo siendo dueña del equipo de béisbol de Seattle

Publicidad
Publicidad

Cuando el 19 de septiembre de 2013 nos llegó la triste noticia del fallecimiento de Hiroshi Yamauchi, histórico presidente de Nintendo y principal responsable del cambio que llevó a esta compañía de las cartas a los videojuegos, no fuimos solo los aficionados a Mario y compañía quienes lamentamos su pérdida: en la ciudad de Seattle, los seguidores de los Mariners, el (relativamente) modesto equipo local de béisbol, preparaban los merecidos homenajes para el hombre que salvó la institución.

Al mismo tiempo, los fans de los Mariners no podía evitar preguntarse por el futuro de la franquicia y las consecuencias que tendría para el equipo la muerte de un benefactor que en la práctica nunca había mostrado gran interés por su inversión. De hecho, cuentan que a Yamauchi ni siquiera le gustaba el béisbol, aunque mantuvo hasta el final de sus días los derechos sobre el 55% de las participaciones del club, asegurando así un control mayoritario sobre el mismo y la última palabra en la toma de decisiones importantes. Afortunadamente para ellos, no tenían nada que temer.

Esta alianza no tiene gran incidencia para los aficionados de los videojuegos y permanece relativamente oculta como una curiosidad más

Dos años después de aquella despedida, Nintendo sigue siendo la dueña mayoritaria de los Mariners, o más concretamente, la división norteamericana de la compañía, pues Iwata decidió mantener durante su periodo al frente los deseos de su inolvidable antecesor. Ahora que también él se ha marchado, la incertidumbre para el equipo de béisbol es la misma que para la compañía nipona que lo controla de manera poco intervencionista, pues no está del todo claro quién tomará las riendas de la Gran N en este punto. Sea como fuere, es interesante echar la vista atrás y descubrir cómo acabó sucediendo esta singular alianza que en la práctica no tiene gran incidencia para los aficionados de los videojuegos y por tanto permanece relativamente oculta como una curiosidad más de la industria.

Un "pequeño" favor a Seattle

Yamauchi

Cuando Nintendo decidió establecer su cuartel general en los Estados Unidos, eligió la ciudad de Redmond, sede también de Microsoft, como enclave para sus operaciones. Situada en el estado de Washington, al noroeste del país y relativamente cerca de la frontera con Canadá, Redmond se encuentra a 26 kilómetros de Seattle, la ciudad más grande dicho estado, y tiene por tanto una vinculación muy directa con ella. Es por eso que cuando el equipo local de béisbol empezó a tener serios problemas económicos para permanecer en pie allá por 1992, todo el mundo en la zona empezó a buscar una tabla de salvación.

Yamauchi no llegó a ver nunca en vivo a su equipo, ni siquiera cuando los Mariners viajaron en 2012 hasta Japón para jugar una serie de partidos

Dicha tabla de salvación resultó ser Nintendo, o más concretamente Yamauchi, que como muestra de favor hacia quienes le acogieron en América e hicieron de Redmond un segundo hogar para su compañía, dio un paso al frente y adquirió una porción mayoritaria del equipo para evitar un traslado a Florida que casi todos daban por hecho a esas alturas de la película. Tras dar la MLB el visto bueno a que por primera vez una escuadra fuera adquirida por un propietario extranjero, los Mariners se quedaron en casa y Yamauchi, que tuvo que sacar más de 100 millones de dólares del bolsillo para efectuar este gesto de apoyo, se convirtió en una especie de inesperado héroe local.

A pesar del notable esfuerzo económico, Yamauchi no llegó a ver nunca en vivo a su equipo, ni siquiera cuando los Mariners viajaron en 2012 hasta Japón para jugar una serie de partidos contra Oakland Athletics en Tokio. Su incidencia en el día a día del equipo fue menor, aunque tuvo buena parte de la culpa de que numerosos jugadores nipones cruzaran el Pacífico para unirse a los de Seattle, incluyendo una de sus grandes estrellas, Ichiro Suzuki. En el año 2004, el ya veterano propietario decidió ceder su porción mayoritaria de control del equipo a la división Norteamericana de Redmond, la cual aún ostenta ese poder por medio de de Howard Lincoln.

La curiosa alianza

Mariners Ds Lite 009

Cabría pensar que de semejante asociación Nintendo podría haber sacado mucho más juego, pero lo cierto es que la relación entre la gran casa japonesa y su equipo deportivo se reduce en muchos casos a lo anecdótico. Por ejemplo, es común encontrar anuncios de nuevos juegos de la compañía en el Safeco Field, estadio que sirve de campo local para los Mariners, e incluso en alguna ocasión se ha visto a Mario compartiendo protagonismo con el alce Mariner Moose, mascota del conjunto de Seattle.

Con una aplicación especial para Nintendo DS, los aficionados de los Mariners pueden vivir una experiencia más completa cuando van al estadio

Posiblemente, el detalle más curioso lo encontramos en una aplicación llamada Nintendo Fan Network, disponible para instalar en Nintendo DS y pensada para ofrecer una experiencia más completa a los aficionados de los Mariners cuando van al estadio a ver jugar a los suyos. Gracias a ella, es posible ver repeticiones de las mejores jugadas, seguir en tiempo real las estadísticas del partido, acceder a datos adicionales sobre los jugadores e incluso pedir comida en mitad del encuentro, quizás una de las mejores ideas que se han creado para aprovechar esta máquina más allá de su función como videoconsola, aunque lamentablemente no ha servido como ejemplo para concebir más herramientas similares.

Incluso se llegó a vender una edición limitada de la portátil con el escudo del equipo para que todos sus fans pudieran lucirla con orgullo en el Safeco Field, aunque para el resto de mortales tiene muy poco atractivo. Más allá de eso, poco más; ni siquiera los títulos de Mario donde se ha animado a jugar al béisbol han hecho mayor uso de esta circunstancia, y dudo mucho que la cosa vaya a cambiar en el futuro. Al menos por el momento, los hinchas de los Mariners pueden seguir agradeciendo a la Gran N su apoyo casi en la sombra durante todos estos años y el inevitable componente friki que esto supone.

En VidaExtra | 9 cifras para entender todo lo que representa Nintendo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio