Compartir
Publicidad

Game Workers Unite inicia una campaña contra Bobby Kotick tras los 800 despidos de Activision Blizzard

Game Workers Unite inicia una campaña contra Bobby Kotick tras los 800 despidos de Activision Blizzard
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado martes, Activision Blizzard inició una severa reestructuración interna que implicará un recorte de plantilla de aproximadamente a 800 trabajadores. Un movimiento muy delicado que, por cierto, coincidió con el anuncio de que en 2018 la compañía había obtenido unos beneficios históricos.

Las previsiones de la Activision Blizzard de cara a 2019 no son optimistas, pero la cantidad de trabajadores afectados es descomunal. Lo suficiente como para que desde Game Workers Unite pidan la cabeza del mismísimo Bobby Kotick bajo el hashtag #FireBobbyKotick.

Game Workers Unite se definen a sí mismos como una organización horizontal de personas dedicadas a defender los derechos de los trabajadores en la industria del videojuego. De hecho, cuentan con sedes en buena parte del globo (incluida España)

En relación al caso de Activision Blizzard, su demanda a través de las redes es simple: que el actual presidente de la compañía sea despedido al igual que los cientos de trabajadores afectados.

Prescindir de 800 trabajadores mientras [Bobby Kotick] y sus amigos importantes ganan millones en bonos no es liderazgo, es robo.

Nosotros, los trabajadores de Activision y sus amigos, hemos tenido suficiente. Únete a nosotros para decir que es hora de despedir a Bobby Kotick #FireBobbyKotick

De hecho, Game Workers Unite sostiene que únicamente con el salario anual de Kotick (estimado en 30 millones de dólares) se podrían haber cubierto las pagas de todos los trabajadores afectados por los despidos, a la vez que recuerda que el reciente renombramiento de Dennis Durkin a CFO le supuso un bono extra de 15 millones de dólares, según Bloomberg.

Si dividimos la obscena paga anual de Kotick (uno de los CEOs con mayores sueldos del mundo) se podrían pagar los salarios completos de los 800 trabajadores despedidos. #FireBobbyKotick

Por su parte, y según Activision Blizzard, la reestructuración va enfocada a replantear las áreas que no están directamente relacionadas con el desarrollo de los juegos (personal de apoyo, publicación, el departamento legal, eSports, etc), mientras que los equipos de las grandes licencias de la casa verán reforzados todos sus recursos.

1

Mientras tanto, el proceso de despidos en Activision Blizzard continúa. De hecho, según Kotaku, al menos 400 empleados de la división francesa no tienen claro si continúan en la compañía y por parte del gigante móvil King se ha confirmado el cierre de las oficinas de Seattle y San Francisco.

Por parte de Blizzard, J. Allen Brack se ha comprometido a ofrecer a sus exempleados el mejor trato posible dentro de las circunstancias a través de un paquete integral de indemnización por despido.

No hay manera de facilitar esta transición para los empleados afectados, pero estamos haciendo todo lo posible para apoyar a nuestros compañeros.

La salida de Bobby Kotick de Activision Blizzand seguramente no mitigue la delicada situación en la que se encuentra la compañía, pero desde luego no tiene nada que ver con aquél Satoru Iwata que, cuando Nintendo se encontraba en tiempos difíciles, decidió reducir su sueldo a la mitad, reduciéndo de paso la retrubución del resto de su junta directiva.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio