Compartir
Publicidad

GRIN sigue desvelando los motivos de su bancarrota y cierre: Square-Enix

GRIN sigue desvelando los motivos de su bancarrota y cierre: Square-Enix
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de años vivíamos un momento muy convulso. Un montón de estudios de desarrollo se encontraban en una crisis galopante y corrían el riesgo de cerrar dejando a un montón de profesionales en la calle. Sí, una situación asquerosa que hubo que afrontar. Algunos consiguieron sacar la cabeza y otros cayeron con todo el equipo. Fue el caso de Grin, uno de los estudios punteros que acabó cerrando, despidiendo a todo el mundo y afrontando deudas por doquier.

Pero, ¿qué demonios fue lo que acabó con el estudio? Hay muchas versiones y claro que una moneda tiene dos caras. Hoy conoceremos una de las dos. La que defienden los fundadores del estudio, Ulf y Bo Andersson. En una reciente entrevista al diario sensacionalista Aftonbladet aseguran que la culpa de que el estudio tuviese que cerrar fue de Square-Enix. Básicamente no cumplió el contrato que tenían y no abonó un sólo euro de los 20 millones de dólares acordados.

El objetivo de las dos compañías, Grin y Square-Enix, era desarrollar un ‘Final Fantasy’ de nuevo cuño. El primero en toda la saga que no tuviese aspecto japonés, que estuviese desarrollado en occidente y que, además, tuviese cierto aspecto nórdico. Esa es una de las razones por las que suponen que fueron elegidos para encargarse del desarrollo.

En la entrevista los fundadores de Grin defienden que se cumplieron escrupulosamente todas las milestones, que el proyecto iba avanzando y que ‘Fortress’ (nombre en clave del juego) marchaba viento en popa. Pero parecía no convencer del todo a los ejecutivos japoneses ya que las excusas empezaron a llegar.

La relación se deterioraba poco a poco y se salpicaba de extrañas demandas y excusas. Square-Enix, según Ulf y Bo Andersson, llegó a pedir que enviaran un fax con el código del juego y la música para poder evaluarlo todo. Una pretensión que de no cumplirse podía jugar en contra del estudio de desarrollo pero que carece de sentido y que además es imposible.

“Es tan tonto como suena. Es un requisito imposible, no puedes enviar código binario o ASCII por un fax. Por dios, es una tontería. Casi fue una actividad criminal.”

Square-Enix por su parte argumentaba que Grin no enviaba las milestones al departamento adecuado, que debían de haber sido enviadas al departamento legal del publisher. Un requerimiento extraño y que de algún modo servía de excusa para seguir sin pagar.

En el fondo, como reconocen los hermanos Andersson, la situación era complicada y estaban seguros de que en Square no tenían muy claro el seguir adelante con el proyecto. Todo era rechazado sistemáticamente y pensando en lo peor decidieron mandar una supuesta imagen de concept art. Esta imagen, que los japoneses pensaron que era del proyecto ‘Fortress’ en realidad era de ‘Final Fantasy XII’. La respuesta de Square-Enix no dejó lugar a dudas:

“Esto no parece un ‘Final Fantasy’.”
“Entonces nos dimos cuenta de que hiciésemos lo que hiciésemos ya habían decidido. Queríamos llegar y revolucionar ‘Final Fantasy’ que es exactamente lo que necesitaban. La última versión apesta, claro.”

Desde luego no deja de ser sólo una cara de la moneda. Falta conocer la otra versión que seguro es bastante diferente. La realidad, como suele pasar, debería estar justo en el medio de las dos versiones. Aunque vete tú a saber, los trapicheos de las grandes empresas deben de ser tan oscuros que quizá los hermanos Andersson tienen razón… Eso sí, los perjudicados fueron los cientos de currantes que se vieron de patitas en la calle.

Vía | Kotaku
Más en VidaExtra | GRIN cierra definitivamente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos